×
×
Red Internacional

El sábado a la noche el PTS organizó una asamblea abierta en su local de esta ciudad, de cara a un nuevo Día Internacional de las y los Trabajadores. Participaron casi 40 personas entre trabajadores, mujeres, jóvenes y vecinos de barrios populares donde el Frente de Izquierda obtuvo cerca de 10 mil votos en las elecciones de 2021. Se debatió alrededor de las condiciones de vida cada vez más duras para las mayorías populares, cómo organizarnos para enfrentarlas y transformar la sociedad de raíz. Se votó una campaña de solidaridad con las familias del barrio Ferrum en lucha por su derecho a la vivienda.

Karlos RühleCorresponsal Pilar @Vikingfarmer2

Martes 3 de mayo | 14:25

La cita era cayendo el sol, que abrió paso a una noche fría: un clima ideal para reunirse adentro a compartir un exquisito y calentito guiso de olla popular. Mientras se iba cocinando la comida, nada mejor que matar el tiempo entre risas, debates e intercambios de ideas.

Concurrieron vecinas y vecinos del barrio Ferrum en lucha por el acceso a la vivienda; trabajadores y trabajadoras de fábricas del Parque Industrial y de la industria automotriz; de los servicios; comercio; precarizados; docentes; estatales; desocupades; changarines; de la construcción; trabajadoras municipales; de la salud; trabajadores de prensa; entre otros sectores. También participaron estudiantes secundarios, terciarios y universitarios, además de obreros de fábricas recuperadas como WorldColor y MadyGraf.

Te puede interesar: Pilar: vecinos del barrio Ferrum cortaron ruta 25 frente a amenaza de desalojo de 70 familias

Maxi Zuasnábar, trabajador de la gráfica WorldColor bajo control obrero y referente local del PTS y el FIT-U, abrió la asamblea explicando el objetivo de la misma: “deliberar entre todos cuáles son los profundos padecimientos sociales que sufren las familias obreras y el pueblo pobre y pensar qué alternativas tenemos para construir una salida independiente a las distintas variantes de los empresarios, representados en la ultraderecha de Milei y Espert, la derecha de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos”.

Luego tomó la palabra Fred, vecino en lucha del barrio Ferrum de Villa Rosa, que pelea por garantizar una vivienda para su familia y contra las amenazas de desalojo de funcionarios del Municipio conducido por el kirchnerista Achával, jueces y grupos inmobiliarios que quieren construir un country para los ricos.

“Trabajo en la construcción, somos todos gente trabajadora. No podemos ni acceder a las viviendas que les construimos a los terratenientes que nos quieren desalojar de nuestras casas” describió con precisión. Luego agregó que “si no les trabajamos por salir a luchar a las calles, se asustan y no pueden seguir haciéndose ricos a costa nuestra”. Su intervención cargada de bronca incluyó el pedido de solidaridad y difusión de los presentes, lo que despertó un aplauso espontáneo y generalizado de la asamblea.

Te puede interesar: Alquiler y alimentos: armas letales en la guerra de la inflación contra el salario

Otro de los planteos que motivó un acalorado debate fue el que hicieron jóvenes docentes precarias, quienes describieron las condiciones paupérrimas del sistema educativo bonaerense. Una de ellas dijo que “viendo el estado de las escuelas el discurso kirchnerista sobre el Estado presente es una pantomima”, a lo que varias personas asintieron, mostrando su acuerdo.

A su vez, Florencia expresó una realidad de las nuevas generaciones de trabajadores de la educación: “antes se consideraba que, si tenías una carrera, podías vivir bien y tener tu casa. Hoy ni siquiera podemos soñar con eso, cuando hasta alquilar es casi un lujo”, algo que también les pasa a las y los jóvenes con trabajos precarios. Luego les dijo a los vecinos en lucha que “como parte de quienes estamos a cargo de la educación de sus hijos e hijas, debemos estar en la lucha con ustedes, ya que los docentes tampoco podemos garantizar una buena educación si no alcanza el sueldo para pagar un alquiler”.

A su turno, Felipe, electricista jubilado, puntualizó sobre la importancia de solidarizarse y unirse para luchar. Incluso a raíz de su intervención se discutió sobre la posibilidad de pelear por una reforma agraria que expropie a los capitalistas que concentran la tierra y la producción de alimentos, que permita resolver los problemas del hambre y el déficit de tierra y vivienda.

También podés leer: Novedad. Energías renovables en Madygraf

Por su parte, Agustín Bustos, obrero de la gráfica MadyGraf gestionada por sus trabajadores, explicó el proceso de reconversión productiva y energética que vienen llevando adelante en la fábrica. Así ejemplificó cómo la clase obrera no solo puede gestionar las fábricas sin necesidad de ser parasitados por patrones, sino que puede conducir un país planificando democráticamente su economía junto a las comunidades y produciendo de una forma más armónica con la naturaleza.

Claro que estos ejemplos de autoorganización requieren de una lucha diaria porque, como expresó Zuasnábar, tanto en los casos de WorldColor y MadyGraf como en cientos de cooperativas más que hay en el país: “lo difícil no es trabajar y producir sin patrones, las máquinas y los procesos ya los conocemos, sino todas las trabas que ellos y el Estado te ponen para que tu ejemplo no se extienda hacia más sectores de trabajadores”. Por eso “la organización democrática desde abajo, discutiendo y votando en asamblea, es una herramienta muy importante” para enfrentar y superar esos obstáculos.

Además, se expresaron varios trabajadores y trabajadoras de gigantes multinacionales estadounidenses como Procter & Gamble, Unilever o Ford; autopartistas y jóvenes con trabajos precarios. Eduardo Castilla, periodista de este medio, opinó que lo más importante para pensar hacia el futuro es “cómo unificar todas estas demandas bajo una lucha en común y organizada contra los capitalistas, su Estado y sus representantes políticos como Milei y Macri, que nos quieren esclavos, o Cristina y Alberto, que solo proponen regular la esclavitud”. Y agregó que “hay otra alternativa, anticapitalista y socialista, que es pelear por transformar esta sociedad de raíz”.

Hacia el final se propuso como resolución de la asamblea realizar una campaña de solidaridad y difusión y una colecta de alimentos para las familias del barrio Ferrum que fue votada por unanimidad. También se resolvió darle continuidad a la asamblea en un próximo encuentro para continuar con las reflexiones y debates sobre qué salida podemos construir y de qué manera, por ejemplo, luchando por la reducción de la jornada laboral a 6 horas 5 días a la semana, medida que generaría rápidamente un millón de puestos de trabajo.

Como planteó en el cierre un trabajador de P&G, queda claro que la solidaridad es la piedra basal de toda organización obrera y popular que se proponga luchar para conquistar derechos y por transformar esta sociedad. “Así fue como se conquistó la jornada de 8 horas, por la solidaridad obrera internacional que despertaron las muertes de los Mártires de Chicago y la posterior profundización de la lucha”.

También podés leer: Masivo acto en Plaza de Mayo del Frente de Izquierda Unidad por el 1° de Mayo




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias