×
×
Red Internacional

Día internacional de los trabajadores. Asamblea del PTS en Merlo: pelear la conciencia de los trabajadores para darlo vuelta todo

Trabajadores, docentes y estudiantes compartieron una asamblea donde debatieron cómo organizarse poniendo las ideas de la izquierda y los trabajadores por delante para enfrentar al sistema capitalista. Hubo un mural colectivo y al final compartieron un locro, siguiendo con el intercambio.

Domingo 1ro de mayo | 00:00
Merlo: Segunda asamblea abierta del PTS en el FIT-U con David Maidana - YouTube

La segunda asamblea comenzó con las palabras de David Maidana que dijo “como realizamos en la asamblea anterior queremos seguir manteniendo estos espacios
de intercambio, de debate para compartir sus experiencias, también lo que pensamos del gobierno, de la oposición de derecha y sobre todo de qué salida es la que necesitamos los trabajadores y trabajadoras”.

A continuación se pasó un video donde Osvaldo Bayer leyó las últimas palabras de George Engel, uno de los mártires de Chicago que pelearon hace cerca de 130 años por la jornada de trabajo de 8hs. Y luego un video de los trabajadores de Amazon de Nueva York que organizaron su sindicato para enfrentar la explotación del segundo hombre más rico del mundo, Jeff Bezzos.

Partiendo de esa pelea, arrancó el debate de ideas polítcas para enfrentar la crisis social actual y que salida darle desde la izquierda. Docentes precarizados de ATR, Fines, estudiantes secundarios, compañeros desocupadxs y jóvenes trabajadorxs de distintos sectores intercambiaron sus experiencias. También participó Robi de Madygraf, una fábrica bajo gestión obrera de zona norte.

“Si nos conformamos con lo menos malo nunca va a haber nada nuevo”

Con esas palabras una jóven estudiante secundaria respondió a los planteos del gobierno que nos llama a la resignación. “Yo no quiero tener 30 años y tener que seguir viendo quien me da un poquito más, yo quiero un futuro y poder hacer lo que me gusta”. “Tenemos que generar esa conciencia entre nuestros amigos, nuestros compañeros” acotó otra.

El mural que pintó la juventud

Y retomando la pelea de los mártires de Chicago que peleaban por “8 horas para trabajar, 8 horas para descansar y 8 horas para disfrutar”, Flor una jóven de la Red de trabajadorxs precarizadxs planteó: “con lo que avanzó la tecnología ¿por qué no podemos pelear por trabajar 6 horas y tener tiempo para hacer lo que nos gusta? Tenemos que dar vuelta todo”.

Romina, docente de Merlo retomó: “desde los 70 a esta parte estamos cada vez peor, gobierno tras gobierno, porque el problema es el sistema y lo tenemos que cambiar de raíz”. Y siguió “los de arriba tienen bien clara cual es su clase, sus interes, su conciencia de clase por eso tratan de que no nos organicemos, nos quieren dividir”. Y retomando el video del principio señaló “lo del sindicato de Amazon nos da esperanza, que en la cuna del capitalismo surja un movimiento jóven que se da cuenta que el capitalismo no nos da nada y se organice para enfrentarlo”.

Y eso generó un acuerdo común de toda la asamblea, expresado en la voz de una compañera “ellos son muy poderosos, tienen todos los medios, pero nosotros somos muchos más, y somos los que movemos al mundo”.

“Me gustó encontrarme con quienes viven lo mismo que yo, reconocerme con mis compañeros y pelear juntos”

La empatía fue el principal sentimiento que recorrió la asamblea. Cuando la auxiliar contaba que no tenía donde dejar sus hijos para trabajar, cuando un estudiante contaba como se organizaban para no estar amontonados en un aula derruida, cuando un obrero contó que no tenía tiempo para compartir con sus hijos. En cada relato todos se reconocieron y hermanaron, y se prometieron pelear juntos. Por ellos y por los que vendrán.

Pero no sólo intercambiaron sobre lo que viven día a día sino sobre como salir, peleando en unidad porque gobiernen los trabajadores. Una de las compañeras señaló “se aprovechan de nuestras necesidades y dicen que los empresarios generan trabajo”, y continuó “así quisieron meter la megaminería en Chubut, pero la gente salió a la calle y le tumbaron sus planes de contaminar todo”.

Pero para que la pelea de los trabajadores triunfe, hay que preparse, organizarse. Robi de Madygraf señalaba: “Estamos tratando de discutir una perspectiva por fuera de este sistema capitalista. Es un momento para pelear la conciencia porque la burguesía, Milei, Macri el peronismo, todos los días pelean la conciencia de la gente”.

Y contó como lo hicieron en su fábrica antes de ponerla bajo control obrero: “tuvimos que dar muchas peleas contra los sentidos comunes que impone el sistema, contra el racismo que expresaban nuestros propios compañeros. Muchos nos cuestionaron cuando fuimos a acompañar a los desocupados a los que tomaron tierras en el Indoamericano. Pero luego cuando nosotros salimos a pelear y recibimos el apoyo de los desocupados, entendieron la pelea que dimos en su momento.”

Madygraf expresa en pequeño que los trabajadores pueden dar una salida. Y que se puede cambiar la conciencia de muchos trabajadores. De hecho esa fue una de las primeras resoluciones de la asamblea: salir a disputar la conciencia en cada lugar de trabajo, de estudio.

“No nos resignemos, confiemos en nuestras propias fuerzas”

Otro de los debates se abrió cuando un jóven precarizado planteó que las ideas que se estaban debatiendo eran muy buenas, que el ejemplo de Madygraf lo conmovió, pero que muchas veces le parece muy dificil y que cuando lo plantea en otros espacios lo tildan de utópico, mientras los grandes medios imponen otra agenda..

Y se reabrió el intercambio. Una docente contó que su madre le dice que no le dedique tiempo a la política y s elo dedique todo a su hijo, y reflexionó “pero yo veo a mi hijo y pienso: no puedo dejarle este mundo así que vengo y dedico mi tiempo a organizarme para cambiar este sistema”. Otra docente acotó “cuando trabajaba limpiando casas para poder estudiar pensaba en como salvarme, pero con el PTS me di cuenta que nadie se salva solo y que tenemos que pelear juntos”.

Y otra de las compañeras señaló en el mismo sentido: “yo no peleo sólo por mi. Para mi ser parte de este partido es dedicarle el tiempo que una tiene para darle una mejor vida a las futuras generaciones”.

Natalia, docente señaló “este es el momento para prepararnos para todas las peleas que se vienen. Miles de trabajadores están haciendo una experiencia política con el peronismo en el gobierno y se notó en las ultimas elecciones donde muchos votaron a la izquierda. Mientras los de arriba hacen tractorazos para defender sus intereses, hablan descaradamente de reforma laboral, nosotros tenemos que imponer nuestra agenda, la agenda de los trabajadores”

Y prosiguió: “ellos no quieren que se manifieste nuestra fuerza, de los que somos la mayoría y somos los esenciales, nos quieren divididos. Necesitamos una fuerza política que esté a la altura de los desafíos que tenemos. Para que cuando pase como pasó en Chile que salieron a las calles dicendo “‘no son 30 pesos, son 30 años’, podamos derrotar a este sitema y que gobiernen los trabajdoresr”

Y Robi de Madygraf completó: “hoy no vemos grandes luchas generalizadas, pero sí se está gestando un gran cambio en la cabeza de los trabajadores que se dan cuenta que están cada vez peor y no quieren soportarlo más”.

Resoluciones de la asamblea

Finalizando la asamblea se votaron algunas resoluciones para continuar. Impulsar jornadas culturales y sociales en el nuevo centro cultural, social y político del PTS en Merlo. Participar del acto del Frente de Izquierda Unidad en Plaza de Mayo por el día del trabajador. Impulsar el petitorio por la escuela 76 buscando unir todos los reclamos que hay debido a la situación crítica en que se encuentra la educación pública. Realizar charlas y talleres de formación ideológica. Y volver a realizar una nueva asamblea para el mes próximo.

Cuando finalizó la asamblea el locro ya estaba listo para compartir, y la charla continuó en los diferentes grupos que se fueron armando. Un momento muy ameno donde se afianzaron los lazos entre compañeros.

Hace 130 años George Engel Planteo: “Yo no combato individualmente a los capitalistas; combato el sistema que les da el privilegio. Mi más ardiente deseo es que los trabajadores sepan quiénes son sus enemigos y quiénes son sus amigos.” Y en este segunda asamblea en Merlo estuvo presente. Tanto en la necesidad de esa lucha colectiva contra el sistema que nos oprime y explota, como en reconocerse con sus compañeros e identificar al enemigo a vencer.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias