×
×
Red Internacional

El pasado 29 de Julio a la tarde se realizó una asamblea convocada por la directiva del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma para votar un descuento por gastos originados en la paritaria a los compañeros no afiliados(12% en cuotas de 1,5% mensual). En vez de descontarle por gastos de representación a trabajadores, la directiva podría amortizar esto, cobrando los rentados igual que un obrero y con el excedente de su sueldo cubrir este gasto. Urge que la directiva llame a asamblea para reabrir la paritaria, porque los $90.000 firmados ya están por debajo de la Canasta Básica Total, que está en $105.000, y la empresa se niega a mejorar las condiciones laborales.

Sábado 30 de julio | 22:50

La comisión directiva del SOEAIL-Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma- convocó el pasado 29 de Julio a las 17:00hs. a una asamblea que tenía como único fin que los trabajadores afiliados voten que se les descuente una cuota extraordinaria por gastos de representación en paritarias a los compañeros azúcareros no afiliados. La asamblea se realizó con la asistencia de alrededor de 25 trabajadorxs azúcareros y votó descontarle un 12% a los no afiliados en cuotas mensuales de 1,5% por gastos originados en las últimas negociaciones paritarias del sector. Los gastos de representación tendrían qué cubrirlos los miembros de la comisión directiva del SOEAIL cobrando igual qué un trabajador, no lo qué actualmente cobran qué es 3 veces más de lo que cobra un obrero azúcarero de categoría 1, y qué el excedente de sus actuales ingresos vaya a una caja común qué sirva para costear los gastos de representación en las últimas paritarias de los azúcareros de Ledesma, y a los obreros no afiliados con esta práctica contraria a los privilegios de la burocracia sindical convocarlos a afiliarse masivamente al sindicato.

La comisión directiva del SOEAIL, que integra la CTA Autónoma, no tuvo en cuenta en su llamado a asamblea, ni el contenido del temario que se trató en la asamblea, que hubo varias corridas cambiarias que llevaron a una mayor devaluación del peso respecto al dólar y que esto trajo consigo un nuevo salto inflacionario que licúa a un más los ingresos de los trabajadores. Ya que el salario para la categoría 1 de los obreros azúcareros que negociaron y firmaron dirigentes sindicales del SOEAIL y delegados paritarios con representantes de la empresa Ledesma que se fije en $80.000 de mayo a fines de septiembre y $90.000 de octubre en adelante, al día de hoy se encuentra $25.000 por debajo del costo de la Canasta Básica Total del INDEC.

Es decir una parte considerable de los obreros azúcareros del Ingenio Ledesma continúan por debajo de la linea de la pobreza, cuando la empresa de la familia Blaquier sigue ganando millones con sus ventas al exterior en dólares, remarcando los precios de los productos de consumo popular que vende al mercado interno, y beneficiandose de las medidas económicas e impositivas que los gobiernos de la nación y la provincia toman en su favor.

Por lo que lo urgente es reabrir las paritarias azucareras para que los salarios de los trabajadores de fabrica y campo no sigan perdiendo poder adquisitivo frente a la inflación generada por la devaluación del peso que favorece solo a los grandes empresarios exportadores de granos y soja, que especulan y guardan su cosecha para exportarla cuando el precio del dólar oficial que está en $130 trepe al precio del dólar paralelo desde hace una semana por encima de $300, y a los 20 capitalistas que fijan a precio dólar el precio del 70% de los alimentos de primera necesidad que se venden en las gondolas de los supermercados, porque dicen que sino remarcan los precios en el mercado interno pierden y prefieren vender al exterior, ya que no les importa llevar a las mayorías populares al extremo de la carestia de vida o a padecer el desabastecimiento.

Hoy se demuestra que lo que votaron las bases obreras azúcareras de Ledesma en aquellas asambleas que primero exigían un 85% de aumento salarial y luego un 65%, era la decisión correcta a tomar, y que la directiva haciendo campaña finca por finca para que se firme un aumento salarial del 50% termino induciendo a los trabajadores a acepten una nueva paritaria a la baja a cambio de una siguiente buena negociación que garantice más tiempo de trabajo, que nunca llego. También, queda nuevamente claro que negociar el salario por separado de las condiciones laborales lleva a qué los representantes de la patronal luego en reuniones con delegados de sección y dirigentes sindicales se nieguen a dar la más mínimas mejoras en las condiciones laborales, pese a que estás estén contempladas en el convenio azúcarero, ley de contrato de trabajo y actas acuerdo anteriores que dan cuenta de derechos adquiridos.

Pero hay tiempo para revertir está política sindical que solo favoreció a la empresa Ledesma, por eso hay que exigir desde las bases obreras azúcareras una asamblea que traté y voté reabrir las paritarias, para que se fije un salario para la categoría 1 igual al costo de vida de una familia tipo de 4 integrantes que hoy está en $105.000, mejoras en las condiciones de trabajo, como los 11 meses de trabajo para temporarios de campo y fabrica, categorizaciónes y efectividades, y se termine con la eventualidad, que significa el avance contra el convenio colectivo de trabajo de los azúcareros en dónde no existe ese tipo de contratación considerada "contratos basura", que lo único que hace es precarizar más a la juventud trabajadora en provecho de la reducción de "costos laborales" que busca la empresa.

Desde abajo hay que exigir que está comisión directiva rompa la tregua con la empresa, que tiene desde que empezó sus funciones, pida la reapertura de las paritarias, ya que la cláusula de revisión del mes de noviembre queda muy lejos, cuando urge un reajuste salarial acordé a la inflación.

Si la patronal millonaria de Ledesma SAAI no quiere otorgar una actualización de sueldos acorde al costo de la canasta básica total actual, la comisión directiva del SOEAIL tiene que llamar a un plan de lucha escalonado que parta de realizar una olla popular en la principal avenida de Libertador o a la vera de la ruta nacional 34, para que se visibilice el reclamo y permita que la familia azucarera sea parte activa de la medida de lucha y que otros sindicatos y sectores populares de la localidad se acerquen a solidarizarse, y continúe con una movilización obrera y popular que convoque a la familia azúcarera y al pueblo trabajador de las localidades del departamento Ledesma(Libertador, Calilegua, Fraile Pintado y Caimancito) y Santa Barbara (Vinalito, El Talar y El Piquete) a desenvolver esa enorme fuerza social contra la condición social de pobreza que quiere imponernos Ledesma SAAI a los obreros, la familia azucarera y en última instancia a toda la comunidad de las localidades de la región, ya que gran parte del dinero circulante en comercios, ferias y servicios lo aporta el consumo que realiza a diario la familia azucarera.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias