×
×
Red Internacional

Medicina, Económicas, FFyB UBA.Asamblea Houssay: Razones sobran para organizarnos

Los estudiantes de la Facultad de Cs Médicas, Farmacia y Bioquímica y de Cs Económicas de la UBA, junto a docentes, jóvenes precarizados y trabajadores, nos queremos organizar en defensa de nuestra educación, por IFE de 40 mil pesos, becas y conectividad para que nadie abandone. ¡En esta nota te queremos contar por qué sobran las razones para sumarte a la asamblea Houssay!

Julio PérezEstudiante de Economía- UBA

Agustina MoraEstudiante de Medicina UBA - Agrupación En Clave Roja

Martes 1ro de junio | 17:30

Queremos que la Asamblea Houssay sea un espacio democrático para que nos organicemos los estudiantes de las facultades de la zona, así como también con los docentes, trabajadores precarizados, ocupados y desocupados, invitando a nuestros compañeros a debatir nuestras problemáticas, de manera virtual, continuando con la organización que conquistamos en Económicas y que venimos reclamando desde Medicina, por nuestras condiciones de cursada.

La segunda ola sigue en curso, con 7.206 personas internadas en las camas UTI, siendo el número más alto desde que empezó la pandemia. Mientras las vacunas siguen siendo un negocio de los laboratorios, las muertes de los esenciales siguen aumentando, con 16 muertes por día a causa del covid, según lo declarado por la ART. Muertes que podrían haber sido evitadas si se hubiesen tocado los intereses de las farmacéuticas y laboratorios privados y liberado las patentes para que la vacunación sea para todos. Es así que el gobierno y la derecha aprobaron un presupuesto 2021 más a la medida del FMI, que de enfrentar una crisis sanitaria.

Los estudiantes de Cs Médicas venimos denunciando la importancia de aumentar el número de camas, respiradores e insumos necesarios para enfrentar el virus, con un aumento de presupuesto acorde a las necesidades, que vaya acompañado de capacitación para que los estudiantes de los últimos años de la facultad puedan ingresar al sistema de salud y aliviar así el peso sobre los trabajadores. Poder pelear por aumento salarial y planta permanente de quienes están en primera línea se vuelve imperioso en la situación crítica de la salud.

En medio de la segunda ola de Covid-19, donde la situación económica, social y sanitaria empeora día tras día, la juventud viene sufriendo golpes a su bolsillo y condiciones de vida. En grandes sectores como en el Conurbano bonaerense, la deserción alcanza un 70%. Somos miles los estudiantes expulsados de las universidades por falta de conectividad o computadoras, siendo muchas veces, un límite para poder seguir estudiando. Todos tenemos un amigue que hace malabares con el laburo, si tiene, o tuvo que dejar de estudiar. Es que la situación en la juventud es alarmante, con un 50% de pobreza, 70 % de precarización laboral y 30% de desocupación.

La falta de un ingreso de emergencia dificulta aún más los problemas para cursar. Con un recorte por parte del gobierno en programas sociales del 42%, se hace cada vez más difícil mantener la cursada. El gobierno de Alberto en campaña dijo que venía a terminar con el ajuste de Macri y le sacó a 9 millones de laburantes y desocupados el IFE. Sin embargo, hubo quienes no perdieron, por ejemplo los bancos ganaron en los últimos 12 meses, por intereses que les paga el Banco Central, el equivalente a 2 meses de un IFE de $40 mil, para 9 millones de personas.

También hubieron quienes se enfrentaron a este despropósito, fueron los y las trabajadoras de la salud neuquina. Ante el abandono del gobernador Gutiérrez del MPN y la traición de la dirección de ATE, se plantaron y como Elefantes, dejaron huellas marcando el camino, organizándose en asambleas e interhospitalarias, en conjunto con la comunidad, laburantes de otros sectores, desocupados, pueblos originarios y estudiantes. En unidad, sostuvieron una lucha de más de 60 días, con 22 días de cortes en la ruta del petróleo de Vaca Muerta, tocando donde más le duele a los empresarios y sus gobiernos. Con esta dura pelea consiguieron un 53% de aumento para todos los estatales de la provincia. Son un gran ejemplo de lucha a seguir, y por eso mismo ahora enfrentan la persecución, con sumarios, causas judiciales y despidos, toda nuestra solidaridad con ellxs.

Esta situación de desigualdad se presenta en todo Latinoamérica, donde estamos viviendo las enormes rebeliones que despiertan, como en Chile y Colombia, a nuevas generaciones que salen a luchar no solo contra los paquetes actuales de ajuste sino contra décadas de opresión y miseria. Nuestra mayor solidaridad y repudio a las brutales represiones de los gobiernos.

Te puede interesar: Primeros pasos de organización estudiantil en la crisis sanitaria, económica y social

¡Que ningún pibe se quede afuera de la universidad!

Entre los estudiantes se hizo escuchar la bronca por el cupo para las becas PROGRESAR, siendo muchos los estudiantes que quedaron por fuera por no cumplir los requisitos. “Tu solicitud no pudo ser aprobada ya que…” o sos estudiante extranjero o no tenes más de la mitad de las materias aprobadas. Mientras, el gobierno de Alberto Fernández por cada peso destinado para la beca progresar gastó más de 60 para el pago de la deuda.

Cada vez más la educación universitaria se hace más difícil para la mayoría de los jóvenes. Las mujeres están aún más precarizadas, con menores salarios y haciéndose cargo de las tareas de la casa que en la pandemia se multiplicaron.

Tanto en la UBA como otras universidades, llevaron adelante la virtualidad sin contemplar la necesidad de internet o dispositivos para todos. Es urgente que se brinden las herramientas necesarias para que ningún pibe más se quede afuera de la universidad, como proponen los trabajadores de las empresas de telecomunicaciones. Tan solo en el primer semestre del 2020 Fibertel ganó 26,8 millones de dólares, es una necesidad garantizar el acceso para miles de estudiantes y trabajadores y no priorizar la ganancia de las empresas.

El descontento de los estudiantes y precarios se hizo presente en las calles hace un par de semanas, con un corte en el obelisco en defensa de la educación pública, por la Beca PROGRESAR y por trabajo con derechos. Ese es el camino que hay que seguir para enfrentar el futuro al que nos quieren condenar.

Te puede interesar: Gran repercusión: estudiantes y precaries cortan el obelisco por la educación pública

¿Y los centros de estudiantes y federaciones?

Los centros de estudiantes, como el CECIM en la Facultad de Ciencias Médicas, o el CECE, en la Facultad de Ciencias Económicas, dirigidos por Nuevo Espacio, y la FUBA siguen desaparecidos, dando la espalda a los reclamos de los estudiantes. En lo que va de la pandemia se limitaron a armar grupos de WhatsApp como si eso fuera una solución a nuestros problemas. Mientras aumenta la deserción y la precarización en la juventud, quienes conducen los centros no se pusieron al frente de pelear por las demandas de las mayorías dentro de la facultad. Los centros de estudiantes deberían ser un espacio de organización y coordinación, donde se pueda pelear por internet y dispositivos gratuitos para cursar, becas integrales para quienes las requieran, cupos y trabajo con derechos para que nadie se quede por fuera de la cursada. Es necesario discutir cómo queremos que sea nuestra educación, en conjunto con los docentes y no docentes que también vienen reclamando por condiciones de trabajo dignas.

Es indispensable organizarse en espacios desde abajo, donde podamos discutir y votar de forma democrática. Hace semanas que los estudiantes de Económicas impulsaron una asamblea donde discutieron las condiciones de las cursadas y contra los parciales presenciales, la falta de becas, de un IFE y el contexto de la crisis sanitaria, donde también votaron impulsar una asamblea en conjunto con Facultad de Ciencias Médicas para ser muchos los estudiantes los que luchemos por nuestros derechos! Como también los estudiantes de Cs Médicas se concentraron en la puerta de la facultad para reclamar por las condiciones de cursada, exigiendo vacunas para quienes son voluntarios del Plan Detectar y contra los límites para avanzar en la carrera.

Las razones sobran para organizarnos, por eso los estudiantes de Cs Médicas, Farmacia y Bioquímica y Cs Económicas queremos impulsar una asamblea de Houssay, donde podamos discutir las problemáticas de la juventud. Queremos unirnos también con los trabajadores que vienen recibiendo ataques por parte de los empresarios, como Garbarino o el Subte y a la juventud precarizada que trabaja en la zona, en las aplicaciones como Rappi o Pedidos Ya. La unidad con nuestros docentes que enfrentan la persecución ideológica de las autoridades y el ajuste a sus salarios. Por eso le exigimos a los radicales de Nuevo Espacio que conducen nuestros centros de estudiantes, el CECIM y el CECE que convoquen a esta asamblea, para tener un espacio de participación, debate y decisión democrática.

Así como también a todas las agrupaciones que se dicen opositoras a la conducción como SOS/ La Mella, El Germen, Variable independiente, el Torrente, Proyecto Económicas, Reacción en cadena.

Está propuesta de asamblea que estamos construyendo desde abajo junto a más estudiantes de la facultad la queremos poner en pie con las fuerzas que compartimos el Frente de Izquierda Unidad y otras agrupaciones independientes del gobierno, como El Base y el Nuevo Más, que quieran enfrentar el avance del ajuste.

¡No hay tiempo que perder, nadie lo va a hacer por nosotros!
Sumate a esta asamblea Houssay

Escribinos para participar

Agus- estudiante de Cs Médicas: 1150078256
Maga- estudiante de Cs Económicas: 1167099275




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias