Internacional

DEBATE PRESIDENCIAL

#ArgentinaDebate: Del Caño reivindicó la rebelión en Chile y defendió a los trabajadores y el medioambiente

El candidato del Frente de Izquierda Unidad, Nicolás del Caño, denunció la violencia policial y la precarización laboral. Además, planteó la legalización de la marihuana. El presidente Mauricio Macri y el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, se cruzaron chicanas.

Lunes 21 de octubre | 13:11

Este domingo por la noche Argentina tuvo el segundo debate presidencial que, en su punto más alto, alcanzó un ráting televisivo de 30.2 puntos. En términos de población se estima un aproximado de más de 3 millones de personas. La TV fue solo una de los medios con que la población pudo seguir el cruce entre los 6 candidatos que competirán el próximo domingo. Se descuenta que el alcance fue mayor.

La Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) fue el lugar de la cita a la que asistieron el presidente Mauricio Macri, el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, el del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, el de Consenso Federal, Roberto Lavagna, el derechista Juan José Gómez Centurión y el liberal José Luis Espert. A partir de las 21 h los candidatos salieron al escenario y durante poco más de dos horas abordaron diversos temas que incluyeron la llamada Seguridad, Vivienda, Ambiente, Infraestructura y otros tópicos.

De entrada se hizo evidente la apuesta de Mauricio Macri y Alberto Fernández. Ambos candidatos buscaron la polarización en el debate. Con ese objetivo evitaron responder muchos de los cuestionamientos que recibieron y redundaron en la chicana y algún que otro golpe bajo.

El candidato del Frente de Todos repitió el minué bailado en el primer debate. Aunque tuvo que responder alguna críticas desde otros competidores, su blanco fue Mauricio Macri. Las constantes alusiones al presidente contrastaron con la falta de propuestas claras. Apenas una alusión genérica a políticas hacia las Pymes (pequeñas y medianas empresas) y la creación de un Consejo Nacional de Seguridad.

Macri, por su parte, apeló a identificar a Fernández con el kirchnerismo puro. Así, en varias ocasiones volvió sobre las denuncias de corrupción que afectan a funcionarios de la anterior gestión. Como lo viene haciendo en algunos spots de campaña, el presidente volvió a reconocer la crisis social y la pobreza resultantes de su gestión. Eso no le impidió volver a prometer que “lo mejor está por venir” ni apelar a un listado de obras realizadas en su mandato como argumento para valorar su gestión.

Roberto Lavagna volvió a aparecer completamente deslucido, confuso y sin poder presentar una mirada clara. Juan José Gómez Centurión y José Luis Espert repitieron su discurso reaccionario y aparecieron criticando por derecha a macrismo y kirchnerismo. En el punto de Seguridad compitieron con Macri a ver quien endulzaba mejor los oídos de los sectores reaccionarios.

Nicolás del Caño, el candidato presidencial del Frente de Izquierda Unidad volvió a tener un papel destacado en el debate. Se cuenta, sin lugar a dudas, entre los ganadores. Ya entrada la madrugada de este lunes, su apellido seguía al tope de las tendencias en Twitter, donde su nombre y sus intervenciones fueron de lo más comentado. Lo mismo ocurrió en otras redes sociales, como Instagram.

Te puede interesar: Del Caño hizo explotar Twitter: medioambiente, cupo laboral trans y Micky Vainilla

Un debate sin debate

Ya en el inicio de la noche, Nicolás del Caño se destacó sobre sus contrincante. Señaló explícitamente los límites del encuentro: “Quiero hacerme eco de las críticas al formato de este debate. Las comparto. Yo mismo propuse y mi equipo que acá hubiese un debate real, con preguntas y repreguntas entre todos los candidatos".

El dirigente de izquierda justificó la importancia de un debate real en el marco de la situación latinoamericana. “La crisis es muy grave, se da en el marco de una América Latina que se levanta como vimos en Ecuador y como hoy lo vemos en el hermano pueblo de Chile”, indicó.

En ese momento de la noche, según indicó Juan Manuel Lucero, Coordinador Google News Lab, Del Caño hizo saltar las búsquedas de Google hablando de la rebelión en el país vecino.

En el punto Seguridad, la voz de Del Caño fue la única oposición consecuente a la agenda de derechismo que quisieron imponer Macri, Gómez Centurión y Espert. Denunciando la connivencia entre las fuerzas represivas y el gran delito, el dirigente de izquierda criticó también a quienes proponer bajar de la edad de imputabilidad, criminalizando a la juventud. “Nos oponemos a bajar la edad de imputabilidad como quieren Bullrich y Massa”, señaló.

Al abordar el tema Producción e Infraestructura, Del Caño lanzó otra de las frases más destacadas de la noche: “Cada vez que lo escucho, confirmo que Macri jamás va a poder entender lo que sufre una familia trabajadora cuando se queda sin empleo”.

En este punto, como en otros momentos de la noche, el candidato del Frente de Izquierda Unidad se dirigió especialmente a la juventud, que sufre los mayores niveles de precarización laboral. Pero, además, denunció el intento de avanzar en una reforma laboral que plantean los empresarios tanto con Macri como en las reuniones que sostienen con Alberto Fernández.

Te puede interesar: Legalización de la marihuana, medioambiente, precarización: solo Del Caño le habló a la juventud

El tema Federalismo, Calidad Institucional y rol del Estado trajo acusaciones cruzadas sobre corrupción y propuestas derechistas. En este punto, Nicolás del Caño cruzó a macrismo y kirchnerismo: "Hemos visto como se tiran acusaciones de los dos lados. Dicen medias verdades, porque ni siquiera funcionarios del Gobierno anterior niegan que haya habido corrupción". En ese marco, enumeró las normas que Macri llevó a cabo contra la voluntad de las mayorías populares -como la reforma previsional- o sin pasar por el Congreso, como fue el pago de la deuda pública.

Al referirse a la temática de Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda, Del Caño afirmó "en este tema me quiero referir a un pacto sobre el que no hay ningún tipo de grieta. Es un pacto de saqueo y de contaminación de nuestros recursos y de nuestros bienes naturales. Esto lo vemos por ejemplo, en la minería dónde las empresas se llevan ganancias millonarias y nos dejan la contaminación de nuestros ríos. Esto lo vemos en San Juan, donde la Barrick Gold derramó litros y litros de agua cianurada en el río Jáchal".

De esta forma desnudó la complicidad que existe entre las distintas fuerzas políticas patronales y las prácticas productivas que destruyen el medioambiente. “Nuestras vidas y nuestro planeta valen muchísimo más que sus ganancias”, remató el candidato de la izquierda.

Un llamado a fortalecer a la izquierda

"Macri se va en poco tiempo pero se quedan la crisis, el FMI y los gobernadores del Frente de Todos que fueron cómplices del gobierno de Macri".

Nicolás Del Caño cerró su destacada participación en el debate presidencial señalando la responsabilidad conjunta de macrismo y peronismo en el ajuste que hundió a millones en la pobreza. El dirigente de izquierda recordó además que "en el debate pasado traje el ejemplo de Ecuador. Ahora vemos la rebelión en Chile. Porque tiene mucho que ver con lo que pasa en Argentina. Demuestra que cuando los gobiernos intentan aplicar estos brutales planes de ajuste, los pueblos salen a las calles y le dicen basta".

En el cierre Del Caño recordó que la izquierda es la única fuerza que está "en cada lucha, con los trabajadores, los jubilados, las mujeres que salen a las calles, con la juventud que no se resigna. Por eso es muy importante que nos acompañes el próximo domingo para que la izquierda se haga más fuerte y tenga más diputados en el Congreso".







Comentarios

DEJAR COMENTARIO