×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Es el resultado del balance presentado por la empresa para el tercer trimestre de este año. La compañía reportó ventas por $ 120.889 millones. En 2019 había iniciado un fuerte proceso de ajuste que incluyó el cierre de una planta.

Martes 1ro de diciembre de 2020 | 00:38

La multinacional de Luis Pagani, Arcor, publicó su balance para el periodo julio-septiembre y registró ganancias por 4.401 millones de pesos. Una demostración que choca con la negativa de la empresa a recomponer los salarios de los trabajadores que protagonizaron importantes paros hace unas semanas. Mientras la compañía acumuló ventas por $120.889 millones, el salario inicial de un operario no pasaba de $43.200.

"La performance obtenida al 30 de septiembre 2020 significa una mejora respecto de igual período del ejercicio anterior, gracias a diferentes acciones iniciadas en 2019 que implicaron reorganizaciones operacionales. Este resultado también se ha visto favorecido por la aplicación de fuertes políticas de contención de gastos, un estricto control de los niveles de stock, un adecuado manejo del capital de trabajo y un menor nivel de deuda, con la consecuente reducción de cargos financieros" afirma la empresa en un comunicado. En concreto esto implicó el cierre de su planta en la ciudad de San Martín, en Mendoza, y la mudanza de su producción a Villa Mercedes, San Luis.

Te puede interesar: Paro en la planta de Arcor Colonia Caroya en reclamo por salario

En la actualidad, Arcor posee 47 plantas en el mundo con más de 20 mil empleados, a través de las cuales abastece a 120 países. Aún con los balances con pérdidas, Arcor fue una de las empresas que más capital fugó al exterior. Está en el "top 100" de los fugadores que develó el periodista Horacio Verbitsky en el portal El Cohete a la Luna: en esos cuatro años se llevó al exterior U$S 255 millones.

El empresario ejemplo de Alfredo Zaiat y Cristina Kirchner hizo ganancias millonarias durante la cuarentena, mientras el índice de pobreza llegó a superar el 40 % de la población según el Indec.Un verdadero impuesto a las grandes fortunas que afecte las ganancias de los monopolios como Arcor, permitiría impulsar un plan de viviendas que de una respuesta real a la crisis habitacional.

También podes leer: Arcor: ¿un ejemplo del empresariado comprometido con el desarrollo?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias