Política

SANTIAGO MALDONADO

Apologista del crimen: Bullrich publicó un libro contra la familia Maldonado

Este jueves se difundió un libro de la exministra en el que ataca a la familia de Santiago, a organismos de derechos humanos y referentes de derechos humanos. Entre ellos a Myriam Bregman y al Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CEPRODH) por haber iniciado una denuncia penal por espionaje ilegal.

Gloria Pagés

Hermana de desaparecidos | CeProDH | @Gloria_Pages

Jueves 26 de diciembre de 2019 | 23:20

Foto I EFE

Patricia Bullrich no para. No contenta con haber dirigido un ministerio desde el que dedicó sus energías a darle más poderes a las fuerzas de seguridad, publica un autodenominado libro en el que se explaya en sus proyectos represivos, pero fundamentalmente, dedica un capítulo al “caso Maldonado” en el que da una increíble y mentirosa versión de los hechos que terminaron en la muerte de Santiago.

Sin embargo, lo más grave es el ataque a la familia de Santiago y a los organismos de derechos humanos que tomaron en sus manos la búsqueda de justicia y de castigo a los responsables.

“Caso Maldonado: La construcción de una mentira” se titula el capítulo al que hacemos referencia.

En uno de los primeros pasajes, en el que hace alarde de “la verdad”, dice Bullrich: “En el caso de Santiago Maldonado, el joven artesano que se ahogó en el río Chubut de la provincia homónima en el año 2017, la construcción de la mentira estuvo a punto de imponerse en la opinión pública. Una campaña orquestada desde sectores políticos, periodistas militantes y organizaciones sociales (incluyendo a las de derechos humanos) con ramificaciones internacionales, apoyada en una estrategia jurídica y una fuerte presencia en las redes sociales, persiguió el objetivo de desacreditar a un gobierno y a las fuerzas de seguridad del Estado argentino”.

Este tono, no podría ser otro, y estas acusaciones, recorren el capítulo entero. Quien defendió, encubrió a los gendarmes que fueron parte del operativo criminal, que demonizó a la comunidad mapuche que defendía su territorio y llegó al ridículo de inventar células “terroristas internacionales” como la RAM, al que dedica un capítulo especial, nada dice del brutal operativo represivo, que llevó a la desesperada huida de Santiago y sus compañeros, de los dispararon con armas 9mm, de la actuación del gendarme Echazú que aparece riéndose de lo actuado, del ocultamiento deliberado de pistas y pruebas.

La publicación no tiene desperdicio: arremete contra docentes que hablan en las escuelas de la desaparición y muerte de Santiago y contra la Gendarmería asesina, y hasta se pronuncia contra las enormes movilizaciones y la campaña en redes sociales: “el hashtag #DondeEstáSantiagoMaldonado (…) se transformó en un eslogan por cierto triste y estigmatizante que caló hondo”.

¿Qué tiene para decir la exministra de Seguridad sobre los mensajes que constan en el expediente que tenía el juez Lleral entre el jefe de Gendarmería de El Bolsón y Pablo Nocetti?

Leé también: Caso Maldonado: ¿qué dicen los mensajes entre el comandante Méndez y Pablo Noceti?

“Culto a la mentira”, “campaña orquestada”, “pistas falsas” se repiten a lo largo de todo el capítulo y si no fuera trágico, podríamos decir como el filósofo Horacio, “si le cambias el nombre, esta fábula habla de ti”, Patricia.

Acusación contra Myriam Bregman y el CEPRODH por su denuncia de espionaje

Además de un relato armado para justificar la represión y la desaparición forzada y muerte de Santiago, de agraviar a todos los que tomaron la lucha por justicia por Santiago en sus manos, los ataques de Bullrich se coronan con la acusación a Myriam Bregman y el CEPRODH por haber iniciado una causa por espionaje ilegal.

"La izquierda y las más reconocidas ONGs terminaron formando parte de la “movida”. Myriam Bregman, abogada del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) y referente del Frente de Izquierda, presentó una ampliación de denuncia ‘en el marco de la causa en la que se investiga el espionaje ilegal de la Gendarmería Nacional’; a esa denuncia estaba adherida la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH)."

Bregman le salió al cruce y señaló que “nuestra denuncia penal la iniciamos en base a información de la causa que investiga la desaparición y de los peritajes celulares de Gendarmería. De allí surge que intercambiaban información sobre movimientos de la familia Maldonado, de organismos que los acompañamos y de la comunidad mapuche. El funcionario político judicial Gonzalo Cané queda muy involucrado en el armado del espionaje”.

Las mentiras de Bullrich se contrastan con la verdad de la realidad, con datos objetivos, con hechos, datos, pruebas. “Consta que Cané pedía que los peritajes de los celulares se limitaran a determinadas fechas para que no salga todo a la luz. Sergio Maldonado declaró y relató varias situaciones sobre seguimientos, escuchas y abiertas provocaciones que sufrió”, publicó Myriam Bregman en Twitter.

Te puede interesar: ¿Quiénes espiaron a la familia Maldonado?

La abogada referente del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos y diputada por el Frente de Izquieda, indicó también que “Demostramos que los ‘centros de reunión de información’ que denunciamos con el Proyecto X de Gendarmería continúan funcionando. Y demostramos las relaciones con Carabineros de Chile; exigimos que se incorpore la causa donde se condenó a un miembro de inteligencia de Carabineros”.

Para seguir leyendo Caso Maldonado: así armaban la “cronología” mientras espiaban a la familia

Quien también se manifestó contra los dichos de Bullrich, fue Matías Aufieri, también abogado del CEPRODH que junto a Bregman denunció el espionaje. Dijo a La Izquierda Diario: "En la causa aportamos testimonios de miembros de nuestro organismo que fueron seguidos y fotografiados en Esquel y el testimonio de Sergio, el hermano de Santiago que narró casi una decena de situaciones en que los seguían a él y a su familia, en tres hoteles distintos, llegando a mandar a niños a espiar".

"Bullrich y su gobierno despreciaron desde el primer momento a la familia de Santiago, por eso no esperamos que validen su denuncia, pero los mensajes entre el comandante Méndez y el Centro de Reunión de Información de Gendarmería Neuquén informando sus movimientos en Bariloche o en El Bolsón a días de la desaparición de Santiago, derrumban el relato mentiroso de Bullrich", concluyó Aufieri.

Crimen de estado

Hemos señalado en numerosas oportunidades que lo que sucedió con Santiago fue un Crimen de Estado, donde desde lo más alto del mismo Estado se gestó una operación, absolutamente inversa a la que fabula Bullrich, para justificar, encubrir y mentir sobre la desaparición y muerte del joven artesano.

Decíamos entre otras cosas que “la negación, el empañamiento de la realidad y la erradicación de los restos y vestigios de la absoluta verdad son parte integral del crimen perpetrado por el Estado. Se instala entonces un discurso legitimador del accionar, en este caso de la GNA. Como el crimen cometido, el discurso se planifica y reviste la misma peligrosidad: así buscan evitar la responsabilidad de los agentes que participaron en la desaparición y muerte y, además, se busca instalar nuevos valores legitimadores de un mayor nivel de represión contra los que detecta como enemigos”.

Podés leer más: Caso Maldonado: de cómo los hombres de Bullrich ocultaron testimonios de gendarmes y ayudaron a armar su relato

Deberá ser Bullrich la que responda porqué negó lo que después se demostró, como la llegada de gendarmes al río y más aún que dispararon dentro de la lof Cuchamen y en el mismo río Chubut. O cómo su empleado Noceti ocultó su presencia en el operativo represivo y evitó someter su celular a peritaje, sembró testigos falsos que “veían” a Santiago por todo el país y teorías delirantes como la del puestero herido por Santiago. A su vez, el gobierno dio órdenes precisas a sus medios de comunicación afines para que cada vez que se hablara de esa comunidad mapuche perseguida con la cual Santiago se solidarizó, se la mencione como parte de una red terrorista.

Todo esto formó parte del “manual” para encubrir un crimen estatal. En este caso, la desaparición y muerte de Santiago.

Como señala Myriam Bregman: “¿Quien es entonces la que, por definición ha mentido en torno a la desaparición de Santiago y al asesinato de Rafael Nahuel?”

Podés leer el Dossier que publicamos aun año de la desaparición forzada y muerte de Santiago, donde hay una inmensa cantidad de información inconstratastable, pruebas en los expedientes y todo aquello que la exministra de Seguridad quiere tapar.

[DOSSIER] #JusticiaPorSantiago: un año de cobertura periodística para desafiar las falsedades oficiales







Comentarios

DEJAR COMENTARIO