×
×
Red Internacional

Derechos convertidos en negocios. Antes con Macri y ahora con Massa: ¿por qué siempre ganan los mismos con el tarifazo?

Que Vila y Manzano, dueños de Edenor, están de parabienes con la asunción de su amigo no es novedad. Sin embargo, menos prensa tienen dos amigos del ex presidente Macri que también tienen mucho para festejar: Mindlin, dueño de Pampa Energía y Caputo, de Central Puerto. Sin cuestionar las privatizaciones, no hay manera de que los servicios sean un derecho.

Celeste Vazquez@celvazquez1

Escuchá esta nota
Martes 16 de agosto | 19:09

Las primeras medidas anunciadas inmediatamente luego de la asunción de Sergio Massa como superministro confirmaron lo que se veía venir: que el rumbo acordado por las tres patas del Frente de Todos (Alberto, Cristina y Massa) es la profundización del ajuste. El tema tarifas es una clara muestra.

Para cumplir con las metas de ajuste acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Gobierno se comprometió a llevar adelante un plan de aumento de las tarifas en los servicios públicos. A mitad de julio, después de muchas idas y vueltas (y con Guzmán ya renunciado), se anunció en conferencia de prensa la apertura del Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), donde todos los usuarios residenciales de los servicios de energía debían inscribirse para no perder los subsidios.

Apenas unos 15 días después, con Massa como el superministro de Economía, la población se enteró viendo su asunción que los aumentos serían mayores a los prometidos. Al criterio de ingresos (que dividía a los usuarios en tres grupos: ingresos altos, medios y bajos) se sumaría un tope de consumo para el caso de la luz, de 400KW. Massa, también informó que quedarían sin subsidios todos aquellos que no habían llegado a inscribirse en el RASE, y que ese universo no equivalía al 10 % de los usuarios residenciales (como habían estimado desde el propio Gobierno) sino al 30 % y por si fuera poco, que sobre el servicio del agua también habría aumentos.

A esto se sumaron los anuncios que dió el Gobierno este martes cuando confirmó que los aumentos se aplicarán a los tres servicios (luz, gas y agua), que llegarán con las facturas de este año y que salvo los hogares que pertencen al sector de los ingresos menores y con tarifa social, el resto recibirá aumento.

Los ganadores detrás de los anuncios

Queda claro quiénes son los perdedores detrás de los anuncios: amplios sectores de la población que, con desigualdades, deberán hacerle frente a incrementos mayores de los previstos o directamente no previstos, ya que bajo las gestiones de Guzmán (en Hacienda) y Martinez (en Energía) se había difundido que salvo para el grupo de altos ingresos, para el resto no habría aumentos en lo que rquedaba del año. Algo que finalmente no pasó.

¿Y los ganadores? ¿Qué sabemos de ellos?

Vila y Manzano: señalados como del círculo íntimo de Massa, en dónde el nivel comercial y el político se vinculan. A la luz de una mirada rápida aparecen como dos grandes ganadores por ser los dueños de Edenor.

El año pasado, el Ente Regulador de Energía Eléctrica (ENRE) autorizó la venta del 51 % de las acciones por parte del Grupo Pampa Energía (de Mindlin) al trío Vila-Manzano-Filiberti, que pasaron a ser los accionistas mayoritarios. La operación había sido cerrada el año anterior y en su momento se difundió que se firmó un pacto de confidencialidad al respecto.

Edenor tiene más de 3 millones de clientes, distribuidos en la zona noroeste de Ciudad de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires. Desde hace unos años, más precisamente desde cuando el expresidente Macri empezó a aplicar los tarifazos que el actual Gobierno nunca retrotrajo, sumó un nuevo negocio a su clásica tarea de distribución y comercialización de energía eléctrica con medidores convencionales: instalar medidores pre-prepagos.

Te puede interesar: Precariedad. [Videoinforme] Tarifazos: ¿cómo es la "energía para pobres" que impuso Macri y el Gobierno mantiene?

En barrios donde tenía detectado un alto índice de atrasos en la pago de las facturas, la empresa decidió que el servicio de electricidad de ahora en más, no sería a través del medidor convencional, sino a través de uno recargable en el que el kilowatt se encuentra tarifado un 25 % más caro. Según testimonios recabados por La Izquierda Diario, en zonas del conurbano bonaerense, hogares que acceden a la luz a través de un medido pre-pago y no tiene acceso a la red de gas pueden gastar hasta $ 16.000 por mes.

Te puede interesar: [Video] "Dejamos de comprar cosas para pagar la luz": el impacto de las tarifas en las familias trabajadoras

Si bien, como señalan algunos especialistas como Nicolás Gandini, que este mismo martes afirmó en diálogo con Alejandro Bercovich en Radio con Vos, este aumento no les reportará aumentos en su ganancias de manera inmediata porque no aplica para las encargadas de la distribución eléctrica, como dice el dicho "yo (o ellos) ya ganaron". Con la designación de Massa, la empresa tuvo un aumento del 49 % en sus acciones. Vila y Manzano también son accionistas de Metrogas, a través de una sociedad llamada Integra, que tamién vio subir sus acciones. Para decirlo de otra forma, no hay manera de que pierdan.

Daniel Vila y José Luis Manzano

Marcelo Mindlin: es presidente del grupo Pampa Energía y accionista de SACDE, la ex empresa Iecsa del grupo Macri, que junto con Techint se quedó con la construcción de tres de los tramos del gasoducto Néstor Kirchner. “A Sergio lo conozco hace 25 años, desde que empezamos nuestras trayectorias, yo como empresario y él como político”, dijo hace unos días en una entrevista con radio Mitre. Pampa Energía participa en la generación y transmisión eléctrica de nuestro país. Es dueña de 9 centrales termoeléctricas, 3 hidroeléctricas y 3 parques eólicos. Tiene también a su cargo actividad en cuencas hidrocarburíferas. Transportadora Gas del Sur que pertenece a Pampa Energía también subió sus acciones en un 25,5 %, desde la asunción de Massa.

"Desde el sector privado tenemos que seguir invirtiendo, acompañando medidas que el país necesita", dijo Mindlin en esa misma entrevista. Cómo no va a acompañar las medidas, si es uno de los grandes beneficiados.

Marcelo Mindlin junto a M. Eugenia Vidal y Mauricio Macri cuando era presidente

La “amistad” con el superministro no es la primera que tiene Mindlin con los dueños del poder. Durante la gestión de Macri también se jactaba de lo mismo, lo que le reportó más que provechosos beneficios. Pampa Energía pasó de estar en el puesto 103 en el ranking de las empresas que más facturan en Argentina en el 2015, al puesto 10 en octubre del 2017. Además de las millonarias ganancias que tuvo, al igual que todas las privatizadas, gracias a los tarifazos de Macri.

Te puede interesar: TARIFAZOS. En la era Macri las privatizadas ganaron U$S 3,2 millones por día

Nicolás “Niky” Caputo: conocido como el “amigo del alma” de Macri, es accionista de Central Puerto, la mayor generadora de energía eléctrica y de mucha trayectoria en cuestipon de hacer "negociados" con el Estado, sobre todo si gobiernan sus amigos y le dan una mano.

Caputo, venía con perfil bajo hasta que hace unos días se conoció que Darío Martínez, antes de abandonar su cargo como secretario de Energía, emitió una resolución mediante la que se establece una reactualización de los precios (un 30 % de aumento en el valor de la energía retroactiva a febrero). Si a eso le sumamos un 10 % más de aumento que se hizo efectivo en junio, Central Puerto terminó ganarndo unos $ 8.000 millones justo en un momento en el que estaba a punto de ir a la quiebra por una deuda en dólares.

Dicha deuda en dólares fue generada por la compra, a principios del 2019, cuando Macri todavía era presidente, de la central Brigadier López, en manos del Estado. Caputo ganó también millones durante el mandato de Macri, por ser accionista de Edesur.

Nicolás Caputo junto a Mauricio Macri

Según un informe enviado a la Comisión Nacional de Valores (CNV), cerró su balance del primer semestre de este año con ganancias por $7.974 millones. Lo que equivale a una diferencia a favor del 231%. Dato al margen, Mirgor (propiedad de Caputo) también tuvo un aumento en el valor de sus acciones durante la breve gestion del superministro

Por una salida a favor de las mayorias populares

Mientras siga vigente el esquema privatizador, que es lo que ningún Gobierno cuestionó, los ganadores y los perdedores seguirán siendo los mismos y los servicios seguirán siendo un negocio y no un derecho.

Por eso, se impone como una necesidad terminar con las privatizaciones, nacionalizando los servicios públicos y la producción de hidrocarburos. El actual sitema está pensado para que funione como un negocio para unos pocos: los empresarios y como un bien de lujo para muchos: los trabajadores y los sectores que viven de ingresos que cada vez pierden más contra la inflación.

En cambio, un sistema energético nacional integrado, bajo administración de sus trabajadores y control de usuarios de sectores populares y movimientos ambientalistas, permitiría garantizar tarifas accesibles para los trabajadores y los sectores más pobres, al mismo tiempo que extender y mejorar la calidad de los servicios cuidando nuestros recursos naturales y el ambiente.

Te puede interesar: Derecho, no negocio. Bregman en A24 sobre tarifazos: "Hay que eliminar la ganancia empresaria que se lleva los subsidios"

Este es uno de los planteas que está difundiendo hoy el Frente de Izquierda para evitar que una vez más, sean los trabadores y el pueblo los que paguen el costo del ajuste.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias