×
Red Internacional

Familias, docentes, trabajadores de la salud y jóvenes de la zona se reunieron para coordinar acciones conjuntas en reclamo de vacunación para la población, IFE, conectividad, dispositivos y la terminación del hospital del barrio. Se acordó hacer un corte en Pola y Av. Cruz, el viernes 14 de mayo a las 17 horas.

Sábado 8 de mayo | 18:43

El viernes 7 de mayo, ante la falta de respuestas concretas de los Gobiernos de la Ciudad y Nacional, el barrio de Lugano realizó una asamblea para unificar las luchas territoriales. Se acordó realizar un corte el viernes 14 de mayo en Pola y Avenida Cruz para visibilizar todas las demandas.

Participaron de la reunión familias, docentes, trabajadores de la salud y jóvenes de la zona para intercambiar sobre la crisis sanitaria, social y económica. Se coordinaron acciones conjuntas y las demandas que se levantan fueron: vacunación masiva, suspensión de las clases presenciales, conectividad y computadoras para todas y todos, un IFE de $ 40.000 y la terminación del hospital Grierson entre otras.

En el marco de un conflicto educativo que lleva semanas de huelgas, se expresó la preocupación por el colapso sanitario y la falta de hospitales en el barrio, las malas condiciones en las que viven las y los niños, así como la falta de trabajo y la precariedad de los mismos, estos fueron algunos de los temas que atravesaron la reunión.

Alicia, directora de la escuela Nº 7 del distrito escolar Nº 21, abrió la reunión hablando sobre la crisis económica y sanitaria que atravesamos y la importancia de la organización de todos los sectores. Dijo que: “Ante el ataque del Gobierno de la Ciudad, y el DNU de Alberto Fernández que no sirvió para nada, totalmente vacío, sin ningún tipo de contención, los sindicatos alineados con el Gobierno Nacional, como UTE, convoca a paros por whatsapp, sin dejar que la comunidad educativa decida en asamblea las acciones a seguir y sin plantear un fondo de lucha que sirva para que la huelga no caiga por hambre. Por eso necesitamos organizarnos”.

También agregó que: “Las vacunas están en Garín, las tiene Sigman, el amigo de Alberto Fernández, y es urgente declarar de utilidad pública el laboratorio para que se vacune a toda la población”.

Silvia, docente del barrio, contó que los problemas de infraestructura de las escuelas nunca se resolvieron y que aún continúa la lucha para que se garanticen los recursos para la virtualidad, computadora y wifi para poder estudiar.

Ricardo, médico del barrio y ex jefe de traumatología del hospital Santojanni, denunciaba que el Centro Grierson, que debería ser un hospital, está colapsado, solo tiene 30 camas y debería contar con 260 como mínimo para la población del barrio, la falta de equipamiento y agregó que, "en la Villa 20 faltan escuelas para la cantidad de alumnas y alumnos que hay". Propuso paro y movilización con todos los recaudos.

Rodrigo, tercerizado de la línea Roca, contó cómo vienen organizándose y luchando contra la empresa, ya que no le proporcionan ningún elemento de protección. Además, reclaman el pase a planta permanente y denunció que les pagan la mitad que al resto de los ferroviarios. Propuso unir las luchas para pelear todas y todos juntos.

Paula, docente, decía que: “Hay que salir a movilizarnos, me siento envalentonada porque nos estamos organizando y eso da fuerza y confianza”.

Jonathan, ferroviario, proponía que “nos organicemos para acompañar cada lucha, que seamos una sola fuerza, no estar divididos”.

Beto, que trabaja en un laboratorio, contaba el negociado que tienen con el Gobierno, decía que los empresarios con sus grandes ganancias se enriquecen y que la liberación de las patentes es acertado, ya que los grandes laboratorios ganaron millones, mientras las y los trabajadores tienen un sueldo paupérrimo. Recurren a la tercerización y precarización, negociando entre las multinacionales para ganar sumas incalculables, en vez de ponerlo al servicio de la población. Propuso una acción en la zona, como lo hizo la comunidad educativa en el barrio de Flores, junto a familias, trabajadores de la salud, las y los vecinos, mostrando el descontento y la situación que vivimos trabajadores y desocupados en plena pandemia.

Viviana, docente de inicial del barrio, decía que hay que sumar fuerzas, romper con el temor de la supervisión y visibilizar a las familias y a la comunidad la realidad que estamos viviendo.

Te puede interesar: Asamblea de Ademys: necesitamos fortalecernos y un plan de lucha para ganar

Oscar, profesor de la escuela técnica Delpini del barrio, enfatizó que la lucha educativa sobrepasa las fronteras de la escuela. "Es una lucha por vivienda digna para las familias, por alimentación saludable para nuestros pibes y pibas. Nuestros estudiantes volvieron más flacos a la escuela”.

Finalmente, la asamblea resolvió por unanimidad, sostener la organización de forma permanente por las siguientes reivindicaciones: vacunación para toda la población; dispositivos e internet gratuitos para poder estudiar y dar clases; IFE $ 40.000 para quienes lo necesiten; trabajo con derechos para todas y todos, basta de precarización; que se termine el hospital del barrio, plata para salud no para el FMI; que se cumpla el fallo por comida de calidad y cantidad en las escuelas; vivienda digna y vacante para todas y todos.

Justicia por Jorge Langone, Silvia Di Paola y el conjunto de trabajadores y trabajadoras fallecidos por covid-19. Apoyar las luchas en curso, como la de ferroviarios.

Por último, realizar un corte conjunto en el barrio el día viernes 14 de mayo a las 17 horas para visibilizar estos reclamos, con campaña de fotos para convocar a todos los sectores.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias