×
×
Red Internacional

Contra la protesta social.Ante la condena a Arakaki y Ruiz ¿qué fue la reforma jubilatoria de 2017?

Dos militantes de izquierda acaban de ser condenados a prisión por participar de aquellas recordadas jornadas de lucha. Si el gobierno de Macri es recordado por ajustar a los adultos mayores, el de Fernández también eligió recortar sus haberes al servicio del Fondo. Un repaso por lo que se puso en juego en esos días en el Congreso y en las calles y una advertencia para lo que viene.

Diego Iung@IungDiego

Lunes 8 de noviembre | 22:28

Este lunes, las portadas de los medios dan la noticia de las penas de prisión de 3 años y 4 meses para Cesar Arakaki y 3 años para Daniel Ruiz por haber enfrentado la contrarreforma impulsada por el macrismo a fines de 2017. En aquel entonces, la iniciativa de Cambiemos buscaba modificar la fórmula para calcular los haberes jubilatorios, recortando al menos $ 100.000 millones de pesos del presupuesto nacional. Pasado a la etapa de “reformismo permanente”, como lo llamó Mauricio Macri, luego de dos años de tarifazos y un fuerte deterioro del poder adquisitivo de gran parte de la población, el ajuste macrista buscó dar un salto en calidad reventando las condiciones de vida de los adultos mayores. Para esto, contó con la entusiasta ayuda de parte del peronismo, incluido el actual Jefe de Gabinete Juan Manzur.

Te puede interesar: A 3 años de la reforma previsional macrista, el Gobierno va por un nuevo saqueo a los jubilados

La iniciativa fue el detonante de una respuesta social hasta entonces inédita bajo el gobierno macrista. Decenas de miles se movilizaron en las inmediaciones del Congreso en las jornadas del 14 (obligando a suspender la sesión que tenía lugar en el Congreso) y del 18 de diciembre. Un enorme operativo policial fue dispuesto por la entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para enfrentar a las decenas de miles que se movilizaron para expresar la voluntad popular que insistía en que: “con los abuelos, ¡no!”.

Las imágenes del despliegue represivo hablan por sí solas: motos policiales pasando por encima de jóvenes heridos, por lo menos 5 manifestantes que perdieron los ojos por los balazos de gendarmería y la policía de la Ciudad, decenas y decenas de detenidos. Ni uno de los uniformados que apuntaron a los ojos está hoy condenado. Arakaki y Ruiz, sí. Justicia de clase.

Las jornadas también dejaron otro mensaje claro: miles en la calle marcando un límite claro a la perspectiva de profundizar y radicalizar el ajuste sobre el conjunto de los sectores populares. El haber de los jubilados cayó fuerte, pero también cayeron las fuerzas del gobierno de Cambiemos para continuar a paso firme su plan de gobierno para unos pocos. La historia que sigue después es conocida, FMI mediante y golpe tras golpe devaluatorio.

De bancos, jubilados y lo que viene

“Si la opción es bancos o jubilados, yo elijo a los jubilados” afirmó más de una vez Alberto Fernández. También prometió la vuelta a un asado que pasan los años y no llega. En los hechos, y siguiendo el rumbo que había marcado gran parte del peronismo en aquel diciembre caliente, el gobierno volvió a modificar la fórmula jubilatoria, para seguir hundiendo los ingresos, ya muy por debajo de la línea de pobreza, de los adultos mayores. Llega a 6,7 % lo que lleva perdiendo la jubilación mínima contra la inflación bajo el gobierno del Frente de Todos. Para ajustar a los adultos mayores parece que no hay tal grieta.

En plena crisis social y mientras crece la expectativa por los resultados de la interminable rosca del gobierno con el FMI para alcanzar un acuerdo, la condena de hoy sobre los militantes de izquierda no puede leerse en términos de casualidad. Ante la perspectiva de nuevas medidas de ajuste para cumplir con la odiosa deuda externa buscan intimidar a cualquiera que intente alzar la voz y manifestarse en contra de ese camino de miseria.

Si en aquel entonces ya decenas de miles mostraron que enfrentar al macrismo y la derecha no era imposible y le dieron un fuerte golpe, dejando en el olvido sus aspiraciones reeleccionistas, hoy comienzan a asomar nuevas peleas en el horizonte. El ejemplo contundente de aquellas jornadas, en momentos en que los jubilados continúan entre los sectores más golpeados, ahora bajo el gobierno del Frente de Todos, es fundamental. También lo es enfrentar desde hoy este fallo prepotente y encarar con fuerza la lucha por la libertad y absolución de Daniel y César.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias