Sociedad

SOCIEDAD

Año nuevo, viejos problemas: cortes de luz en Lugano

El "cambio" tampoco llegó a Lugano, igual que el año pasado cuando aparecen las olas de calor, miles de trabajadores se quedan sin luz.

Nicolás Dimuro

Docente/ Miembro de la agrupación 9 de Abril / @DimuroNico

Xavi Dell

@xavidell

Miércoles 30 de diciembre de 2015 | Edición del día

En la madrugada del día 29, cuando advertían del alerta naranja, una de las tiras del barrio de Lugano 1 y 2 donde habitan más de 650 familias, se encontró completamente sin luz. Jesús, un joven del barrio, nos contaba que se dio cuenta que el corte fue a la madrugada porque se apagó el ventilador y el calor era insoportable.

La Izquierda Diario se hizo presente en el corte de calle realizado por los vecinos desde el mediodía sobre la Avenida Soldado de la Frontera. El mismo fue parcialmente levantado esta tarde, frente a las promesas de una solución que llegaría después de casi 15 horas y después de permanecer varias de esas horas cortando la avenida principal del barrio a la vez de haber concurrido una delegación al edificio de Edesur. Al respecto nos contaba Julio, un trabajador afectado: “Ahí también hicimos quilombo” otro agregaba que ya era insostenible y que de no agilizar el “trámite” volverían a cortar la avenida. La tensión era latente. Una vecina dice que no se van a ir los trabajadores de la cuadrilla hasta que no venga Edesur: “de acá no se va nadie!”. Lamentablemente la falta de solución que debieran dar las empresas y funcionarios lleva a enfrentar a los trabajadores contra trabajadores y vecinos del barrio y de esta manera al pueblo trabajador entre si. A 48 horas de fin de año, los únicos perjudicados somos los trabajadores.

Hay que decir también que si los mismos vecinos no se ponían a trabajar descargando el inmenso transformador, ni siquiera se hubiese colocado el mismo en el lugar donde luego seria reinstalado. Como dijo otro vecino: “para que te den bola hay que hacer quilombo”.

Esta situación no hace honor al nombre de la actual gestión “cambiemos”, el año pasado para esta misma fecha y con alertas por las altas temperaturas, los trabajadores, jóvenes y vecinos del barrio sufrían una vez más la desidia Estatal. En aquel momento la solución que les dieron fue la misma que hoy, un cambio de transformador. Lo que no cambia es que continúan premiando a las grandes empresas, ahora con un gabinete a su medida que se la “llevan en pala” con millonarios subsidios y tarifazos a los trabajadores. Lo único que se busca es asegurar el negocio de pocos, mientras millones sufren del calor e incluso como vemos todos los veranos, se lleva vidas de los más necesitados.







Temas relacionados

Juan José Aranguren   /    Cortes de luz   /    Villa Lugano   /    Crisis energética   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO