Géneros y Sexualidades

ACTUALIDAD

Año Nuevo en Euskadi: las trabajadoras retoman la huelga de los cuidados

Trabajadoras de las residencias de Gipuzkoa retoman una huelga de un mes hasta el 10 de enero. Las de Servicio de Ayuda a Domicilio de Bizkaia hasta el 27 de diciembre. Las huelgas de las trabajadoras del País Vasco de los últimos años sitúan la llamada “crisis de los cuidados” en el centro.

Cynthia Lub

Barcelona | @LubCynthia

Martes 31 de diciembre de 2019 | 12:36

Las trabajadoras de residencias de personas mayores y centros de día de Gipuzkoa están en guerra contra la precarización laboral y decidieron seguir en huelga otro mes más: desde el 11 de diciembre hasta el 10 de enero. Incansables, después de la última jornada convocada por ELA (Eusko Langileen Alkartasuna-Solidaridad de los Trabajadores Vascos), terminarán el 2019 y comenzarán el 2020 con más de 180 días de huelga.

¿Los motivos? Luchan contra unas condiciones laborales de explotación, precarización y desigualdad salarial que, como siempre denuncian, no sólo les afectan a ellas sino a las personas usuarias y a los familiares de ellas. Por otro lado, las trabajadoras denuncian a la Diputación de Gipuzkoa porque “no le interesa lo más mínimo ni las trabajadoras, ni las familias ni los usuarios”, mientras "se llenan la boca el 8 de marzo de palabras que demuestran ser vacías”.

También luchan contra la brecha salarial y la feminización de la precariedad en sectores de trabajo mayoritariamente ocupados por mujeres. "A la hora de la verdad fomentan la precariedad en un sector feminizado, que tiene una brecha salarial de 6.000 euros respecto a sectores masculinizados”, dicen.

Por su parte, el sindicato ELA acusa de "escándalo" los servicios mínimos impuestos con el objetivo de bloquear la huelga. “En Gipuzkoa hay más trabajadoras trabajando en huelga que en Bizkaia o Araba sin huelga”, denunciaron.

Pero en una comunidad llena de huelgas y manifestaciones, otra lucha de mujeres trabajadoras es la convocada por los sindicatos ELA, LAB y UGT, con tres jornadas de huelga más en el Servicio de Ayuda a Domicilio de Bizkaia los días 24, 26 y 27 de diciembre en defensa del convenio. Este servicio se dedica a ayudar a las personas dependientes, a tareas del hogar y de cuidados con jornadas laborales inestables y en condiciones muy precarias.

Estas trabajadoras exigen un convenio de trabajo desde el año 2012. Y también vienen denunciando sus condiciones laborales cada vez más deterioradas en base al “descenso del número de horas y retroceso de la calidad del servicio”, tal como denuncia el sindicato ELA.

Las instituciones responsables de la “crisis de los cuidados”: un grave problema social

Pero no es la primera navidad que las trabajadoras de residencias y centros de día están en huelga. Estamos frente a una de las luchas de más repercusión en el País Vasco, con una huelga que en el año 2016 se desarrolló durante un año y medio y que sitúa a la llamada “crisis de los cuidados” como un grave problema social.

Te puede interesar: Mujeres trabajadoras encabezan huelgas y conflictos en Euskadi

Un grave problema que las propias instituciones del Estado han provocado, aplicando planes de privatizaciones y contratando a empresas externas para cubrir servicios de cuidados que debería garantizar el servicio público estatal. Se está convirtiendo en un verdadero negocio la salud y el cuidados de las personas dependientes, con empresas privadas que se llenan los bolsillos, prácticamente eliminado los derechos laborales básicos de estos sectores altamente feminizados.

Los sindicatos explican que en varios ayuntamientos de Bizkaia fueron aprobados planes que ayudan a garantizar las horas que tienen las trabajadoras por contrato, o que se aplique la subrogación para todas así como medidas adecuadas respecto a las enfermedades que deben ser consideradas como profesionales, tanto de origen psicosocial como las dolencias musculoesqueléticas. Sin embargo, todas estas propuestas no se cumplen, por lo que la situación laboral de las trabajadoras es insostenible.

Del mismo modo, los sindicatos convocantes del SAD (Servicio de Atención a Domicilio) de Bizcaia critican a los ayuntamientos por la enorme responsabilidad que tienen respecto a la precariedad de las trabajadoras, siendo los titulares del servicio y los primeros en confeccionar los planes de estas condiciones en los que no se prevén horas mínimas, ni la subrogación del personal eventual y personal técnico.

“Esta en sus manos que el servicio de cuidados municipal se preste en condiciones dignas, para nuestro bienestar laboral y para el bienestar social de la sociedad. Son necesarias medidas de prevención, para la seguridad en el trabajo y un buen servicio asistencial”, subrayan el sindicato ELA.

“Estamos dispuestas a luchar hasta la victoria siempre”, sentenciaron las trabajadoras de las residencias en huelga en una rueda de prensa, en la sede de la institución foral en San Sebastián.







Temas relacionados

Tareas de cuidado   /    Trabajadoras   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO