Internacional

INFORME EUROSTAT

Andalucía, entre las más pobres de Europa

Andalucía se encuentra entre las regiones más pobres de Europa. Contrasta con el enriquecimiento de terratenientes y las patronales de la región que amasan fortunas.

Carlos Muro

@muro_87

Miércoles 20 de abril de 2016

Si uno echa un vistazo al paisaje económico de Andalucía puede ver que tiene algo de paradójico que esta región sea de las más pobres de Europa. Ya que cuenta con una potente industria del turismo, de la hostelería, servicios y del sector primario que se destaca. Pero el nivel de riqueza acaparada por los más ricos de Andalucía es producto de la precarización laboral llevada adelante no solo en los años de crisis sino desde antes. Se estima que la diferencia entre ricos y pobres de 2010 a 2013 aumentó un 7%.

Distintos estudios, como “Pobreza 3.0, la pobreza avanza” o el informe de Eurostat confirman que Andalucía es la más pobre, acompañada de Extremadura y Melilla. Si en 2010 la región se situaba en el quinto puesto, en 2013 encabezaba el ranking. Es más, la tasa de paro llegó al 35,8% y el 40% de la población es pobre: 3,5 millones de personas. El 12% de la población andaluza tiene retrasos en los pagos de facturas de luz, agua y en las hipotecas mientras que el 66% de los escolares no tiene acceso a ningún recurso educativo como libros de texto, ordenador o calculadoras.

Andalucía es de la más pobre de Europa, pero los Duques de Alba son los mayores terratenientes del continente. Este es un ejemplo que evidencia los contrastes de la realidad andaluza, que durante años han estado garantizados por los gobiernos del PSOE. Este partido no ha hecho otra cosa que permitir y ser parte de la corrupción en las instituciones, favorecer tratos de favor con los “Grandes de España” mientras miles de trabajadores y trabajadoras sufren las consecuencias del paro y la precariedad. Como quedó reflejado en los Presupuestos Generales del Estado en 2014 donde la bajada a los servios sociales fue del 36% mientras aumentó un 39% la innovación militar.

Esta realidad económica y social es, producto de las políticas neoliberales de los principales partidos de este régimen. Pero con ellos ha gobernado IU que garantizó el gobierno andaluz con el expresidente Griñan y posteriormente con Susana Díaz. Según decía en su momento Elena Cortés, portavoz de IU, en una entrevista al periódico El Mundo, “el presidente Griñán tiene más cultura democrática” que “Susana Díaz”. Es como elegir entre una de las dos cabezas del mismo verdugo. Increíblemente, para IU el gobierno corrupto del PSOE tiene “cultura democrática”. IU ha dejado claro que tiene suficiente experiencia en acompañar la gestión del capitalismo, como lo ha hecho en los múltiples gobiernos a lo largo y ancho del Estado español.

En Andalucía hace falta un plan de emergencia social anticapitalista con medidas sociales y políticas que hagan pagar la crisis a los más ricos; garantizando el acceso gratuito a la educación y sanidad para todos, el reparto de horas de trabajo sin reducción salarial y lucha contra precarización laboral. Junto a medidas como la expropiación de los grandes terratenientes y las empresas agrícolas bajo control de los obreros del campo. Son medidas elementales que son necesarias frente a la dramática situación de miles de familias.

Sin embargo, estas medidas no son contempladas por Podemos ni por IU, que no se proponen cuestionar a las grandes fortunas. Parece ser que la “fórmula mágica” para solucionar todos los grandes problemas sociales es… un pacto con el PSOE. La experiencia indica otra cosa.







Temas relacionados

Andalucía   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO