×
×
Red Internacional

Inaugurado por la gobernadora Carreras, el cónclave fue un debate sobre la posesión de tierras entre la élite empresarial y terrateniente de la Patagonia. Hipocresía a más no poder. El repudio de las comunidades mapuche no se hizo esperar

Miércoles 25 de agosto | 22:33

Bajo el lema "Por una Patagonia sustentable y en paz", la gobernadora Carreras dio inicio al Foro Consenso Bariloche. La actividad se desarrolló en el hotel Cacique Inacayal, propiedad del macrista Hugo de Barba. Tuvo como expositores a Federico Massoni, Ministro de Seguridad de Chubut, Miguel Angel Pichetto, el Senador Alberto Weretilneck y la Diputada Lorena Matzen, además de los candidatos provinciales de JSRN Agustín Domingo y del PRO-Juntos por el Cambio Aníbal Tortoriello, entre otros. El intendente de la ciudad, Gustavo Genusso, llevó adelante el cierre de la jornada.

El debate giró en torno al “otorgamiento de grandes extensiones de tierras de uso público en los alrededores de la ciudad”. Entre sus objetivos declarados están el "asegurar la condición jurídica de las tierras públicas de Bariloche para garantizar el libre acceso”. Participaron también asociaciones vinculadas a los barrios pudientes que reclaman represión a las comunidades mapuche sobre la región, las cámaras patronales del Comercio, Turismo e Industria, la Sociedad Rural de Bariloche la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica. Esta última, hoy por hoy, está siendo denunciada por prácticas antiobreras: les descuenta a sus empleados las percepciones del Repro cobradas meses anteriores. Es claro que por cuestiones de conveniencia eletoral, el Frente de Todos no fue de la partida. Semanas atrás la candidata rionegrina Ana Marks ya se había reunido con las cámaras patronales hoteleras de Bariloche, para mostrar las verdaderas intenciones de su candidatura.

El objetivo que persigue en concreto es que en Noviembre vence la Ley 26.160 sobre el relevamiento de tierras para las comunidades originarias. Este foro es parte de una plataforma electoral común entre los grandes partidos patronales para votar contra la prórroga de esta ley. Esto permitiría, entre otras cosas, cerrar los reclamos ancestrales de tierras en la cordillera o en Añelo por ejemplo, donde aparece el interés del fracking u otros beneficios para estos empresarios del turismo. Se detienen en el artículo de la ley que dice que el Estado debe destinar los recursos para que se haga efectivo el otorgamiento de otras tierras, si no las que reclaman. Una situación similar sucedió en 2010, con Cristina Kirchner ante la pregunta de ¿Qué sucede si en los territorios hay intereses de petroleras o mineras? “Se los reubicará” contestó quien por entonces era presidenta. Es claro que quieren cortar de cuajo esta “problemática” para avanzar con el extractivismo.

Confusión y falsa bandera

Como parte del decálogo antimapuche que acostumbra este sector, se volvió a afirmar que los Mapuche pretenden hacer un Estado dentro de otro y se los acusa de “separatistas” confundiendo dicho concepto con el de Nación, que referencia a un pueblo que tiene en común una lengua, una historia y un conjunto de tradiciones.

A su vez, plantean falsas banderas en defensa del ambiente incluso hablando de cambio climático, cuando todo este arco político-patronal plantea como desarrollo la megaminería, el fracking, la urbanización sobre bosques nativos y el reemplazo de los mismos por plantaciones exóticas que aumentan el peligro de nuevos incendios, como ya se sufriera durante el año pasado.

Racismo anti-mapuche

En los discursos persiste la idea de que los originarios eran los Tehuelches, “los mapuche son invasores chilenos, vándalos y ladrones” en palabras de Pichetto. Y según Paats, empresario de FEDECATUR, habría que incluir a los originarios como trabajadores del turismo: “hay que enseñarles a ser guías de pesca o timonear una lancha”.

El ex senador, hoy Auditor General de la Nación, también aprovechó para reivindicar al General Roca como “uno de los grandes presidentes de la Argentina y creador del Estado moderno cuando Roca sume la mitad de la Patagonia no estaba bajo la bandera Argentina, así que este es un debate cultural ideológico y también de defensa del interés nacional".

En muchos discursos, como el de Diego Frutos de Mascardi, se aprovechó para agitar el fantasma de la RAM y la construcción de un enemigo interno que desvela al ministro de Seguridad Massoni: “me acuesto y me levanto pensando en cómo hacer más segura la provincia de Chubut”.

Expresiones de repudio

Comunidades mapuche y diversas agrupaciones expresaron su repudio a esta política clasista, de persecución y criminalización de su lucha por la recuperación territorial. Desde la comunidad Las Huaytekas, denunciaron los objetivos del Foro: " sólo se abordarán los derechos de propiedad privada, en desmedro de los derechos colectivos de las comunidades mapuches. Privilegiando a los multimillonarios como Lewis, con 20.000 hectáreas, o el emir de Qatar que posee 30.000 hectáreas que comprenden las nacientes de los ríos Chubut, Foyel, Villegas y Pichi Leufú".

Por su parte, desde la Mesa Local de Barrios Populares de la ciudad denunciaban que “en Bariloche, donde más del 60% de la población se encuentra en emergencia habitacional a causa de la ausencia de políticas públicas, nos oponemos a la judicialización, al desalojo, a la represión y la criminalización de las familias de los diferentes asentamientos del territorio”.

En el marco de la campaña electoral, éste Foro fue una nueva demostración de cuáles son los verdaderos intereses de Juntos Somos Río Negro, que en lo fundamental, no tiene ninguna diferencia con los partidos nacionales del PRO y el Frente de Todos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias