×
×
Red Internacional

Elecciones de SUTEBA. Ambientalistas: “Un sindicato docente no puede estar ajeno a lo que sucede en su territorio”

En el marco de las elecciones provinciales de SUTEBA este 11 de Mayo, donde las y los trabajadores de la educación tenemos una importante lucha, entrevistamos a Julieta Kolac, Ingeniera agrónoma, y Natalia Penda, docente de Berisso, dos referentes del movimiento ambiental que nos cuentan su visión de estas elecciones y por qué apoyan a la lista Multicolor en la región de La Plata, Berisso y Ensenada.

Germán DíazCandidato a Secretario General Lista Multicolor Suteba Berisso - Agrupación Marrón

Sebastián PalmasProfesor de Geografía | Militante de La Marrón Docente en Ensenada.

Sábado 7 de mayo | 17:46

Actualmente es innegable la crisis ambiental que estamos atravesando. Los últimos documentos elaborados por el IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático) dan cuenta de esto, y demuestra que en las cumbres mundiales donde todos los gobiernos se ponen plazos y hablan de lo importante de tomar medidas ambientales no sirven, porque no está en su agenda afectar las ganancias capitalistas.

Como respuesta a esto crecen las movilizaciones en las calles y el debate en todo el mundo, que tiene su correlato a nivel nacional. Como por ejemplo en las provincias de Mendoza en la lucha por el agua o Chubut en la lucha contra la megaminería más recientemente.

O en la localidad de Mar del Plata ante el persistente intento del gobierno de querer instalar petroleras offshore en el Mar Argentino. O lo que sucedió hace unos días en Andalgalá, con represión mediante y un comunicado de los y las diputadas del Frente de Todos identificando como “violentos” a quienes se oponen a los planes megamineros.

Te puede interesar: Andalgalá: el Frente de Todos justificó la represión atacando la lucha contra la megaminería

Ante esto toma relevancia el debate sobre cómo ponerle un freno a esta crisis socioambiental, ante los avances de los gobiernos extractivistas que hacen negocios conjuntamente con las grandes multinacionales, a costa de la destrucción ambiental y el sacrificio de territorios.

Los sindicatos no son la excepción de ámbito de debate y espacio de organización. En este sentido entrevistamos a dos referentes del movimiento ambiental en la región, quienes nos dieron su visión sobre la relación entre educación y ambiente, el rol de los educadores y los trabajadores de la educación conjuntamente con la comunidad educativa, y el sindicato como herramienta de lucha y organización, de cara a las próximas elecciones este 11 de Mayo.

Este 11 de Mayo son las elecciones de Suteba, y parte del debate es la importancia que tiene la lucha ambiental para los trabajadores de la educación. En ese sentido, ¿qué opinan sobre la relación entre educación y problemas ambientales, y cual es la importancia de la educación ambiental?

Natalia Penda: La educación ambiental es una herramienta de transformación social, no es sólo transmitir información sobre el ambiente sino que implica aumentar la conciencia y el conocimiento sobre temáticas ambientales, enseñar a los y las estudiantes a pensar de manera crítica y mejorar las habilidades para resolver problemáticas y tomar decisiones.

Es necesario convocar a los pibes y pibas a ejercer su participación en las decisiones que determinan las condiciones de vida y las posibilidades de vivir en un ambiente saludable, que propicie la biodiversidad así como también transmitir un vínculo armonioso con el entorno natural que permita preservarlo para las próximas generaciones respetando así el artículo 41 de nuestra Constitución Nacional.

También es importante incentivar a los y las jóvenes a exigir que se cumpla con el derecho de acceso a la información pública para poder realizar un análisis real de los conflictos socioambientales presentes en cada territorio.

Julieta Kolac: Desde hace pocos años que las cuestiones socioambientales empezaron a estar en boga de la sociedad producto del movimiento y las luchas de un sector de la ciudadanía que empezó a padecer en carne propia el sacrificio de sus cuerpos y sus territorios por parte de un sistema extractivista que se acrecentó hace algunas décadas y que no para.

Si bien, desde hace muchas décadas también se vieron reflejados procesos de organización y luchas vecinales (como es el caso COPETRO, entre otros) que data de cuatro décadas, se ha intensificado en los últimos tiempos una mayor conciencia y compromiso socioambiental.

Lamentablemente, aún falta mucho por organizar y conquistar derechos. Esa falta de compromiso, construcción colectiva y posicionamiento político de parte de la sociedad en general que prefiere involucrarse poco y nada en el contexto en el que vive y trabaja, viene de la mano de una falta de educación en general, y ambiental en particular, más la generación de miedos qué aún muchas personas arrastran de la última Dictadura Militar y esta cultura en la que estamos insertes que nos educa para la competencia entre pares y no para la colaboración y construcción colectiva, más la realidad social, económica y política que es cada vez más calamitosa.

En mi caso, con casi 30 años nunca fui educada en establecimientos educativos formales con una perspectiva ambiental y considero que la misma debe ser transversal a todas las materias o currículas que integren los planes de estudio. Igual que nunca he tenido ESI (excepto por alguna docente que lo daba en su materia). Si bien celebro que hoy en día haya una Ley de Educación Ambiental Integral, que debería estar ya aplicándose en las escuelas y jardines de manera transversal, considero que la misma debería abarcar problemas macros y reales de los territorios cercanos y lejanos, como así también cuestiones más micro e individuales.

Pero que no sólo haga hincapié en cambios de hábitos individuales, cuando hay un sistema macro con políticas que no acompañan. Por ejemplo: ¿Alcanza con enseñarle a estudiantes de 4to grado a separar los residuos, si el municipio no tiene un plan ni políticas de reciclado? ¿Alcanza con enseñarle a estudiantes de 1er grado la importancia de los árboles si el municipio no tiene un plan de arbolado y atenta cada día contra ellos o permite que la sociedad lo haga? ¿Alcanza con conmemorar el día del aire puro, cuando respiramos gases y hollín de industrias contaminantes sin control alguno?

Teniendo en cuenta que hay escuelas en zonas llamadas de sacrificio o muy contaminadas ¿qué se puede hacer desde las escuelas conjuntamente con la comunidad educativa?

N: Desde las escuelas se pueden organizar muchos proyectos como huertas escolares, acceso a investigaciones, articulaciones con agrupaciones y Asambleas Vecinales en lucha, recorrer el territorio y comenzar a hacer uso de la banca estudiantil del Honorable Concejo deliberante entre otras muchas actividades que permiten desnaturalizar ser una zona de sacrificio para que unos pocos amasen fortunas a costa de la Salud y calidad de vida de muchos.

A partir de reconocer los derechos ambientales vigentes, podemos pensar en el rol activo de la comunidad en general y de nuestros estudiantes en particular para poder transformar la realidad socioambiental que nos rodea

J: Considero que las escuelas deberían ser también espacios de vinculación con el resto de la comunidad, aunque ésta no sea meramente educativa. Las realidades que atravesamos como sociedad generaron y generan que las escuelas dejen de ser sólo establecimientos de educación formal, para transformarse también en espacios de contención, en comedores, entre otras.

Las escuelas no pueden estar ajenas a lo que sucede en el sitio en el que están ubicadas, ni tampoco a donde viven y de donde vienen sus estudiantes, plantel docente y no docente.

Según su experiencia, ¿cuál creen que es la importancia de tener un sindicato que tome las demandas ambientales y coordine las luchas?

N: Las escuelas están inmersas en un contexto social y ambiental particular. Es fundamental articular todos los aspectos que atraviesan a nuestras y nuestros estudiantes y el ambiente no puede quedar afuera.

Berisso es una zona de sacrificio, está inmersa en el tercer polo petroquímico más grande del país, los desechos cloacales de tres ciudades son vertidos sin tratamiento previo en nuestras playas , no existe plan de reciclado, el arbolado y los espacios naturales son arrasados por el propio municipio y ni siquiera contamos con área de ambiente pese a ser la sexta ciudad más contaminada del país en un ránking de quinientas once.

Y esto es gracias a la falta de educación y conciencia ambiental de las generaciones mayores, tenemos que estimular a nuestros y nuestras estudiantes a involucrarse con las problemáticas ambientales para impulsarlos a convertirse en motores de cambio. Sin justicia ambiental no hay justicia social.

Apoyamos a la lista multicolor porque queremos un sindicato independiente de los gobiernos, democráticos, y de lucha. Que tomen las demandas ambientales en su mano y coordinen conjuntamente con la comunidad.

J: Considero que los sindicatos deben ser horizontales, asamblearios y conformados por trabajadores y para les trabajadores y deben estar en vinculación permanente con otros sectores de la sociedad, sobre todo apoyando y acompañando a pares que luchan por causas similares.

El ambiente es transversal a cualquier trabajo, a cualquier sindicato o gremio. Y la construcción para combatir este sistema capitalista y extractivista que negocia nuestros cuerpos y territorios, tiene que ser colaborativa y tejedora de redes que sostengan perspectivas en común.

El sindicato docente SUTEBA Multicolor de Ensenada apoyó nuestros reclamos vecinales por la contaminación de COPETRO desde el primer momento en que nos acercamos al gremio. No sólo adhiriendo a nuestros petitorios, sino también acompañando la lucha en las reiteradas movilizaciones y asambleas, como así también colaborando con aspectos audiovisuales en plena pandemia para que podamos seguir realizando asambleas y manifestaciones.

Su compromiso para con la sociedad y su apoyo a las asambleas autoconvocadas, me demostró que entienden que todo tiene que ver con todo, y que un sindicato docente no puede ser ni estar ajeno a lo que sucede en su territorio, y al ambiente que lo rodea. Y actúan en consecuencia combatiendo las injusticias.

Muy diferente fue la respuesta del Sindicato SUTEBA CELESTE de Berisso. A ambos gremios le mandamos la misma información y petitorio, y del SUTEBA CELESTE, solo tuvimos negativas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias