Mundo Obrero

DISTÓPICO

Amazon quiere poner pulseras electrónicas a sus empleados para controlarlos

Amazon patentó una pulsera ultrasónica con la que pretende tener un control total de sus empleados. Escenas de esclavitud moderna.

Miércoles 7 de febrero | 14:09

Digno de una historia de ciencia ficción. Amazon ha solicitado patentes para pulseras electrónicas que indicarán exactamente dónde se encuentran las manos de sus empleados. Dos pájaros de un tiro: vigilar a los empleados e intensificar la productividad mediante el dispositivo de vigilancia. Nunca visto, y un nuevo paso en la alienación del hombre por la máquina, y por el gerente general que la dirige.

Fue el sitio GeekWire el que advirtió primero que Amazon recibió esta semana dos patentes para este dispositivo de vigilancia. Para ahorrar tiempo y evitar errores, la compañía estadounidense no se detendrá ante nada. De hecho, el propósito de estas pulseras será monitorear en dónde los empleados ponen sus manos cuando almacenan los productos, y vibran cuando golpean el objeto equivocado o lo ponen en el lugar equivocado.

"Si la patente presenta esta tecnología como un sistema que ahorra tiempo, vigilar a los empleados de esta manera parece distópico. Esto es especialmente cierto para Amazon, una empresa acusada de imponer condiciones intolerables de trabajo en sus almacenes, tales como pausas para ir al baño cronometradas, semanas de trabajo de 55 horas, y temporizadores que pueden garantizar que un empleado llene suficientes cajas de hora en hora”, denuncia GeekWire.

Bonificaciones de autodespido para reemplazar a los CDI (contratos de duración indeterminada, o permanentes) por temporales, la represión de sus empleados sindicalizados, la denuncia remunerada entre los empleados, los ritmos de trabajo infernales, las condiciones de trabajo execrables…. La receta milagrosa para realizar la ganancia: la compañía acaba de duplicar sus ganancias en el último trimestre de 2017 llegando a los 1,900 millones de dólares, viendo aumentar su facturación en un 38%, llegando hasta los 60.500 millones y sus acciones se dispararon en el mercado de valores.

Así que Amazon es inventiva en técnicas de gestión y presta atención a los detalles. ¿Qué mejor que prever la posibilidad de ejercer un control milimétrico y permanente sobre cada movimiento y cada gesto de sus empleados? Estas pulseras son por el momento simplemente patentes, pero no sería sorprendente que Amazon no tarde en ponerlas en práctica.

Esta nota fue publicada originalmente en Révolution Permanente, publicación en francés de la Corriente Comunista Revolucionaria y parte de la red internacional de La Izquierda Diario.

Traducido por Estefanía Santamaría








Temas relacionados

Industria tecnológica   /    Precarización laboral   /    Amazon   /    Despidos   /    Francia   /    Ciencia y Tecnología   /    Mundo Obrero   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO