×
Red Internacional
La Izquierda Diario

ESTADOS UNIDOS.Amazon Estados Unidos: avanza la organización de sus trabajadores en todo el país

El caso de los trabajadores de Amazon en Bessemer, Alabama, fue el disparador para impulsar la organización de las y los trabajadores de esta empresa en todo el país.

Domingo 21 de marzo | 13:22

El pequeño porcentaje de trabajadores del sector privado de Estados Unidos en los sindicatos parece crecer a medida que avanza la organización en los establecimientos de Amazon. El caso de Alabama abrió las puertas para que en otras sedes, los trabajadores de Baltimore, Nueva Orleans, Portland, Denver y el sur de California se encuentren impulsando campañas de organización.

Amazon rechaza la sindicalización de sus trabajadores. En las sedes de Estados Unidos contrata analistas de inteligencia para rastrear las "amenazas de organización laboral" y espía las interacciones de los empleados en grupos cerrados de Facebook.

En Bessemer, Alabama, Amazon ha hecho todo lo posible para boicotear los esfuerzos de sus empleados para sindicalizarse, esto incluye desde amenazas de pérdida de empleo, llamadas telefónicas a los trabajadores y reuniones antisindicales durante el horario laboral. La empresa solicitó con éxito que la ciudad cambiara la cantidad de tiempo de espera cuando los semáforos están en rojo (aquellos que se encuentran cerca de sus instalaciones) para que los organizadores tengan menos tiempo para hablar con los trabajadores en sus autos. Amazon está pagando a consultores casi $ 10.000 por día para detener el esfuerzo de sindicalización.

La lucha en Bessemer parece estar abriendo las compuertas. Los trabajadores de Amazon en Baltimore, Nueva Orleans, Portland, Denver y el sur de California se han comunicado con el sindicato de grandes almacenes (Retail Wholesale and Department Store Union, RWDSU) para sindicalizarse en sus propios establecimientos. El sindicato RWDSU afirmó que más de 1.000 trabajadores de Amazon en todo el país se han comunicado con ellos.

Con esto, los trabajadores de Amazon en Bessemer no son los únicos que están impulsando la sindicalización. La Hermandad Internacional de Teamsters está presionando para sindicalizar a los trabajadores de Amazon en Grimes y Iowa City, en el estado de Iowa. Los organizadores de la campaña dicen que entre 400 y 500 trabajadores de Amazon de esa zona han conversado con ellos, lo que incluye la ubicación de una nueva instalación de 1.000 empleados en Bondurant que abrió en diciembre pasado.

Las condiciones de trabajo en los centros logísticos de Amazon son absolutamente repugnantes. La empresa rastrea la productividad de cada trabajador y genera advertencias automáticas sin necesidad de intervención del supervisor, por ejemplo, si alguien pasa "demasiado tiempo" en el baño. Los trabajadores a veces se ven obligados a orinar en botellas solo para mantener sus trabajos. A los trabajadores se les asigna solo una cantidad mínima de "tiempo libre de la tarea" (TOT), un período en el que no están escaneando paquetes mecánicamente. Se realiza un seguimiento de cada movimiento y los trabajadores que caen por debajo de un "umbral de productividad" son disciplinados o despedidos. El resultado de todo esto es una alta tasa de lesiones graves en estos establecimientos: 7,7 %, que es aproximadamente el doble del promedio en las industrias (que ya es bastante alto).

Amazon es el segundo empleador privado más grande de los Estados Unidos y los trabajadores aún no han logrado organizar un sindicato en una sola de sus sedes. Las represalias son una amenaza real. Bloomberg News informa: "Un empleado en Nashville fue despedido en represalia luego de poner en discusión las condiciones de trabajo, y otro en Illinois fue retirado de un turno ’para desalentar a los empleados de participar’ en el activismo, según las quejas presentadas en febrero ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales".

La compañía ha despedido a "alborotadores" como Chris Smalls e innumerables personas cuyos nombres no conocemos. Un intento de organización en el año 2014 de los trabajadores técnicos de Amazon, para ser parte de la Asociación Internacional de Maquinistas y Trabajadores Aeroespaciales fue boicoteado luego de la rigurosa campaña antisindical de Amazon.

Solo el 6,3 % de los empleados del sector privado en los Estados Unidos están actualmente sindicalizados. Walmart, el empleador privado más grande de Estados Unidos, utiliza tácticas antisindicales similares. Las tácticas legales e ilegales para acabar con los sindicatos son muy comunes, lo que hace que el derecho básico a tener un sindicato sea difícil de conseguir. Por eso es esencial luchar por la Ley PRO (Protecting Right to Organize), para obtener el derecho a organizarse, así como por leyes que detengan la persecución antisindical de las empresas.

Incluso la campaña en la sede de Amazon Bessemer sigue abriendo las puertas para la sindicalización en todo el país, hemos visto a muchos sindicatos funcionar como "sindicatos de empresa" de arriba hacia abajo y que defienden a sus trabajadores. Es por eso que los trabajadores deben luchar por algo más que un sindicato, por sindicatos dirigidos por las bases, para convertirlos en verdaderas herramientas de lucha para la clase trabajadora.

Los sindicatos son fundamentales y los trabajadores lo saben. Bloomberg informa sobre un trabajador de Amazon en Nueva Orleans de 28 años que condujo cinco horas hasta Bessemer para apoyar la lucha de sindicalización. En una manifestación, declaró: “Si la empresa más poderosa del mundo puede estar sindicalizada en un estado antisindical como Alabama, da esperanza a la gente en Louisiana, Mississippi, West Virginia que están tratando de hacer lo mismo... Nosotros solo tenemos que apoyar la lucha donde sea que esté porque esa pelea llegará a nosotros".

Este artículo fue publicado originalmente en Left Voice

Traducción: Gloria Grinberg




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias