Política México

México

DECLARACIÓN

Alto a la represión asesina del gobierno contra el magisterio en lucha

Día de furia en Oaxaca: el gobierno de Peña Nieto y el de Gabino Cué desplegaron un brutal operativo represivo en distintos puntos del estado. Hasta ahora, hay ocho muertos confirmados.

Domingo 19 de junio de 2016 | Edición del día

Fotografía: emisorasunidas.com

En Salina Cruz, Nochixtlán y Oaxaca de Juárez, la furia del presidente Enrique Peña Nieto y del titular de la Secretaría de Educación, Aurelio Nuño, se desató contra el magisterio de la sección 22 y contra los sectores populares que están de pie junto a los maestros en lucha.

Con balas y gases lacrimógenos el gobierno quiere ahogar la lucha contra la reforma educativa. La represión, que hasta ahora dejó ocho muertos, numerosos heridos y detenidos, se suma a la aprehensión de Juan José Ortega Madrigal, dirigente de la sección 18 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, y a la pasada detención de varios dirigentes de la sección 22, como Rubén Núñez y Francisco Villalobos.

Con esta salvaje represión quieren aleccionar al magisterio en resistencia, golpeando a uno de sus sectores de avanzada (el mismo que protagonizó la heroica Comuna de Oaxaca en el 2006) y dar una lección contra todos los trabajadores y el pueblo de México, para amedrentar y desalentar la resistencia contra los planes dictados por la Casa Blanca e implementados por Peña Nieto y los partidos del Pacto por México.

Todo esto dos días después de una gran manifestación realizada en la Ciudad de México, donde el magisterio enfrenta además al represor Mancera, cómplice del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Más de 14,000 personas se movilizaron, y allí se expresó el apoyo a la lucha magisterial: los padres de Ayotzinapa y trabajadores de distintos sectores se hicieron presentes. Mientras tanto, la solidaridad y el apoyo activo se extienden en el interior y el exterior del país.

Peña Nieto y Aurelio Nuño contra los maestros

Tras el desastre electoral del PRI el pasado 5 de junio a nivel nacional, el ensañamiento contra el magisterio que enfrenta la reforma educativa se profundiza semana a semana.

Es que la prioridad de Peña Nieto, que enfrenta la más baja popularidad desde el inicio del sexenio, es ahogar las protestas para conseguir al costo que sea la “paz social” que exigen los gobiernos imperialistas y los inversores internacionales.

No es casualidad que el presidente haya lanzado su anuncio de desarrollo de las Zonas Económicas Especiales en los estados donde más protestas sociales se registran: Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Michoacán y Guerrero. Justo los principales bastiones del magisterio disidente.

Para Peña Nieto y Nuño, gerentes del capital internacional, es vital aplastar la unidad entre el magisterio, sectores de trabajadores y sectores populares que avanza día con día.

Seamos millones en las calles en apoyo al magisterio

Frente a este redoble del ataque contra el pueblo trabajador es de vital importancia rodear al magisterio de solidaridad activa.

Hay que impulsar un gran movimiento democrático en las calles, unitario, que rodee de solidaridad a las y los maestros que hoy sufren la represión en Oaxaca y le ponga un alto a la ofensiva represiva. Las organizaciones políticas, sindicales, sociales, intelectuales y personalidades, así como las organizaciones de derechos humanos, tenemos que impulsar ya una gran movilización. Debemos ser cientos de miles y hasta millones los que en las calles le digamos ¡Alto a la represión del gobierno contra el magisterio! ¡Juicio y castigo a los responsables de los compañeros asesinados por la represión! ¡Todo el apoyo a las demandas de la CNTE!

La convocatoria realizada por AMLO, para el domingo 26 de junio, ya es tardía ante la salvaje represión. Hacemos un llamado especial a las bases del Morena, que están por la defensa de las libertades democráticas, a exigir a la dirección de su partido que ponga todas sus fuerzas ya al servicio de esta lucha, en las calles, en apoyo al magisterio, participando de las movilizaciones, los plantones y las medidas que resuelvan las y los trabajadores de la educación. No se puede esperar hasta el domingo 26 de junio, el magisterio requiere ya de todo nuestro apoyo y solidaridad.

A los miles de jovenes y trabajadores que confían en López Obrador y que honestamente están con los maestros les proponemos que le exijan a su dirección que el llamado que realizó AMLO no sea utilizado para fortalecerlo electoralmente y que esté al servicio de una gran lucha nacional contra la reforma educativa y la represión. La tarea del momento es poner en pie un gran movimiento democrático de millones de trabajadores, jóvenes y sectores populares contra el gobierno represor y sus instituciones.

Asimismo, es urgente convocar una gran campaña de solidaridad internacional, con acciones de apoyo ante las embajadas de México, junto a pronunciamientos y declaraciones. Ya distintas agrupaciones de trabajadores de la educación de otros países empezaron a manifestar su solidaridad, como puede verse en La Izquierda Diario.

Por un gran paro nacional

En particular, es fundamental la acción inmediata de los trabajadores para torcerle el brazo al Peña Nieto-Nuño y rodear de solidaridad a los maestros de Oaxaca en resistencia y a los sectores populares que salen a las calles. Desde las centrales sindicales que se reivindican democráticas, como la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), hasta los trabajadores industriales de las centrales sindicales dominadas por los dirigentes charros.

Se han dado pasos hacia eso: la marcha del pasado martes 14 de junio, donde decenas de miles de trabajadoras y trabajadores telefonistas, universitarios, de la salud, electricistas y transportistas marcharon en solidaridad con el magisterio combativo, las declaraciones, la participación en otras movilizaciones, como la del viernes 17. Otras expresiones de solidaridad, como brindar servicios médicos por parte de profesionales de la salud a las maestras y los maestros en lucha, el apoyo de los mineros de la sección 271 de Lázaro Cárdenas, o el significativo apoyo de los trabajadores de la refinería Donalí en Salina Cruz al magisterio y a los pobladores, que les llevaron agua potable.

Pero todo esto no es suficiente. Desde el Movimiento de los Trabajadores Socialistas consideramos que urge el llamado a un paro nacional en repudio a la salvaje represión desatada contra el magisterio. Un paro de todos los sectores. Que no se mueva ni una hoja en todo el país, que se exprese el rechazo a la nefasta reforma educativa que sólo pretende degradar las condiciones de trabajo del magisterio, para luego avanzar sobre el conjunto del pueblo trabajador y precarizar sus condiciones laborales y de vida. Un paro en defensa de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), porque con cada preso político, con cada acusación contra la organización sindical del magisterio disidente, pretenden avanzar hacia la liquidación de los sindicatos. Los de arriba temen la organización de la clase trabajadora, y por eso están en campaña para destruirla.

Ante este ataque, los sindicatos que se reclaman opositores -como la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y la Nueva Central de Trabajadores- tienen que, en coordinación con la CNTE, ponerle fecha a este paro nacional. Y llamar a los millones de trabajadores que están bajo el control de las direcciones charras oficialistas, que sufren los bajos salarios y la precarización laboral en las fábricas, a sumarse a una acción de lucha y solidaridad.

Es necesario que se organice de inmediato un Encuentro Nacional convocado por la CNTE, los sindicatos y las organizaciones en lucha, para coordinar y organizar un plan de acción junto el magisterio combativo, porque ¡si tocan a uno, nos tocan a todos!

Llamamos en especial a las 11,000 personas que dieron votaron a Sergio Moissen y Sulem Estrada, maestros de la Plataforma Anticapitalista, en las elecciones a la Asamblea Constituyente, así como a quienes emitieron su voto por Morena como forma de castigar al PRD, el partido gobernante en la Ciudad de México, a rodear de apoyo el plantón en la capital y la lucha del magisterio.

Si en esta batalla contra Peña Nieto, Aurelio Nuño y los organismos internacionales, los maestros salen victorioso, será un triunfo para toda la clase trabajadora y los sectores populares del país y para la juventud. Habrá mejores condiciones para que el conjunto del pueblo trabajador enfrente las reformas estructurales. ¡Libertad a los presos políticos! ¡Alto a la represión de Peña Nieto y Gabino Cue! ¡Todo el apoyo al heroico magisterio y pueblo oaxaqueño en lucha! ¡Abajo la reforma educativa!

MOVIMIENTO DE LOS TRABAJADORES SOCIALISTAS – Agrupación Política Nacional







Temas relacionados

Política México   /    Paro magisterial   /    Brutalidad policial   /    CNTE   /    Oaxaca   /    Reforma educativa   /    Enrique Peña Nieto   /    Represión   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO