×
×
Red Internacional

El dato, que surge de un informe de Zonaprop, muestra que subieron por encima de la inflación que desde agosto del 2021 suma 76,6 %. En barrios como Mataderos o Colegiales, los incrementos se acercan al 100 %. En promedio el alquiler para un departamento de tres ambientes superó los $ 100.000.

Matías Hof@HofMatias

Miércoles 31 de agosto | 20:15

Los precios de alquileres en la Ciudad de Buenos Aires aumentaron de forma interanual un 79,9 % en agosto, por encima de la inflación que, en dicho período fue del 76,6 %, de acuerdo a un relevamiento realizado por el portal inmobiliario, Zonaprop. Mientras el Gobierno ajusta el presupuesto del ministerio de Vivienda y los salarios siguen perdiendo poder de compra, tener un lugar digno donde vivir es cada vez más difícil para millones de personas.

Según el estudio, en el octavo mes del año el aumento fue del 7 % y en el 2022 acumulan una suba del 59 %. Los valores informados de alquiler, en promedio, son: para un monoambiente $ 61.064, un departamento de dos ambientes cuesta $ 74.557 por mes y una unidad de tres ambientes y 70 metros cuadrados se alquila por $ 100.628 por mes.

Estos valores superan por mucho al “salario mínimo, vital y móvil” que en agosto fue de $ 47.850, para el caso de un departamento de tres ambientes es más del doble. La canasta básica (que no incluye gastos por vivienda) estimada por el Indec para un hogar de cuatro personas en julio fue de $ 111.298, o sea que una familia debe gastar casi el equivalente de sus consumos básicos para poder alquilar.

Mataderos (99.6%), Colegiales (96,7%) y Santa Rita (92,7%) son los barrios con mayor incremento interanual de precio, mientras que Puerto Madero (61%) se posiciona como el que menos sube, siempre de acuerdo al estudio del portal inmobiliario. Reflejando cómo el problema golpea de forma distinta en cada sector social.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los aumentos que llegan en septiembre?

Los problemas de vivienda no son exclusivos de la Ciudad de Buenos Aires sino que el déficit habitacional alcanza a unos 3.5 millones de hogares y la dificultad para alquilar se extiende por el resto de la provincia y el interior del país. Sin embargo, esto no impidió que Sergio Massa decidiera recortar $ 50.000 millones de los créditos Procrear destinados a primera vivienda.

La profundización de la especulación inmobiliaria es un proceso que viene pegando saltos en la última década. Desde el Centro de Estudios Metropolitanos afirman que en CABA “entre 2013 y principios de este año la reducción de la superficie disponible para alquileres se redujo de 138.000 mts2 a menos de 40.000. Y en ese mismo período, el precio de los alquileres aumentó 1.700%”. La prioridades se encuentran cada vez más concentradas en pocas manos y los que se ven obligados a alquilar aumentan día a día.

Son preocupantes los contrastes entre las enormes ganancias de unos pocos, y donde constructoras e inmobiliarias sacan gran tajada, y las mayorías trabajadoras que llevan 6 años consecutivos de caída en su poder adquisitivo. Sin afectar los negocios de los grandes empresarios con medidas elementales como un impuesto a la vivienda ociosa y un plan Estatal de construcción de viviendas a la altura de las necesidades de la población, el derecho a la vivienda digna será imposible cumplir.

También podes leer: Salió el suplemento impreso de LID: “El gobierno ajusta, la derecha pide más”




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias