×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Este miércoles se realiza una caravana hacia la cámara empresaria. Sigue trabada la paritaria. Tras la fuerte rebelión en fábricas del interior, la conducción tuvo que convocar nuevas medidas.

Miércoles 18 de noviembre de 2020 | 11:33

Luego de las 10 de este miércoles, comenzó una caravana convocada por el Stia (Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación) de Capital y Provincia, con delegaciones de diferentes fábricas. Al no haber paro, los obreros y obreras de gremio no han podido movilizarse masivamente, a tono con la bronca que hay.

Después de meses que las patronales se niegan a otorgar aumento, mientras trabajaron toda la pandemia. Recordemos que tras la paritaria vencida en mayo, la FTIA liderada por Morcillo y Daer aceptó un aumento en Julio del 6% no remunerativo y el 0,5 en septiembre. Dijeron que el 22 de septiembre se volvía a discutir. Luego de semanas sin respuestas impulsaron un paro de dos horas que luego del primer turno de paro ya tenía dictada la conciliación obligatoria. El reclamo lo llevaron al Ministerio de Trabajo donde las patronales solo ofrecieron $4000 pesos no remunerativos hasta Marzo y donde ni se habla del retroactivo que nos deben de este año.

La bronca empezó a crecer. No solo en la zona metropolitana sino sobre todo en el interior, con paros y piquetes en plantas de Arcor y Bagley en Córdoba, San Luis, Tucumán y Catamarca.

Te puede interesar: Alimentación: la rebelión de delegados del interior impulsa la lucha salarial en todo el país

Reclamo de paro nacional

La Agrupación Bordó se movilizó con trabajadores y trabajadoras de las plantas de Mondelez de Pacheco y Victoria.

Julio Tévez, trabajador de Mondelez, dijo que “reclamamos un salario igual a la canasta familiar, pero además una exigencia de paro nacional, para sumarse a las medidas combativas de Bagley y Arcor, que incluso ayer en una de sus plantas fueron amedrentados a sus trabajadores. Las grandes empresas hicieron trabajar en pandemia a miles de trabajadores y pagan sueldos miserables. Por eso exigimos que la Federación de conjunto convoque asambleas para decidir entre todos los trabajadores y que el reclamo se fortalezca”.

El testimonio de Stella Cabral, trabajadora de Mondelez Pacheco e integrante de la Bordó.

La opinión de Maximiliano Montero, Mondelez Victoria.

Ampliaremos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias