×
×
Red Internacional

Aniversario.Alicia Moreau de Justo, la joven pionera con una inmensa vida política

A 35 años del fallecimiento de Alicia Moreau de Justo, quien talló los primeros pasos del feminismo en Argentina con su prematura militancia desde sus 15 años, recordamos su historia, disruptiva para la época, pero no tan lejana de la actual realidad.

Martina AlvarengaEstudiante secundaria | No Pasarán - San Miguel GBA

Miércoles 12 de mayo | 14:54

Alicia Moreau de Justo fue una mujer comprometida con la realidad, dispuesta a cambiarla. Médica, escritora, maestra, política, una figura destacada del siglo XX que quebrantó las reglas impuestas por el patriarcado. La hija de comuneros exiliados (luego de la derrota de la insurrección parisina), nació en Londres y 1887 llega a Buenos Aires donde pasará toda su vida.

Realizó sus estudios secundarios en la Escuela Normal Nº 1, frente al edificio de Obras Sanitarias, donde conoció al radical Hipólito Yrigoyen, quien enseñaba ahí como profesor de Moral e Instrucción Cívica. Moreau luego recordaría que mantuvieron una estrecha relación y él solía prestarle libros sobre cuestiones de derecho.

Luego de graduarse pudo ser una de las primeras en cursar el nivel universitario, en la Facultad de Medicina, donde obtuvo su título honorífico. Dedicándose al campo de la ginecología, reflejando su interés por la vida de las mujeres realizó estudios de las enfermedades femeninas.

Como escritora, nos dejó obras reconocidas como Educación y revolución, que fue vista en el diario socialista La Vanguardia destacando su trabajo como “uno de los más importantes entre los conocidos”. También publicó varios artículos en la Revista Socialista Internacional, de la cual participaban revolucionarias como Rosa Luxemburgo y Clara Zetkin.

Te puede interesar: [Video] Virginia Bolten

Una juventud llena de proeza

Su trayecto, militancia y participación política abrieron oportunidades a gran cantidad de mujeres cuyo único futuro era vivir sometidas al trabajo doméstico y el cuidado de la familia. Y pareciera ser que no queda tan lejana esa realidad ya que actualmente, según el INDEC, las mujeres que realizan tareas domésticas representan un 72% y además casi 19 millones están bajo la línea de pobreza.

Cuando se habla de su actividad política se la asocia a su lucha por la conquista de los derechos de las mujeres pero poco se conoce de sus inicios. Todo comienza en 1902, cuando tomó contacto con las hermanas Chertkoff fundadoras del Centro Socialista Femenino. Moreau las acompañó en la Asociación Pro-Educación Laica que se organizó en Morón en 1903 y en la tarea de abrir bibliotecas populares y jardines maternales. Y luego, en 1906, la republicana española Belén de Sárraga le sugirió que las argentinas deberían organizar un movimiento en favor de los derechos políticos de la mujer, lo que la llevó a acercarse al Partido Socialista.

Marcó un camino desde el inicio, fundando el movimiento feminista en Argentina. Su gran iniciativa convocó a grandes figuras como Alfonsina Storni. Fue inspirada por las sufragistas de la época, con quienes tuvo contacto en 1919, en un Congreso Internacional de Obreras en Washington.

El feminismo que ella llamaba de la igualdad era el que militaba, yendo a los barrios populares a enseñar a los obreros a través de la Sociedad Luz, ubicada en el barrio de Barracas, apoyando la huelga de los inquilinos de 1907 y deseando una sociedad más justa.

Alicia Moreau de Justo recuerda que: «Siempre creí que este país merecía ser distinto. Que un día íbamos a unirnos todos y el destino cambiaría. Recuerdo los barrios obreros de esta ciudad cuando llegábamos con las banderas rojas, y la gente se iba reuniendo y se iban logrando cosas. Cuando el Partido Socialista era una parte linda de la vida. Cuando las mujeres nos juntamos por primera vez y empezamos a pelear por nosotras... »

A pesar de abrazar la estrategia reformista del Partido Socialista, de la que podes profundizar la crítica en Cien años de historia obrera en la Argentina 1870-1969 fue una figura muy importante en la Argentina. La historia de vida de Alicia Moreau decanta en el emblema de la progresía y el feminismo de “ministerios”, se la reivindica como la mujer que pudo en cierto punto superar todas las barreras y presiones de la época ultra conservadora y patriarcal. Un discurso que se abstrae totalmente sobre cómo hoy viven las mujeres, como si la opresión se fuera acabando de a poquito, con la aplicación de leyes y reformas del estado burgués. Y no, la vida de esta luchadora nos tiene que interpelar sobre cómo las mujeres tenemos que pelear y creer en la fuerza que pueda sublevarse contra toda violencia y opresión que reproduce la explotación capitalista.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias