Economía

RESERVA FEDERAL EE.UU.

Algunas claves para entender el efecto de la suba de tasas

Ayer Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de EE.UU., anunció la suba de las tasas de interés a un rango que va de 0,25 a 0,5%. A continuación tratamos de puntualizar sobre los mecanismos de impacto que tendrá la medida en la economía norteamericana y mundial.

Guadalupe Bravo

Economista | @GuadaaBravo

Viernes 18 de diciembre de 2015 | Edición del día

El martes la Reserva Federal de los EE.UU. finalmente decidió poner fin a los más de 7 años de congelamiento de las tasas de interés, que oscilaban entre 0 % y 0,25 %, una medida de tasas cero, sostenida desde la crisis financiera internacional en 2008.

En este sentido, Janet Yellen expresaba a través de un comunicado de prensa, la decisión del organismo, donde sostenía que: “el comité (de la FED) juzga que ha habido una mejora considerable en el mercado laboral este año, y es razonablemente seguro de que la inflación se elevará en el mediano plazo, a su objetivo del 2 por ciento. Teniendo en cuenta el panorama económico, y reconociendo el tiempo necesario para que las acciones de política afecten a los futuros resultados económicos, el Comité decidió elevar el rango objetivo para la tasa de fondos federales a 0,25 a 0,5 por ciento”.

Aunque el esperado aumento de tasas no sorprendió, como expresábamos ayer en un “Giro histórico en la política monetaria de la Reserva Federal”, la medida se da en un contexto de contradicciones para la recuperación de EE.UU. Se espera que en los próximos días y meses su impacto se expanda al resto de las economías del mundo. A continuación explicamos algunos factores claves que serán afectados por el impacto de la medida y el cambio de la política monetaria de EE.UU.

Mecanismos que estimula la suba de tasas

En un reciente artículo del NYT, se postula sencillamente que la suba de tasas de la FED, lo que hace es elevar el tope para la tasa de fondos federales; es decir la tasa a la que los bancos se prestan entre sí. Luego desde la mesa de negociación del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, se compran y venden títulos y valores, tratando de mantener la “tasa” dentro del tope.

Ajustar las finanzas: Si la FED decide (como sucedió el miércoles) que es tiempo de subir las tasas de interés, hará todo lo necesario para asegurarse que el costo de prestar dinero se incremente en el sistema bancario. Debido a que todas las instituciones bancarias hacen negocios con el “dinero”, tras el aumento de las tasas el dinero se vuelve rápidamente más caro, afectando a todos los bancos e instituciones, aún aquellos que no tengan relación directa con la FED.

Suba de tasas y de costos financieros: una vez que los bancos y las instituciones financieras enfrentan una suba de sus costos, los trasladarán a sus clientes a través de mayores tasas de interés a corto y largo plazo. En teoría las tasas de corto y largo plazo se deberían deslizar juntas, aunque muchas veces esto no sucede.

“Mayores tasas fortalecen el dólar”: al subir las tasas de interés los activos estadounidenses como los bonos del Tesoro o los bonos corporativos se vuelven más atractivos para los inversores extranjeros, debido a que es más conveniente tener dólares que pagan un mayor interés. Para comprar estos activos, los inversores deben cambiar su moneda de origen por dólares, elevando la demanda de éstos y haciendo que se aprecian.

Caen las acciones: en los últimos 7 años las bajas tasas (cercanas al 0 %) hicieron que los bonos fueran relativamente poco atractivos, mientras el mercado de acciones se volvía más atractivo. Con el alza de las tasas, parte de ese dinero tenderá a fluir de nuevo hacia los bonos y relativamente más lejos del mercado de valores.

Préstamos y ahorros: si los bancos suben sus tasas, este cambio genera diferentes impactos en los consumidores. Algunos casos como los préstamos para pagar la compra de un auto, el saldo deudor en una tarjeta de crédito o sacar una hipoteca para pagar la compra de una casa, se convierten en operaciones más caras.

Contrariamente quienes tengan abultados ahorros en un banco obtendrán mayores pagos de interés. Así la suba de tasas afecta a quienes están endeudados y beneficia a los acreedores y a los que tienen capacidad de ahorro.

Caída en el consumo y la industria: la consecuencia del encarecimiento de las compras con crédito, préstamos o en “cuotas”, genera una baja en el consumo de bienes como autos o casas. De esta forma la caída impactará directamente en la rama de la construcción, automotriz o los vendedores de distintos bienes, donde habrán demasiadas unidades sin vender. Esto generará una menor inversión, y despidos a los trabajadores (ajustados por una menor producción), debilitando la capacidad de exigir mayores salarios y aumentando el desempleo.

Los mecanismos de tasas FED como una máquina Rube Goldberg

A continuación reproducimos un ingenioso video publicado en el diario The New York Times, donde a través de la confección de una máquina Rube Goldberg (un aparato excesivamente sofisticado que realiza una tarea muy simple de una manera deliberadamente muy indirecta y elaborada, normalmente haciendo uso de una reacción en cadena). La utilización del mecanismo intrincado, trata de dar cuenta de una forma muy gráfica, del complicado y poco lineal impacto de las tasas de interés sobre los principales factores de la economía. Y muestra además, que aun con intensiones direccionadas, las cosas pueden habitualmente no salir como “se esperan”. Más precisamente en el artículo que acompaña el video se lee: “Conseguir que la economía cambie en la manera que quieres es un acto de equilibrio muy difícil, incluso si usted tiene la capacidad de crear dinero de la nada”.







Temas relacionados

Estados Unidos   /    Reserva Federal   /    FED   /    Tasas de interés   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO