×
×
Red Internacional

"Algún día despertarás" (Editorial Final Abierto, 2012), es una ficción autobiográfica escrita por Hernán Luzuriaga (seudónimo de Mario Iribarren).

Jueves 23 de diciembre de 2021 | 11:21

La narración traza el derrotero de Martín Paredes (protagonista y alter ego del autor), y en los diferentes capítulos se traza una semblanza de la sociedad argentina que abarca unos 30 años, desde la década de 1970 hasta el 2001.

La novela navega entre dos aguas: la autobiografía y el registro de la ficción. La necesidad de dar testimonio de una vida, no importa qué tan anodina o insignificante sea, es el impulso que guía a su autor. La primera encierra el peligro de agotarse en la mera confesión (les cabe a los lectores juzgar si la apuesta estética pasa la prueba o no); la segunda invita a apoyarse en una tradición, a elegir los precursores y una forma de contar. Resalta aquí la figura de Manuel Puig, y su segunda novela, Boquitas pintadas, un fresco de época armado al modo de un gran collage de cartas, diálogos y fragmentos de tangos y boleros. Allí, el narrador omnisciente desaparece de escena, y son las voces, pensamientos y emociones de los personajes femeninos los que hilvanan la trama.

Uno de los temas centrales del relato es la salida, tortuosa y traumática, del armario por parte de Martín Paredes. Paredes asume su identidad gay (u homosexual) y su deseo homoerótico, pero lo hace pagando un alto precio con su propia neurosis. Recordemos que en la década de los 80 y los 90, pese a los grandes cambios políticos y culturales que se produjeron, fueron tiempos de una homofobia rampante. La acción transcurre en dos espacios separados: el pueblo de General Villarino, uno de los tantos pueblos de la provincia de Buenos Aires donde transcurre la infancia y la adolescencia de Paredes, y La Plata, la ciudad de la libertad y el camino a la emancipación.

La novela cierra con la narración, en tono épico, del levantamiento de diciembre de 2001. La historia personal del protagonista, Martín Paredes, se funde, anónima, en el vértigo de aquellas jornadas que fueron promesa de redención colectiva. La historia real, alucinada y alucinante, de aquellos días de furia, desborda las vidas de los personajes, poniendo fin al relato en modo casi apocalíptico. Quiere ser también un homenaje a quienes lucharon y cayeron peleando contra un gobierno que llevó al país al borde del abismo.

El autor le agradece encarecidamente a su amigo Juan Carlos Carlocchia, locutor profesional, por la vibrante lectura del capítulo sobre las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001. Instagram: @jkarlocchia


Temas

LGTBI    Libros    LGTBI    Cultura



Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias