Política

ESCENARIO BONAERENSE

Alex, el espía de Vidal y la conexión bonaerense de la cloaca macrista

Se trata de Alex Campbell, actual diputado provincial de Juntos por el Cambio y exsubsecretario de Asuntos Municipales de la exgobernadora. Se lo señala como el nexo bonaerense al que reportaban los espías de la AFI macrista. Ritondo y la “Base 8”, la otra pata del espionaje de Vidal.

Walter Moretti

@patamoretti

Lunes 22 de junio | 00:00

El Covid-19 no solo corre presuroso por el territorio del AMBA sino que también metió sus garras en el podrido mundo cambiemita. El contagio de María Eugenia Vidal puso en evidencia la existencia de un cónclave entre algunos de los “moderados” de Juntos por el Cambio a espaldas del propio Macri. El “olvido” de invitar al expresidente no solo se explica por las internas abiertas a partir de la derrota electoral, sino que también fue potenciado por el escándalo político que provocó la salida a la luz de la red de espionaje ilegal montado por el macrismo desde la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) comandada por Gustavo Arribas y motorizada por una banda de policías, narcos e integrantes del servicio penitenciario que venían desplegando distintos ataques, amenazas y que espiaba a propios y ajenos. El PTS y algunos de nuestros principales dirigentes junto a otras organizaciones de izquierda –entre ellos el actual diputado provincial Claudio Dellecarbonara- también fueron parte del largo y voluminoso raid de estos “servilletas”.

El otro contagio de Vidal

La exgobernadora no solo sufrió el contagio de Covid; con el escándalo abierto por el accionar ilegal de la AFI también aparece contagiada por el virus que durante años emanó de la cloaca macrista y que bajo su gobierno, como no podía ser de otra forma, garantizó su conexión bonaerense.

Macri y Vidal no se sacaban distancia a la hora de espiar. La taba se dio vuelta cuando la gobernadora amenazó con lanzar su propia candidatura –el recordado “Plan V” y ella misma entró en la mira de los espías de Macri.

Alex Campbell: el cheto-espía

El actual diputado y vicepresidente del bloque provincial de Juntos por el Cambio apareció muy comprometido en la investigación por el espionaje ilegal orquestado desde la Casa Rosada. Una serie de chats lo involucran como un nexo y el contacto político en territorio bonaerense al que entre otros reportaban los espías Leandro Arraque y Alan Ruiz. Según distintas versiones el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, a cargo de la causa, podría disponer el pedido de desafuero del diputado cambiemita Campbell, un chico bien que escaló en el círculo íntimo de Vidal y se convirtió en subsecretario de Gobierno y secretario de Asuntos Municipales; acorde con su cargo, también se dedicaba a investigar a los intendentes.

Fue denunciado por el exalcalde de La Plata Pablo Bruera, quien se presentó como querellante en la causa destapando el rol de Alex Campbell; a partir de allí las balas pican cerca de los pies de la exgobernadora. “Todos en el mismo lodo” como dice el periodista Diego Genoud en su nota “El chiquero PRO” publicada en el sitio Letra P. Vale recordar que Bruera fue responsable político junto al exgobernador Daniel Scioli del crimen social de la gran inundación de La Plata en el 2013, donde quisieron truchar el número real de víctimas.

Ritondo y la “Base 8”

Pero el espionaje bonaerense estuvo lejos de terminar en Alex Campbell. La investigación también involucra a la red de inteligencia que operaba en el propio Ministerio de Seguridad bajo el mando de Cristian Ritondo, que habría sido responsable de más de un millar de casos.

El propio Pablo Bruera denuncia el accionar del llamado “Base 8”; un grupo parapolicial encargado, además del espionaje, de distintos ataques, provocaciones y atentados. Casos como el ataque a la sede del PJ provincial, las bombas que estallaron en las cercanías del propio Ministerio de Seguridad y las amenazas y las “entraderas” en el despacho de Vidal todavía siguen impunes. Todo este accionar parapolicial se comenzó a descubrir con datos obtenidos en la mismísima Jefatura de Asuntos Internos de la Bonaerense, y figuran en la causa que se sigue contra su exjefe Guillermo Berra y su esposa que se desempeñaba como directora de Asuntos Patrimoniales de ese mismo organismo policial. Se calcula que desde las oficinas de Asuntos Internos se llegó a investigar a cerca de un millar de civiles.

Nada nuevo bajo el sol. Vidal y Ritondo garantizaron el accionar y la impunidad de la maldita Bonaerense formada bajo el mando de Camps y Etchecolatz, que actuó impunemente y con puño de hierro bajo las tres décadas de gobiernos peronistas en la PBA. Los distintos gobiernos peronistas, desde Duhalde hasta Scioli, sostuvieron a la bonaerense como un mini ejército responsable de miles de casos de gatillo fácil -centralmente dirigidos contra los jóvenes pobres- y para reprimir las luchas de los trabajadores y los sectores populares, como en el caso del asesinato de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki en Avellaneda, masacre de la que se conmemoran 18 años esta semana.

Te puede interesar: Berni, el teniente que prepara la tropa para la poscuarentena de Kicillof

Hay que disolver los servicios de inteligencia

Todos los gobiernos realizan espionaje a través de los servicios de inteligencia y las propias fuerzas de seguridad. Hasta bien entrado el segundo mandato de CFK fue Stiusso quien estuvo al frente de la SIDE. Luego Macri, ni bien llegó al gobierno, hizo votar en nombre de la República los fondos reservados para continuar con el espionaje, ahora bajo el nombre de la AFI. Como todos los servicios de inteligencia, su única función es espiar a las organizaciones de los trabajadores, a la izquierda y a los opositores.

Frente a ello la Justicia Federal siempre se acomoda al poder de turno. Está en nuestras manos terminar de una vez por todas con el espionaje contra las organizaciones de los trabajadores y contra los partidos de izquierda. En ese mismo sentido también rechazamos abiertamente el denominado “ciberpatrullaje” que actualmente impulsa el Ministerio de Seguridad a nivel nacional. Hay que disolver los servicios de inteligencia. Todos los gobiernos utilizan el espionaje para perseguirnos y debilitar nuestra lucha y organización independiente, pero no nos amedrentaran y seguiremos organizándonos para que esta crisis la paguen los capitalistas.

Te puede interesar: En la primera tanda de plenarios abiertos se organizan cerca de 3000 trabajadores







Temas relacionados

Alex Campbell   /    Juntos por el Cambio   /    Espionaje ilegal   /    Escenario Bonaerense   /    María Eugenia Vidal   /    Cambiemos   /    Agencia Federal de Inteligencia (AFI)   /    Pablo Bruera   /    Provincia de Buenos Aires   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO