Sociedad

Alesso y Baradel firman acuerdo a espaldas de los docentes

Participaron de la reunión paritaria sobre condiciones laborales 5 sindicatos nacionales. Los que no firmaron el acta son AMET, UDA y CEA. CTERA tiene mayoría automática por ser el de mayor número de afiliados. Los trabajadores nuevamente, convidados de piedra.

Facundo Pilarche

Congresal Suteba | @facupilarche

María Elizabeth Campodonico

Congresal Suteba | Dirigente Lista Marron-Corriente Nacional 9 de abril

Sábado 6 de junio | 14:26

Prensa de CTERA

Fue el pasado jueves 4 de junio, al mismo tiempo que se desarrollaban reuniones de delegados docentes no resolutivas de SUTEBA -gremio de base de CTERA- de toda la Provincia de Buenos Aires, y en las cuales el oficialismo de Baradel no mencionó en la reunión el acta, hasta que la misma no estuvo firmada pasadas las 19h y fue de espaldas a la docencia de todo el País.

El acta- acuerdo con el Ministro de Educación de la Nación, Trotta y el de Trabajo, Moroni, versa sobre condiciones de trabajo en el marco de la Cuarentena. Dicho acuerdo fue anunciado por CTERA -al día siguiente- como un “triunfo” ya que, según dice el mismo comunicado y repite Baradel y Alesso en declaraciones a los medios, plantea “el derecho a la desconexión y a la intimidad” y regula el trabajo docente en contexto virtual no presencial.

¿Qué dice el acuerdo que CTERA festeja?

“Reconocer como trabajo docente en contexto virtual o no presencial” pero el Estado, nuestra patronal, se desentendió absolutamente de garantizar el más mínimo aporte de recursos para las y los docentes, y familias. El sistema lo hemos puesto en pie los trabajadores de la educación junto a la comunidad educativa sin ninguna capacitación previa, y con recursos propios como ser dispositivos, internet, etc.; y en condiciones de total precariedad, atendiendo todos los aspectos de la emergencia, incluido el reparto de alimentos.

Se señala también que este "reconocimiento", es hasta tanto se restablezcan las condiciones de presencialidad establecidas por la Pandemia, sin embargo, establece como marco normativo referencial el Convenio 177 de la OIT sobre trabajo a domicilio cuyo artículo 1 inc. b) plantea “Una persona que tenga la condición de asalariado no se considerará trabajador a domicilio a los efectos del presente Convenio por el mero hecho de realizar ocasionalmente su trabajo como asalariado en su domicilio, en vez de realizarlo en su lugar de trabajo habitual”.

¿Por qué luego de más de 70 días, quieren "regular" una actividad "ocasional" y justo cuando se evalúa el regreso a la presencialidad?

“Pedimos una semana de plazo para considerar las particularidades de cada jurisdicción y no hubo posibilidad de postergarlo. Quisieron sacarlo hoy.” sostuvo la representante de AMET, que tampoco hizo algo para informar a la comunidad educativa y los trabajadores de la educación.

Este acuerdo, entre CTERA y el gobierno, ¿Estaría respondiendo a una realidad que "Llegó para quedarse" a causa de la falta de inversión en infraestructura escolar? Es que la virtualidad y lo que Trotta llamó sistema “dual” (presencial y virtual) para el regreso a las aulas no depende sólo de las necesidades estrictamente epidemiológicas, sino un "sistema dual" cuya excepcionalidad quieren aplicar más allá del contexto de COVID19 y aplicable a todas las circunstancias a las que estamos acostumbrados (falta de agua, gas, derrumbes, etc.) debido a la falta de inversión y deficiencia de la infraestructura escolar (y que no piensan resolver), algo que ya intentaron implementar en Moreno después del crimen social de Sandra y Rubén y mostró su rotundo fracaso.

¿Hay que aclarar que si trabajamos (y montamos el sistema integralmente) Tenemos derecho a percibir un salario?

Curiosamente, en el artículo 3 establece que, en el marco de este contexto, los docentes, “conservamos el pleno derecho a percibir salario y el goce de licencias”. La CTERA tiene que consignar en un acuerdo paritario que los docentes no perdimos la condición de trabajadores, ni nos transformamos en esclavos.

Lo tiene que aclarar porque sabe que las prioridades de los gobiernos provinciales son los pagos de vencimientos de deuda y las ganancias de los empresarios, por lo tanto, no se puede descartar que, como en Chubut donde docentes y estatales llevan meses sin cobrar y ni así CTERA se puso en acción, la situación puede extenderse a todas las provincias.

Vale decir que, garantizan los salarios sólo de los docentes que no perdieron cargos, ni horas en la cuarentena; porque los miles de docentes que no pudieron tomar horas porque se suspendieron los actos públicos, los que perdieron cargos, los docentes de Plan Fines y otros programas, siguen esperando que CTERA los considere trabajadores con derechos.

Recién me puedo conectar porque tenemos una sola compu para 4 personas ¿Ya no estás?

Baradel y Alesso en sus declaraciones festejan el artículo 4, referido a la jornada laboral, que sin dudas se extendió a niveles inusitados, con una conexión full time. No sólo atendiendo las necesidades de estudiantes y familias sino debido a la sobrecarga de reuniones virtuales impuestas por las autoridades.

Allí plantean “el derecho a la desconexión y a la intimidad” y la delimitación del tiempo de trabajo a las horas cátedra o cargos para los cuales cada docente ha sido designado. Lo que no dice Baradel y Alesso -que hace mucho ya no pisan un aula-, es que podemos poner límites a una reunión institucional, pero frente a las necesidades acuciantes de los chicos y familias, ese enunciado es papel mojado.

Los estudiantes se conectan cuando pueden o les prestan el único dispositivo que comparten en la casa, o cuando tienen acceso a wifi o datos. Situaciones que también vivimos los docentes que tampoco contamos con una computadora individual y compartimos con el resto de nuestra familia.

En un gremio, mayoritariamente femenino, además, los tiempos de trabajo (y la falta de espacios adecuados o destinados exclusivamente a tal fin) se mezclan con otras tareas domésticas, como el cuidado de niños, las tareas de los hijos que están en edad escolar, y los quehaceres que este sistema patriarcal nos ha asignado a las mujeres. Nuevamente, legalizar un trabajo sin un centavo de inversión, es profundizar la precarización educativa y sobrecarga de tareas, entre otras. Menos mal que en el punto 5 aclara que no perdemos "derechos adquiridos" en esta modalidad de trabajo.

El Estado deberá garantizar la Educación pública laica y gratuita… Bueno, no tanto

En el punto 7, habla de los recursos tecnológicos diciendo que “Los recursos tecnológicos existentes a nivel nacional y jurisdiccional son puestos a disposición de las y los docentes a los efectos de facilitar el desarrollo de sus tareas en la virtualidad y se procurará ampliarlos conforme a las disponibilidades y posibilidades de los/las empleadores/as; comprometiéndose el Ministerio de Educación de la Nación a proponer un programa progresivo para promover el acceso a los mismos por los/as docentes, colaborando con el desarrollo de sus tareas.” Una burla, mientras CTERA considera “progresivo” el anuncio del ministro Trotta que “estaría gestionando créditos para docentes con el Banco Nación para la compra de computadoras.”

O sea, no sólo que CTERA no le exige nada al Ministerio, sino que naturaliza que los docentes tengamos que destinar como mínimo el 10% de nuestros salarios para pagar la estafa de las empresas de telecomunicaciones (que no dejan de ganar millones en la pandemia) sino que, además, tenemos que endeudarnos para adquirir “los dispositivos adecuados para dicha tarea” con un sueldo miserable. Ni hablar de las familias de nuestros estudiantes que han perdido los ingresos y que tienen que hacer malabares para comer y también garantizar la conectividad.

El Ministro de Educación Trotta ya consiguió quien garantice la "profundización de la desigualdad": CTERA

Lejos de exigir que el Estado destine los recursos para garantizar el derecho a la Educación gratuita, convalida la profundización de la desigualdad educativa entre quienes tengan acceso regular a las clases virtuales y quienes no. Entre quienes tengan los recursos para acceder al vínculo pedagógico y afectivo, y quiénes deban abandonar la idea de continuar con sus estudios en todos los niveles educativos.
Esta reglamentación no hace más que sentar un nuevo precedente, que se suma a la contra reforma del artículo 109 de la Ley de Educación Nacional 26206 y que denunciaron los diputados del Frente de Izquierda Nicolás Del Caño y Romina Del Pla para ampliar el concepto de excepcionalidad y avanzar sobre las condiciones de trabajo.

La miseria de lo posible o la lucha por no terminar en la miseria

A un pliego de reivindicaciones extenso que tenemos los docentes y de las carencias que dejó expuesta la emergencia como el aumento del presupuesto educativo para atender todas las necesidades entre las que se cuentan la provisión de dispositivos y computadores a docentes y alumnos, la exigencia a las empresas de telecomunicaciones de liberar datos e internet para alumnos y docentes, la apertura de los actos públicos virtuales para los docentes que se quedaron sin cargos y horas, con retroactividad a marzo para garantizarles un ingreso, la universalización del servicio alimentario escolar a todos los niños y niñas del país, en cantidad y calidad nutricional y un ingreso de cuarentena de 30 mil para todos los trabajadores que se quedaron sin ingresos, los elementos de bioseguridad, limpieza y Test para los equipos de orientación que van a la casa de nuestros alumnos y los docentes que reparten alimentos expuestos al contagio de Covid19; la CTERA le da la espalda.

Apoyemos el único proyecto de ley presentado en el congreso de Impuesto a las Grandes Fortunas

Sabemos que nuestras demandas requieren de atacar los intereses de los que siempre ganan, de los millonarios beneficiados en los 4 años de macrismo y por este gobierno, por eso estamos impulsando este petitorio en apoyo al único proyecto de ley de Impuesto a las Grandes Fortunas que se presentó en el Congreso, a instancias del Frente de Izquierda Unidad, y que graba a los bancos, terratenientes y grandes empresarios y permitiría atender estas y otras necesidades de las grandes mayorías, junto al desconocimiento soberano de la Deuda Ilegal, ilegítima y fraudulenta como parte de medidas de conjunto para que después de la cuarentena no se profundicen las desigualdades como ya anunció Trotta y frente a lo cual se arrodilla la conducción de CTERA, Alesso y Baradel, en su rol de ministros sin cartera del Gobierno Nacional.

Llamamos a la docencia a organizarse junto a las comunidades educativas, los trabajadores y sectores populares para enfrentar los ataques de las patronales y el gobierno que intentan hacernos pagar la crisis con más miseria, hambre, desocupación y condiciones laborales de esclavitud e imponer a través de la lucha nuestras demandas.







Temas relacionados

Nicolás Trotta   /    derechos laborales   /    Roberto Baradel   /    Condiciones de trabajo   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO