×
×
Red Internacional

Un panorama sobre el comienzo de la Conferencia de las Partes 26 de la ONU. El escenario general, las tareas urgentes para frenar el calentamiento global, el lugar de Argentina y la intervención del gobierno de Alberto Fernández.

Juan DuarteCiencia y Ambiente | tw: @elzahir2006

Lunes 1ro de noviembre | 21:14

¿Qué es la COP26?

COP significa Conferencia de las Partes (Conference of the Parties, en inglés) para la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 1992, que estableció como escenario para la cooperación internacional sobre el clima. Desde entonces se habían realizado 25 de estas conferencias, y esta es la 26.

El Acuerdo de París de 2015 se planteaba mantener "muy por debajo" de 2 ° C el calentamiento global por encima de los niveles preindustriales (1850), mientras se "persiguen esfuerzos" para limitar el calentamiento a 1,5 ° C. Pero estos acuerdos vienen fracasando.

El marco más general de esta COP26, aparte de los fenómenos de crisis climática que vemos cada vez con más frecuencia, esta dado por los avances del Sexto Informe del IPCC:

  • El acuerdo de París fue impotente: según el informe, la temperatura ya subió 1,1C desde revolución industrial y hay que evitar que llegue y supere los 1,5 C a mitad del siglo. En caso contrario, vamos hacia diferentes niveles de un mundo sobrecalentado, calamitosas subidas del nivel del mar, olas de calor de intensidad creciente y sequías de duración cada vez más prolongada que dejarían a decenas de millones de personas sin hogar ni alimentos.
  • El papel de la sociedad capitalista es la clave: las filtraciones de otros documentos IPCC aluden a esto. Las responsabilidades están determinadas por condiciones de clase y de poder imperialista: según el IPCC "el 10% más rico del mundo contribuye entre el 36% y el 45% de las emisiones globales de GEI [gases de efecto invernadero], mientras que el 10% más pobre del mundo contribuye entre el 3% y el 5%". Asimismo, “el 46 por ciento de las emisiones de CO2 de los países en desarrollo en 2010 y el 41% en 2015 procedieron de la producción de exportación a los países desarrollados”. El consumo contaminante tiene contornos de clase fuertes. La mitad de todas las emisiones de la aviación provienen del 1 por ciento más rico.

Situación de la crisis climática y el calentamiento global

  • En la trayectoria actual (si todo sigue igual): el escenario sería de 2,7 C más hacia fin de siglo. Catastrófico.
  • Las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2) relacionadas a la energía están en camino a alcanzar un aumento de 1,5 mil millones de toneladas en 2021 –el segundo incremento más grande en la historia– revirtiendo la mayor parte de la disminución causada por la pandemia de Covid-19.
  • Se requiere una reducción de emisiones de CO2 del 45% para 2030, o una reducción del 25% para 2030 para limitar el calentamiento global a 2 C°.
  • Pero se espera que las emisiones globales se incrementen en un 16%, no que disminuyan, para el año 2030 comparado con los niveles de 2010.Los gobiernos planean producir más del doble en combustibles fósiles para 2030 de lo necesario.
  • Los países del G20 han destinado cerca de 300 mil millones de dólares a nuevos fondos para la actividad de combustibles fósiles desde el comienzo de la pandemia de COVID19, más de lo que han destinado a energías limpias.

Cuáles son los objetivos que se plantea esta COP26?

  1. Que la temperatura global no se eleve más de 1,5 C° a través de “audaces y rápidos cortes de emisiones” y compromisos de cero neto;
  2. Incrementar la financiación internacional para la adaptación, hasta al menos la mitad del total de lo que se invierte en acción climática;
  3. Alcanzar el compromiso existente de conseguir 100 mil millones de dólares en financiación climática cada año, para que los países en vías de desarrollo puedan invertir en tecnologías verdes, y proteger la vida contra impactos climáticos cada vez peores.

Desde el Protocolo de Kioto en 1997 se han lanzado a la atmósfera el 50% de las emisiones totales de CO2 que han tenido lugar desde el inicio de la era industrial, y solo en los últimos siete años se ha emitido el 10%. Tras la Cumbre de París (2015) se registraron los mayores incrementos en las emisiones de CO2 de la historia del capitalismo.

¿Cuál es la política actual de principales potencias?
Del G20 solo 12 se comprometieron a emisiones cero alrededor de 2050. China y Arabia Saudita, solo formalmente y en 2060. Se debería reducir a la mitad en 2030, pero va hacia crecer 15 % más. Se establecieron los siguientes acuerdos:

  • “Mantener 1,5 grados al alcance requerirá acciones significativas y efectivas y el compromiso de todos los países, teniendo en cuenta los diferentes enfoques”, dijo el G20 en su comunicado final.
  • Compromiso de alcanzar un objetivo de cero emisiones netas de carbono “para mediados de siglo o alrededor de este año”, en lugar de fijar una fecha clara para 2050, como esperaban los activistas y el anfitrión de la cumbre, Italia.
  • En otra parte de la declaración, acordaron dejar de financiar nuevas plantas de carbón sucio en el extranjero para fines de 2021, y reafirmaron el compromiso no cumplido hasta ahora de movilizar $ 100 mil millones para los países en desarrollo para los costos de adaptación climática.
  • Reconocieron por primera vez “el uso de incentivos y mecanismos de fijación de precios del carbono” como una posible herramienta contra el cambio climático, justo cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI) está pidiendo a los países más contaminantes que sigan ese camino estableciendo un mínimo de carbono.
  • UK reconoce que no se va a alcanzar la promesa de 100 mil millones de dólares este año.
  • EEUU: Biden se opone abiertamente al Green New Deal (su propuesta de $ 2 billones de gasto en esta área es solo una vigésima parte de la propuesta por el Green New Deal del Partido Verde, y una octava parte de lo propuesto por Bernie Sanders),
  • China: es actualmente es el mayor emisor de CO2 del mundo, planea construir 43 plantas de carbón nuevas, sumadas a las mil que ya están operando.

Emisiones acumuladas, combustible fósil y desforestación. El lugar de Argentina.

La organización británica Carbon Brief publicó recientemente un informe en donde determina la contribución de cada país al calentamiento global desde el año 1850. Incluye emisiones de gases efecto invernadero por combustibles fósiles y también el impacto de la deforestación sobre el calentamiento global, en la medida en que ésta reduce los espacios de captación de carbono, como bosques nativos o selvas, entre otros:

  • Emisión acumulada: 1, EEUU (509 bn de GT; 20%); 2, China (11 %); 3, Rusia (7%).
  • Pero incluyendo desforestación: Brasil salta al 5to lugar con 5% (97bn GT, apróximadamente más que Alemania, el Reino Unido y Japón).
  • Argentina queda así en el puesto 14 (23,7 bn GT). Es el sexto país del mundo en términos de tierra cultivada, con 39 millones de hectáreas. Según datos oficiales, el país está entre los diez países con mayor pérdida neta de bosques en el período 2000-2015. La región más afectada es el Parque Chaqueño, el segundo foco de deforestación de la región después del Amazonas.
  • El calentamiento global y el modelo extractivista no son cuestiones externas, como quiere presentar el gobierno nacional, incluso llegando a un virtual negacionismo del papel del agronegocio en el caso del ministro Julián Domínguez, sino íntimamente ligados.

La delegación de Argentina

  • Alberto Fernández ya está en Glasgow, participará de la apertura y a las 11.30 intervendrá en el evento de Alto Nivel sobre “Acción y Solidaridad: La Década Crítica”.
  • Insistirá con un canje de deuda acción climática. Pero esto parte de un reconocimiento y pago de una deuda al FMI que es ilegítima e ilegal. Con esta excusa y un discurso -falso- de "desarrollo", impulsan una matriz extractivista que incluye el subsidio al combustible fósil y diferentes formas de agronegocio que destruye sumideros de carbono mediante desforestación y produce GEI mediante degradación del suelo y ganadería.
  • Se trata de un caso de Greenwashing: impulsa la explotación de hidrocarburos incluso offshore destinando subsidios estatales millonarios al fracking en Vaca Muerta (considerado por la propia ONU como una “bomba de carbono”), como parte de toda una matriz extractivista que incluye megaminería, agronegocio y producción industrial de cerdos.

¿Qué podría y debería hacerse?

  • Como señala Michael Roberts, los gobiernos saben que hacer: el último informe de la Agencia Internacional de Energía, la World Energy Outlook 2021 lo demuestra en forma detallada y a un costo razonable, pero implica ir contra intereses capitalistas.
  • La cumbres han sido y siguen siendo dominadas por las grandes corporaciones capitalistas (filtraciones demuestran injerencia, por ej. Shell en Acuerdo de París) y los gobiernos de las principales potencias contaminantes del planeta
  • Desde el Protocolo de Kioto en 1997 se han lanzado a la atmósfera el 50% de las emisiones totales de CO2 que han tenido lugar desde el inicio de la era industrial (en 1750), y solo en los últimos siete años se ha emitido el 10%. Tras la Cumbre de París (2015) se registraron los mayores incrementos en las emisiones de CO2 de la historia del capitalismo.

Las medidas necesarias son parte de un programa anticapitalista, dado que el problema de fondo está en el desequilibrio que genera este sistema social.

Son necesarias medidas que cuestionen la mercantilizacion y los intereses capitalistas, como la expropiación del conjunto de la industria energética bajo la gestión democrática de las y los trabajadores y el control de las comunidades campesinas, originarias o indígenas y poblaciones afectadas por la producción, junto a comités de consumidores y usuarios populares. Otra medida importante es la expansión del transporte público gratuito de calidad en todos sus niveles para disminuir drásticamente el transporte individual, con la perspectiva de lograr la nacionalización y reconversión tecnológica sin indemnización y bajo control obrero de todas las empresas de transporte.

La fuerza social para hacerlo está abajo, no en los gobiernos.

  • Hoy hay marcha en Edimburgo, y en Glasgow se hace la reunión de la Cop 26 climate summit.
  • En el mundo se viene expresando la juventud en las calles (desde Greta y Friday’s for future se fue extendiendo y confluyendo con otros sectores).
  • En Argentina este movimiento tiene un sector anticapitalista que cuestiona el papel del extractivismo y plantea medidas concretas de unidad con trabajadores, pueblos originarios, jóvenes y mujeres, tal como se expresó en el documento del 24S de la Coordinadora Basta de Falsas Soluciones.

Te puede interesar: Huelga Mundial por el Clima: ¡El capitalismo y sus gobiernos destruyen el planeta, destruyamos el capitalismo!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias