×
×
Red Internacional

En medio de la campaña electoral varios candidatos tomaron la baja de la edad de punibilidad entre sus programas. Para hablar del tema y más en profundidad sobre la problemática de la niñez, dialogamos con Alejandrina Barry, operadora social del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, militante por los DDHH, y actual candidata a diputada porteña por Frente de Izquierda.

Julieta LalamaTrabajadora del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes GCBA

Violeta Lavinia Equipo Técnico de Infancias y Adolescencias

Viernes 5 de noviembre | 21:33

En medio de la campaña electora, como trabajadoras sobre la problemática de niñas, niños y adolescentes, nos entusiasmó poder charlar más en profundidad con Alejandrina Barry. Ella además de ser candidata a diputada porteña del Frente de Izquierda es operadora social y en su mandato como legisladora siguió todas las causas relacionadas a la niñez. Un poco de profundidad ante tantos sloganes vacios.

Mucho se habló en estos días, en relación a la baja de edad de imputabilidad, ¿Cuál es tu posición al respecto?

Es una propuesta de la derecha, que se viene planteando hace varios años. Creo que bajar la edad de punibilidad es un hecho regresivo, que incluso va en contra de tratados internacionales.

En el debate de candidatos de la Provincia de Buenos Aires, muchxs quedaron espantados al escuchar a Jose Luis Espert, proponer que hay que bajar la edad de imputabilidad a los 12 años. En un país, donde la mitad de lxs niñas, niñas y adolescentes son pobres, donde 1 de cada 4 tiene que salir a trabajar, plantear estas cuestiones es sostener una política claramente criminalizadora, y esto es una de las cosas más repudiables e inmorales que escuché.

Sin embargo, estas posiciones no son exclusivas de personajes fachos como Milei, Espert, Patricia Bullrich, y tantos otrxs. No debemos olvidar el proyecto presentado por Juntos por el Cambio, que pretendía bajar la edad actual a 14 años, y que desde la izquierda y diversas organizaciones dimos una pelea incansable para que eso no saliera. Te decía, estas ideas no son solo patrimonio de algunos personajes, sino que hasta el propio Leandro Santoro, candidato del Frente de Todos, se pronunció a favor.

Hace unos meses, en su paso por el programa de Telefé “Staff de Candidatos” al ser consultado sobre cómo votaría ante un proyecto que bajara la edad de imputabilidad, sostuvo que su voto sería a favor, es decir que apoyaría una ley claramente punitiva contra niños y adolescentes. Además, lo hemos visto y escuchado en diversos medios, declarando que fue asesorado por Sergio Berni que, por supuesto está a favor de esta política, y quien fuera el que lo convenció del uso de las pistolas Taser. Armas de tortura a disposición de la Policía de la Ciudad, que encontraría entre lxs jóvenes más humildes, sus principales víctimas.

Como trabajadora de la niñez participé activamente contra estas políticas, que se dan siempre en momentos de crisis social, donde la juventud es siempre parte de los enemigos internos que se construyen. Sin embargo, hay que destacar que las estadísticas y análisis sociológicos, demuestran que menos del 1% de las acciones tipificadas como delitos y cometidas por jóvenes, son realizadas por aquellxs por debajo de la edad de punibilidad. Estos discursos, envalentona a las fuerzas represivas que encuentran vía libre para matar y desaparecer a pibes y pibas en los barrios.

En definitiva, bajar la edad de punibilidad sólo sirve para aumentar la persecución contra la juventud, en particular aquella que vive en situación de calle o pobreza. Como hemos denunciado con Myriam Bregman, cuando dejas que la derecha te imponga la agenda podés llegar a estas aberraciones.

Desde el Frente de Izquierda Unidad, consideramos que son las condiciones materiales estructurales a las que están sometidxs niñxs y adolescentes y sus familias, las que deben ser puestas en cuestión y lo que evidencia que el capitalismo genera condiciones degradantes de vida, que inciden de forma decisiva en la causa de los delitos.

Es necesario un programa de emergencia para la niñez y la juventud. La real preocupación debería ser que los niñxs tengan viviendas dignas, centros recreativos, garantizando becas de estudio y boleto estudiantil, aumentando el presupuesto para el acceso a derechos, y dejar de criminalizar a las infancias pobres. Esto cuesta plata podrán decirnos. Pero son opciones políticas, o se busca un futuro para los más chicos o se paga la deuda del FMI, que sirvió para pagar la campaña de Macri y que los ricos se la fuguen al exterior.

¿Cómo es la situación particular de la niñez en la ciudad de Buenos Aires?
La situación es muy crítica, por eso vuelvo sobre el tema, porque es muy preocupante que lxs candidatos de esta ciudad sean los que plantean proyectos punitivos sobre los jóvenes.

Tal como se evidencia en el Indicador Barrial de Situación Nutricional (IBSN) el 50,21% de lxs niñxs y adolescentes de 2 a 18 años que asisten a comedores y merenderos presentan malnutrición. Esto no solamente implica situaciones de desnutrición, sino un alto porcentaje de niños, niñas y adolescentes con sobrepeso y obesidad.

No se puede pensar en niños, niñas y adolescentes bien alimentados en la Ciudad, cuando el 40,7% son pobres, esto implica que, en 1 de cada 3 hogares, no tienen los recursos suficientes para los gastos básicos de alimentación.
Esta situación impacta de forma brutal sobre la salud de miles de niños, niñas y adolescentes, y en su calidad de vida, además de vulnerar un derecho humano fundamental como el derecho a la alimentación, por eso con Myriam Bregman junto a docentes y familiares, durante el año pasado, dimos una lucha contra el gobierno de Larreta en este tema, ya que la asistencia alimentaria que brindaban las escuelas no tenían los nutrientes necesarios. La justicia falló a favor de nuestro pedido, obligando al Gobierno de la Ciudad a modificar la calidad de las viandas escolares

Te puede interesar: Importante fallo judicial obliga al Gobierno de la Ciudad a garantizar una alimentación saludable

Durante la pandemia, quedaron en evidencia las desigualdades y la brecha educativa existente en la Ciudad. ¿Qué pensás de la gestión de Larreta en materia educativa?

En lo que respecta a educación claramente la situación no es diferente a lo que venimos hablando. Su campaña “en defensa de la educación” solo se basa en abrir las escuelas, pero no tomó ni una medida para que todos tengan vacantes, conectividad y todo lo necesario para que exista educación. La educación no son solo edificios y dicho sea de paso en bastante malas condiciones.

Por esto, en 2016, con Myriam Bregman y Patricio del Corro junto al colectivo Vacantes para Todxs y docentes, presentamos un amparo con docentes y familias debido a la falta de vacantes, que dejaba a cientos de niñxs sin tener garantizado su derecho a la educación.

Un primer fallo en el 2019 nos dio la razón y hace unos días otro fallo nos dio la razón y tiro por la borda la campaña de Juntos. En ese fallo le ordena al Gobierno de la Ciudad a garantizar el acceso a la Educación Primaria y Secundaria en 20 barrios en total. distribuidos en toda la Ciudad pero sobre todo en la Zona Sur. También, intima a que informen cuáles son las 54 escuelas nuevas construidas por esta gestión, que el gobierno viene publicitando desde que empezó la campaña.

Te puede interesar: Fallo judicial desmiente a Larreta y lo obliga a resolver la falta de vacantes escolares

Además, no debemos dejar de mencionar que, en el país, el 32% de los hogares, no cuenta con conectividad fija a Internet; lo que sumado a la falta de dispositivos tecnológicos, significó la exclusión de miles de niños, niñas y adolescentes del acceso a la educación.

Entonces, lo que decimos es que no se trata de repetir consignas vacías, ni de destinar escasos recursos para los sectores vulnerables, sino que hablamos de cambios profundos que tengan un impacto real en las condiciones de vida de la población.

Nosotros peleamos por el incremento del presupuesto para educación, para comedores comunitarios y para todas las partidas sociales.

La profunda crisis económica, y la creciente situación de pobreza de muchas familias, tiene como consecuencia que, al no poder cubrir los gastos de un alquiler varias de ellas se ven arrojadas a vivir en situación de calle o, para evitar este escenario se hayan organizado para ocupar predios sin uso. ¿Contanos el caso de las mujeres de la Villa 31, y cuál es el estado de la situación habitacional en la Ciudad?

En esta Ciudad, que es la más rica del país, los únicos que no se vieron perjudicados en los últimos años, son los sectores acomodados. En el último informe publicado por la Dirección General de Estadística y Censo, informan que se mantuvo el porcentaje en términos de ingresos de esta población. Mientras que el resto de los sectores se movió mínimamente a partir de la apertura del ASPO.

Esto, sin duda, tiene un reflejo directo en las condiciones de habitabilidad de las familias, donde se observan altos porcentajes de hacinamiento, principalmente en la zona sur de la Ciudad. Además, se ha incrementado la cantidad de familias que no pueden acceder a un alquiler, como mencionas, por no poder costear los mismos, viéndose obligados a estar en situación de calle.

Muchas de estas familias se encuentran encabezadas por mujeres, y son quienes se dispusieron a organizarse para encontrar un espacio donde vivir, como sucedió en “La Containera” en la Villa 31. Donde el estado en lugar de brindarles una solución las reprimió duramente, junto a sus hijxs, y despojándolas de sus pocas pertenencias; o donde a duras penas les ofrecen un mísero subsidio habitacional que, el importe que representa, no permite que consigan un lugar donde habitar estando a cargo de Cnnya. Esto lo vemos todos los días en los medios de comunicación y como trabajadores y trabajadoras de la temática.

Como está demostrado, en CABA, en los hogares encabezados por mujeres la incidencia de la pobreza es mayor, un 22,9%, frente a 18,0% con jefe varón, junto a los que tienen niñxs menores de 14 años, donde el número es de 35,2%. Siendo muchas de ellas víctimas de violencia de género, y teniendo que repartir sus horas de vida entre el cuidado de sus hijxs, y la alta carga de horas de trabajo precarizado, que les permita costear como mínimo la comida del día.

Sin embargo, durante su gestión, Larreta ha impulsado los negocios inmobiliarios, favoreciendo al empresariado por sobre los intereses de las mayorías. En una ciudad donde el 9,2 % de las viviendas están vacías y donde entre los años 2015-2018, se han construido más de 195 mil viviendas, el 50% son suntuosas y lujosas, nosotros, desde el FITU venimos denunciando este modelo del extractivismo urbano.

Debemos recordar lo sucedido con Costa Salguero, o el convenio urbanístico entre el Gobierno de la Ciudad y la empresa IRSA para construir torres de lujo en Costanera Sur. Todo eso fue posible porque contaron con la complicidad del peronismo, quienes les aportaron muchos de los votos que necesitaba para la venta de terrenos públicos.

De las 500 hectáreas que están en cuestión 300 fueron privatizadas o concesionadas con votos del peronismo en la legislatura. Como por ejemplo los terrenos ubicados en el en el Parque Las Victorias de Lugano que serán destinados a la construcción de una cancha de Golf. Comuna donde el déficit habitacional es altísimo, así como la pobreza infantil. Por esto creemos que hay que construir una oposición fuerte, organizada en común con los y las vecinas de los barrios populares.

Te puede interesar: Barry en audiencia por Costanera Sur: “Es un crimen ecológico y empeora el problema de la vivienda”

Basta de una ciudad con casas sin gente y gente sin casas. Las denuncias sobre estos negociados y nuestra pelea cotidiana contra los mismos son inseparables de estas imágenes y del problema para poder acceder a una vivienda para las mayorías.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias