Política

POLÍTICA

Alberto defendió su gestión y el pago de la deuda: "Hicimos lo que no podía esperar"

“Reconstruir Argentina” se titula el video que difundió el presidente por redes sociales este mediodía. Ante un balance con muchos desilusionados, asegura que no hicimos todo lo que esperabas, pero sí hicimos lo que no podía esperar. Entre esas cosas estaría la convalidación de la deuda fraudulenta.

Jueves 10 de diciembre de 2020 | 14:39

Este mediodía, al cumplirse un año de su asunción, el presidente Alberto Fernández, difundió por redes sociales un video sobre su gestión. Más que un análisis, en menos de un minuto plantea un mensaje que intenta explicar lo que pasó en 2020 y llama a “reconstruir, unidos, la Argentina”.

“Aunque no lo elegimos, este es el tiempo que nos tocó. Por eso no hicimos todo lo que esperabas, pero sí hicimos lo que no podía esperar”, dice el video y el mismo tuit. Entonces muestra imágenes relacionadas con la asistencia social y la salud pública. “Entre todos y todas logramos el tiempo necesario para reconstruir la salud pública y universal”, asegura el video.

La afirmación es discutible. La pandemia mostró todos los límites estructurales del sistema sanitario, a pesar de la “cuarentena sin GPS” que realizó el Gobierno. Finalmente el país superó los 40 mil muertos y se ubica entre los que tuvo más fallecimientos por millón de habitantes. Incluso en estos días los funcionarios reconocieron que un rebrote mantiene latente la posibilidad de un colapso. Pero además, en el Presupuesto 2021 propuesto por el Ejecutivo los fondos destinados a salud bajaron. Mientras, las y los trabajadores de la salud están movilizados porque “no pueden esperar”, ni por sus salarios ni por sus condiciones de trabajo.

En el breve video, Fernández elige destacar la cuestión de la deuda. “Argentina volvió a salir en los titulares como un país que no quería deber, quería crecer. Pero con la gente adentro”.

Así presenta el acuerdo con los bonistas de Wall Street, una de las medidas más discutidas de su Gobierno, fue celebrada por los organismos internacionales pero también por los ex funcionarios macristas. Más allá de los plazos de pago, fue la convalidación de una deuda odiosa, fraudulenta e ilegal.

Como señala Pablo Anino en su newsletter de esta semana sobre el primer año de Fernández, “la austeridad en el gasto público durante la crisis pandémica expone que las decisiones de política económica operaron bajo las restricciones impuestas por la herencia del megaendeudamiento macrista con los acreedores privados, con los lobos de Wall Street y con el FMI. En el primer año de Alberto Fernández los pagos de deuda pública se ubicaron generosamente por encima de los U$S 5.000 millones: esta suma convertida a pesos supera lo que se destinó al IFE. La codicia y la especulación, el criterio de la ganancia, imperaron por encima de las necesidades sociales”.

El resultado es mucho más que un análisis digital. Es el hambre graficada en los datos del Observatorio de la Deuda Social de la UCA: el 44 % de las personas se encontraban por debajo de la línea de pobreza (un año atrás esa tasa era de 40,8 %) y en el caso de los niños, niñas y adolescentes llegaba al 64,1 %.

La ilusión de salir de esa situación, que permitió su elección, es otra de las deudas que Fernández intenta explicar. Pero es imposible aplacar el desencanto con un video.

Entonces el spot intenta fundar otra ilusión. “Ahora, unidos, reconstruyamos la Argentina entre todos y todas”.

Las medidas que ya anticipó el Gobierno, en relación a la salud, la asistencia social y los acuerdos con el Fondo, hacen pensar que serán nuevas promesas incumplidas.







Temas relacionados

Alberto Fernández   /    Mauricio Macri   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    FMI   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO