×
×
Red Internacional

9 de Julio. Alberto Fernández no se dio por enterado pero en Tucumán hay un ingenio cerrado y 400 familias en vilo

La critica situación del ingenio San Juan estuvo ausente de los discursos y recorrida planificada por el presidente durante los actos por el Día de la Independencia.

Viernes 9 de julio de 2021 | 23:35

En su visita a la provincia, el presidente Alberto Fernández y Juan Manzur hablaron de independencia económica, de enfrentar la pesada herencia macrista y de sacar adelante el país que atraviesa una crisis económica, social y sanitaria muy profunda. Las frases suenan a huecas, cuando el Gobierno deja a su suerte la vida de uno de los 16 ingenios tucumanos, parte del corazón de la zona de la Banda del Rio Salí, como es el San Juan.

Con 400 trabajadores en su planta de producción de azúcar y alcohol, el ingenio San Juan no participa de la molienda este año. La disputa judicial que mantiene en vilo a los trabajadores se da entre dos grupos empresarios vaciadores, el Grupo Omil y el Grupo Jorge. El primero es conocido entre los trabajadores del azúcar: con una deuda salarial millonaria, Omil fue socio del fraudulento grupo Altamiranda durante largos años. Lo de los Jorge es nacional, formaron parte del desguace del ingenio La Esperanza en la provincia de Jujuy.

“La fábrica es nuestra, no la podemos dejar morir”

Frases como esta recorren las redes sociales de los grupos de la Banda, Alderetes y Lastenia. El recuerdo del cierre de los ingenios, pesa sobre el imaginario de la sociedad tucumana. En la zona del Este el cierre del ingenio Lastenia es una marca que se ve y se nota con el desarrollo los últimos años del crecimiento de la desocupación y la vida de changas de amplios sectores de la juventud que no encuentran trabajo.

Se especula mucho sobre el destino del San Juan. Desde la crisis del 2001 en adelante, el ingenio ha pasado de arrendatario en arrendatario, son empresarios que hacen negocios durante meses y luego se van adeudando salarios e impuestos. En esa dinámica de claro vaciamiento, la Justicia y el Gobierno han optado por dar lugar a cada nuevo arrendatario sin pedir ningún tipo de inversión, ni siquiera el pago de los salarios adeudados. La especulación por estos días gira entorno al negocio de la venta de las mas de 16.000 hectáreas que componen el complejo. Es decir, volver el terreno una caja de negocios para privados y para el propio Estado.

Te puede interesar: Un vaciamiento planificado desde el gobierno: anuncian que este año no molerá el ingenio San Juan

Defender las fuentes de trabajo y un plan de inversión productiva

Roberto Palina, dirigente de la FOTIA y referente del PJ provincial, salió a decir que reactivar el ingenio sería muy caro. Con esa frase, ya deja sentado donde están las jerarquías del sindicato. Lejos de pelear por un plan de reactivación defendiendo a afiliados y familias, el sindicato se ubica del otro lado del mostrador. Basta ver lo rápido con que el Gobierno desembolsa millones en subsidios a empresarios o a pagar la ilegitima deuda externa que dejó el macrismo, para ver dónde están poniendo el eje. Nunca en la defensa del trabajo.

La historia de la provincia de Tucumán está ligada a la historia de la producción de azúcar. Muchos de los pueblos del interior provincial son la expresión del enorme impacto que tuvo para las economías locales el cierre de los ingenios, en algunos casos suplantado por el trabajo de temporada en el citrus o en la caña, pero completamente insuficiente frente a la necesidad de trabajo. Defender el ingenio San Juan es una tarea por la defensa del futuro de las familias de la Banda del Rio Salí. De esto son conscientes los gobernantes, Darío Montero y su esposa, Gladys Medina, hicieron campaña prometiendo una solución que nunca llegó. Es la hora de que sean los trabajadores y familias las que decidan.

Te puede interesar: Manzur en el Ingenio Concepción: anuncio con gusto a poco en la zona con mayor desocupación y déficit habitacional


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias