Economía

DEUDA MILLONARIA Y RESCATE ESTATAL

Alberto Fernández al rescate de Vicentin: ¿los empresarios siempre ganan?

El presidente dispuso el rescate a la agroexportadora Vicentin, que aumento su deuda bajo el macrismo de manera fraudulenta. La intervención por DNU es la antesala al proyecto de expropiación, que tiene que ser sin pago para no convalidar esta estafa. Repasamos las principales claves del anuncio.

Guadalupe Bravo

Economista | @GuadaaBravo

Lunes 8 de junio | 23:41

A partir del anuncio presidencial en conferencia de prensa sobre la intervención de Vicentin y el envió de un proyecto de ley expropiatorio, se abre un nuevo capítulo en los debates de la cuarentena y las medidas económicas adoptadas por el Gobierno.

Alberto Fernández, dijo sobre el recate a la cerealera que: “es una operación de rescate de una empresa que está en concurso preventivo de acreedores, y que permitirá su continuidad, dar tranquilidad a sus trabajadores y garantizar a unos 3.000 productores que tendrán a quien seguir vendiéndole su producción". Y agregó que se está "dando un paso hacia la soberanía alimentaria”.

La respuesta desde sectores cercanos al macrismo fue rápida, expresándose en contra de la intervención del Estado. Pero fue durante la gestión macrista que Vicentin obtuvo un endeudamiento millonario a través el Banco Nación. El hecho de carácter fraudulento puso bajo investigación al ex director del banco , Javier González Fraga y a los empresarios Gustavo Nardelli y Alberto Padoan.

Te puede interesar: El Gobierno intervino Vicentin: no hay que convalidar la estafa, hay que expropiar sin pago

Es muy importante en este debate sobre la expropiación de Vicentin –que se da en el marco de la crisis sanitaria y económica- que el rescate no este diseñado para beneficiar a los dueños de la agroexportadora que se endeudaron de forma escandalosa. Por eso tiene que ser una expropiación sin pago y bajo control de sus trabajadores. A continuación repasamos las claves de anuncio:

*Endeudamiento millonario: en diciembre de 2019 el Grupo Vicentín entró en cesación de pagos por una deuda con proveedores por US$ 350 millones. Los dueños declararon que la deuda se había vuelto “impagable”, luego vino el llamado a concurso preventivo de acreedores.

La deuda del Grupo Vicentín, una de las principales agroexportadoras del país, asciende a US$ 1.350 millones, de los cuales unos US$ 1.000 millones son con los bancos y otros US$ 350 millones con empresas del sector agrícola.

Vicentin tomó deuda en dólares avalada por el Gobierno macrista, a través del Banco Nación, su principal acreedor con un monto de $18.000 millones. Se trató de un crédito por prefinanciación de exportaciones en dólares, que con la devaluación de agosto de 2019, pegó un salto. Sin justificar el motivo, los empresarios que se habían visto beneficiados por estas las líneas de crédito que no abundaban debido a las altas tasas de interés, anunciaron el default, el preventivo de crisis y con ello las implicancias perjudiciales para sus trabajadores.

Podés ver: [Video] Vicentin: la empresa mimada de todos los Gobiernos que estafa a un país

*El papel de Vicentin en la exportación de granos: el presidente remarcó la expropiación de la agroexportadora de capitales santafecinos "le permitirá al Estado tener una empresa testigo en el mercado de cereales para una planificación estratégica y a partir de allí poder referenciar al mercado alimentario." También hablo de soberanía alimentaria pero hasta el momento, sólo se conocen los términos generales de intervención.

Tal como se lee en el DNU, Vicentin no es una empresa cualquiera en crisis “en base a las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior de granos, legumbres, harinas y aceites vegetales que reporta el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, y en vísperas del cierre de la campaña de soja 2018/19, la sociedad se encontraba en el puesto número 6 en ventas, con $ 8.400.000 toneladas de productos embarcados.”

Esto representa un 9% del total de ventas externas agroindustriales, dentro de un mercado altamente concentrado como el de granos y aceites en el que las 10 mayores empresas concentran el 91 % del total exportado. Siendo la “mitad de las firmas exportadoras pertenece a capitales nacionales (AGD, VICENTIN, ACA YPF y MOLINOS AGRO) y el resto a capitales extranjeros.”

Ante esta realidad, si el resultado buscado para poner en el centro de discusión la soberanía alimentaria, y tener precios referenciados, incluso limitar la constante sangría de divisas de las multinacionales, no alcanza con la medida anunciada. Haría falta avanzar hacia el monopolio estatal del comercio exterior.

*Intervención: Fernández explicó que todos los activos del Grupo Vicentin pasarán a ser parte de un fondo fiduciario que estará a cargo de YPF Agro, noticia bien recibida en los “mercados”. Las acciones de YPF en Nueva York subieron más de 10%.

Se designó como interventor a Gabriel Delgado, un economista que actualmente se desempeña en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) y es especialista en finanzas y en economía agropecuaria. Y en el cargo de Subinterventor al señor Luciano Zarich. La medida tendrá vigencia por el plazo de 60 días.

Sobre el rol de YPF, el presidente explicó que se busca "aprovechar la capacidad de gerenciamiento de YPF", y también sumó fichas sobre Sergio Affronti, actual CEO de YPF, que fue vicepresidente de YPF entre 2012 y 2015 durante la gestión de Miguel Galluccio. Recordemos que YPF es una empresa mixta que cuenta con el 51% de las acciones en manos del Estado. El restante 49 % está en manos de accionistas privados, como el fondo Blackrock que posee alrededor de un 5% de títulos de la entidad, HSBC Holding o Morgan Stanley.

La lógica que prima en la petrolera responde a las necesidades del "mercado". En pandemia suspenden y rebajan salarios, mientras hace poco lograron un precio subsidiado a partir del "barril criollo".

Podés ver: YPF no tiene pérdidas pero insiste con rebajar salarios

*Expropiación: el Ejecutivo se dispone a enviar al Congreso un proyecto de ley –probablemente diseñado por Kulfas- para definir la expropiación del Grupo Vicentín. Uno de los principales agroexportadores del país, que de 2017 a 2018 presentó una crecimiento de 68% en su patrimonio neto.

Claudio Lozano, actual director del Banco Nación, avanzó en una investigación sobre las operaciones posiblemente fraudulentas entre el banco y Vicentín a través de los beneficios para la obtención de créditos. Las cercanas relaciones de Vicentín y el macrismo quedan a la vista, ya que la empresa fue una de las principales aportantes de la campaña en 2019 con más de $13,5 millones. Uno de sus CEO, Gustavo Nardelli, fue sondeado como posible candidato a gobernador de Santa Fe por PRO.

La crisis de Vicentin que da pie a la posibilidad de expropiación tiene un origen fraudulento. Ya vimos como el ATP fue aplicado sin límites para repartir millonarios subsidios a empresas sin pérdidas como Techint, Clarín o Volkswagen. La expropiación de Vicentín tiene que ser sin pago para no convalidar el fraude del endeudamiento patronal avalado por el macrismo. Y bajo control de sus trabajadores, para que sea una medida que ponga por delante mantener las fuentes laborales y no beneficiar a los “vivos” empresarios de siempre.

Te puede interesar: ¿Convalidar la estafa de Vicentin y Macri o estatizar la empresa para el pueblo trabajador?







Temas relacionados

Vicentin   /    Matías Kulfas   /    Agroexportadores   /    Expropiación    /    Endeudamiento   /    Empresas   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO