Economía

ELECCIONES 2019

Alberto Fernández: “Mi objetivo es pagar al FMI y los acreedores”

Arrancó la campaña electoral y este jueves Fernández se reunirá con una delegación del FMI a la Argentina. El candidato presidencial reiteró su prioridad de pagar la deuda.

Martes 25 de junio | 00:00

El candidato presidencial por el Frente de Todos elegido por Cristina Fernández hizo sus primeras declaraciones de campaña electoral luego del cierre de listas. Dejó muy en claro que la deuda se va a pagar y que la situación de ajuste va a continuar.

Para Alberto Fernández, el país ya está técnicamente en default. “Si todavía no estamos en uno es porque vivimos una ficción a raíz de la plata que le pedimos al Fondo", expresó.

También indicó que no piensa retrotraer los tarifazos en los servicios, tampoco congelar las tarifas. Fue en una entrevista realizada este lunes por Reynaldo Sietecase y Ernesto Tenenbaum en Radio con Vos.

Este jueves se reunirá con el enviado del Fondo Monetario Internacional (FMI) Alejandro Werner, y con Trevor Alleyne, representante del organismo residente en el país. El FMI dijo querer saber más sobre "las prioridades de política económica" de los candidatos presidenciales. Alberto Fernández ya se adelantó: su objetivo es pagar toda la deuda, sin siquiera una auditoría sobre su orígen y destino.

Un nuevo nunca menos... para el FMI y el capital financiero

Fernández manifestó que "nuestro primer desafío es que el Fondo entienda que ha cometido un error garrafal prestando dinero a un gobierno para que le pague a los acreedores y lo usó para pagar la fuga de divisas".

Efectivamente, una parte importante de los dólares que ingresaron del préstamo stand by con el FMI se fugaron por otra ventanilla.

A pesar de ello, el candidato afirmó que su objetivo es pagar la deuda. "Mi objetivo es pagar, pero no manteniendo la recesión de Macri", dijo Fernández. Promesas de campaña que pretenden ilusionar con la posibilidad de una salida pacífica y no catastrófica de la crisis sin dejar de pagar la deuda.

Te puede interesar: Plataforma Fernández - Fernández: la utopía de evitar el ajuste de la mano del FMI

Consecuentemente con este planteo de no continuar con recesión, es decir, de la ilusión de una mejora económica, los periodistas le preguntaron si entonces cambiar de “palanca” implica aumentar salarios rápido. Pero la respuesta por parte de Fernández fue cambiar el eje y proponer "mantener los empleos" por la vía de asegurar las ganancias empresarias. No hizo ninguna referencia a recuperar algo de los 12 puntos de salario real perdidos bajo el régimen de Macri y el FMI solamente en el año pasado.

¿Bajar las tarifas o congelarlas? No. "Las tarifas tienen que ser rentables"

Asimismo, los periodistas le consultaron si, entendiendo que Fernández afirmó que "las tarifas deben ser acorde a los términos de riqueza de una sociedad", bajaría las tarifas de los servicios públicos. Nuevamente, la respuesta fue apenas que "por lo pronto no seguiría incrementándolas".

Te puede interesar: ¿La propuesta electoral de los Fernández sobre los tarifazos?: bien, gracias

También agregó "terminaría con la dolarización de las tarifas y esta lógica de negocios de los amigos de Macri: de los Mindlin, de los Caputo”, pero contradictoriamente, luego negó afirmar que desdolarizaría las tarifas y las congelaría por un tiempo. Es el problema de hablarle a los "mercados" y prometer alguna mejora al pueblo trabajador al mismo tiempo, generando confusión y sin poder siquiera afirmar alguna propuesta concreta.

De manera que, a pesar de oponerse a la "lógica de negocios", el candidato sostuvo que "la realidad es que muchos empresarios argentinos cuando el Estado les da un subsidio una ventaja, en realidad la hacen ganancia y no la invierten".

Eso es precisamente lo que sucedió durante los años de gobierno kirchnerista, en donde se sostuvo la ganancia de las privatizadas a través de subsidios, pero la desinversión fue deteriorando los servicios, en desmedro de la calidad y la infraestructura. Ni subsidios ni tarifazos resolverán un problema anclado en la privatización de servicios públicos.

Fernández intenta primero tranquilizar al FMI y a los acreedores respecto a que un gobierno presidido por él priorizará a toda costa el pago de la deuda pública, pero por otro lado busca presentarse frente a la sociedad como una ruptura frente al gobierno de Macri. Así, no explica cómo va a hacer cosas diferentes con una economía controlada por el FMI, ni tampoco asegura que va a retrotraer el emperamiento de las condiciones de vida que ya hizo Macri.

Te puede interesar: El amor en tiempos electorales: Macri, los Fernández y el “círculo rojo”







Temas relacionados

Elecciones 2019   /    Alberto Fernández   /    Deuda   /    FMI   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO