Alarmante informe de trabajadores estatales sobre hábitat en CABA

Las trabajadoras y trabajadores del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, presentaron un informe declarando la emergencia laboral y de políticas públicas

Patricio Abalos Testoni

Redacción LID Ciudad de Buenos Aires

Lunes 11 de julio de 2016 | 10:46

Desde su propia experiencia, los que trabajan en el ministerio denunciaron las condiciones paupérrimas de las políticas públicas orientadas a asistir la necesidad de los sectores más vulnerados de la Ciudad.

El informe, que fue impulsado desde una asamblea de ATE Promoción Social (que abarca las direcciones de Mujer, Adicciones, Niñez y Adolescencia, y al Programa Buenos Aires Presente-BAP-), expresa “el desmembramiento y la falta de presupuesto de los programas destinados a trabajar con la población en situación de calle, con niñas, niños y adolescentes víctimas de explotación sexual, en el abordaje del uso problemático de sustancias psicoactivas, y en la restitución y el fortalecimiento de los vínculos familiares y comunitarios en las villas de emergencia.”

Se detalla, también, situaciones alarmantes como dispositivos donde “deberían haber un máximo de 30 niños, niñas o adolescentes, se hacinan hasta 50 chicos”; edificios “derruidos y con goteras” que no cumplen las condiciones de seguridad e higiene y hasta con “plagas de roedores y cucarachas”; faltantes de “elementos mínimos como pañales, medicamentos o alimentos”; la falta de recursos para contener situaciones extremas de vulnerabilidad social; y hasta de espacios para hacer entrevistas o intervenciones terapéuticas.

Según el informe, la falta de vacantes en hogares no permite brindar un mínimo de asistencia a niños y niñas, incluso en casos que vienen de explotación; a mujeres víctimas de violencia; o a personas en situación de calle. Incluso se manifiesta que el único subsidio habitacional no se actualiza desde hace tres años, y que con dicho monto ($ 1.800) no se encuentra lugar para alquilar.

En consecuencia se expresa que se termina trabajando en la “urgencia o aquello en lo que se presenta en lo inmediato, siendo muy difícil realizar acompañamientos con continuidad en el tiempo”

Políticas precarias con trabajadores precarizados

Toda la situación descripta provoca inevitablemente un mayor involucramiento de los que trabajan allí, tratando de salvar muchas veces desde lo individual la ausencia de recursos. Sin embargo las condiciones laborales que tienen los trabajadores del ministerio son de una precariedad inquietante.
Expresa el informe que “las formas de contratación, más que precarias, son fraudulentas” ya que no tienen ni una estabilidad mínima aún con años de antigüedad. A veces con la misma tarea se encuentran múltiples tipos de contratación y con distintos salarios, desde la tercerización a través de universidades y ONG fantasmas; contratos de locación; ingresos a través de cooperativas de trabajo; plantas transitorias que se renuevan anualmente, etc.

“En el Ministerio, hay más de 1.200 compañeros sin estabilidad laboral: 900 bajo contrato de locación y cerca de 300 por ONG y UBA. A su vez, la gestión de Rodríguez Larreta comenzó el 2016 cerrando una paritaria del 14% hasta noviembre. Si le sumamos que el GCBA calcula la canasta básica para una familia con dos hijos en casi $ 18.300 y que percibimos salarios, en general, entre $ 8.000 y $ 12.000, esto deriva en ciclos de despidos encubiertos por goteo” A su vez no cuentan ni con los derechos mínimos, como aguinaldo, ART, vacaciones pagas, etc., y deben pagar el monotributo.

La precarización en el Estado fue la característica principal de todos los gobiernos en los últimos años. Este año despidieron 25.000 trabajadores tanto en el ámbito nacional, como en los gobiernos provinciales y municipales, a partir de la inestabilidad que provoca estos contratos renovables.

Esto derivó en numerosos conflictos que vienen resistiendo el ataque, como en el Estado Nacional en los ministerios de Trabajo, Hacienda (ex Economía); en las provincias como Santa Cruz y Tierra del Fuego (gobernadas por el Frente para la Victoria) o Jujuy y Buenos Aires, afines al gobierno nacional. Los trabajadores del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat no fueron la excepción y realizaron varias medidas durante el año, en base a lo presentado en el informe.

Las políticas públicas sociales hacia los sectores más vulnerables

Las políticas públicas sociales tienen la complejidad de ser muchas veces “parches” de decisiones del propio Estado. La situación descripta en el informe se agrava en el contexto actual con una inflación creciente, con tarifazos en los servicios esenciales, con una mayor desocupación, y con un plan de ajuste que apunta a una transferencia de ingresos hacia los sectores más ricos.

A veces es incluso más inmediata la contradicción como en el caso del desalojo articulado entre el kirchnerismo y el macrismo de la Villa Papa Francisco, donde cínicamente mandaban a los trabajadores del BAP a ofrecer un subsidio de $1.800 como solución a las familias desalojadas, lo que provocó reacciones hacia los trabajadores.

Mariano Skliar, delegado adjunto de la Junta Interna de Ate Promoción Social expresaba a LID “la tradición de nuestra junta interna incluye la comprensión de que los derechos de la población con la que trabajamos y nuestros derechos laborales son la misma cosa. En el noveno año que en la Ciudad gobierna el macrismo, y la experiencia colectiva acumulada nos fue marcando la necesidad de encarar las luchas cada vez más integrales; luchas que interpelen socialmente, denuncien todas las vulneraciones del gobierno y sean capaces de anunciar con firmeza que los trabajadores y trabajadoras del Estado somos sujetos políticos, que tenemos una posición ética por lo que no vamos a ser cómplices de la precariedad ni el vaciamiento de las áreas sociales. Desde esa autoridad peleamos también salario y pase a planta. El informe de emergencia es producto del trabajo de base, de la discusión y sistematización de muchos laburantes que lejos de la resignación que nos quieren imponer, todos los días le ponemos el cuerpo a la lucha y la organización”







Temas relacionados

Trabajadoras y trabajadores estatales   /    ATE   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Estatales   /    Ciudad de Buenos Aires

Comentarios

DEJAR COMENTARIO