×
Red Internacional

Segunda Ola.Al límite: Córdoba casi sin camas críticas para enfrentar la pandemia

Más del 95% de ocupación de camas es el dato que se desprende de informes de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva y la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados.

Martes 18 de mayo | 20:51

Estos datos contrastan con los reportes del gobierno de Córdoba, que informa exclusivamente los datos de ocupación de camas críticas por Covid-19 (43,5 % este lunes) sin brindar detalles sobre la ocupación de camas debida a otras enfermedades.

Según los datos brindados por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) y la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de Córdoba (ACLISA), otras patologías representan entre el 50 y el 53,6 % de las internaciones en camas críticas en la provincia.

Si bien los datos brindados por SATI provienen de la colaboración de quienes responden su encuesta y no pueden considerarse representativos de la situación global, la coincidencia con la información independientemente aportada por ACLISA, proveniente de 36 centros de salud privados, refuerzan esta conclusión: la provincia de Córdoba alcanzó un estado sanitario crítico.

Te puede interesar: Más de seis horas para un testeo en Córdoba

Más allá de las estadísticas esta situación es corroborada por denuncias de trabajadores de hospitales y centros de salud, como así también de pacientes que no encuentran camas de internación o deben esperar hasta que alguna se desocupe.

Por denuncias anónimas de demoras en obtener una cama o por información de prensa, se conoce que esta situación se extiende en hospitales y centros de salud regionales de Marcos Juárez, Bell Ville, Villa Dolores y Mina Clavero, o en los hospitales Rawson, Nacional de Clínicas, San Roque y Ferreyra y el Sanatorio Allende de Córdoba Capital, por mencionar algunos. Cabe mencionar que la situación se agrava en muchas localidades del interior provincial que no cuentan con atención de alta complejidad y deben derivar pacientes hacia los centros urbanos.

Una situación que es consecuencia lógica del incremento de los casos, con un récord de 4074 casos este martes, una positividad que ronda el 50% sobre los test realizados y un incremento del número de test solicitados y del tiempo de espera necesario para acceder a uno.

Medidas de fondo

El gobierno de Córdoba, al igual que sus pares de otras provincias y el gobierno nacional reduce toda discusión a enunciar restricciones, debatir sobre la presencialidad escolar o sobre la imposibilidad de imponer cuarentenas “duras”. Medidas que en ningún sentido apuntan a resolver una crisis sanitaria sino que se enmarcan en lo que el epidemiólogo Rob Wallace ha llamado “cuarentenas neoliberales” sin intención alguna de suprimir la circulación viral. Por el contrario, son garantía de que lo último que será perturbado es la ganancia de quienes se enriquecen con la pandemia.

Este, y no otro motivo, es lo que borra del discurso oficial toda mención al hacinamiento en el transporte, a la extenuación del personal de salud y de los docentes, a la condena a la que se exponen los trabajadores precarios, obligados a exponerse a la enfermedad o al aparato represivo para asegurar la comida de todos los días.

Estos números muestran que para salir de esta situación no se pueden tomar medidas cosméticas, sino que es una situación que requiere medidas extraordinarias, y urge tomarlas. Es necesario cortar con la circulación del virus, pero eso no se puede hacer sin que la gente tenga un IFE que garantice la canasta básica, sin viviendas dignas, y con el miedo de ser despedidos. Aquellos lugares donde sea inevitable que se acumulen personas, deben ser refuncionalizados para la ventilación y se deben proveer estatalmente medidores de CO2.

Te puede interesar: Crisis sanitaria: ocho medidas de emergencia frente a la suba de casos

Hay que avanzar con la vacunación, hay que declarar de interés público los laboratorios que tengan capacidad productiva como mAbxience del empresario Hugo Sigman, como así también de aquellos en condiciones de fabricar test e insumos de salud necesarios para enfrentar la crisis. De esta manera, podrían implementarse planes de testeo, rastreo y aislamiento para terminar con las cadenas de contagio y evitar la circulación del virus en los lugares de trabajo y en la población en general.

Acabar con las transferencias de dinero y conocimientos a estas empresas que lejos están de aportar para solucionar la situación y que ven en la pandemia solamente una oportunidad para sus negocios.

Es necesario enfrentar los recortes en el presupuesto de salud, y avanzar con la centralización de todo el sistema de salud, para que todos los recursos disponibles públicos, privados y de obras sociales, estén al servicio de combatir la pandemia.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias