×
×
Red Internacional

Un obrero murió y varios resultaron heridos por la caída de una estructura de importante dimensiones. La desidia patronal se combina con despidos y aumento de ritmos de producción para aumentar ganancias de parte de la empresa.

Miércoles 11 de marzo de 2020 | 15:05
Foto web Prear

Este miércoles a la mañana se produjo el derrumbe de un puente grúa en la hormigonera Prear, ubicada en la ciudad bonaerense de San Pedro. Hasta el momento se confirmó la muerte de un obrero y varios de sus compañeros resultaron heridos.

Se trata de una estructura de importantes dimensiones que cedió y cayó provocando que varias personas quedaran atrapadas durante varias horas.

Tal como lo denuncian los propios trabajadores, esta situación se da en el marco de un fuerte ajuste que realiza la empresa, que en el último tiempo ya ejecutó treinta despidos y a cuarenta trabajadores les dio vacaciones forzadas. Este martes, por caso, seis operarios fueron despedidos.

Estos casos dan cuenta en un contexto de brutal ajuste, con una desocupación que supera el 10 % y donde se redoblan las presiones sobre los trabajadores para cumplir con ritmos de producción y condiciones de trabajo impuestas por patronales para las que las prioridades no son otras que las ganancias. Cada 14 horas en Argentina muere un trabajador por causas evitables.

Los gobiernos de Alberto Fernández y de Axel Kicillof, mientras muestran a cada paso de su voluntad de pagar las fraudulentas deudas públicas y congraciarse con el FMI y el resto de los acreedores, no toman ninguna medida concreta para frenar esta situación, la de todos los días en la vida de la mayor parte de la clase trabajadora.

La Izquierda Diario se solidariza con las familias de los trabajadores accidentados y repudia el desprecio patronal por la vida de las trabajadoras y los trabajadores.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias