×
×
Red Internacional

Hoy los trabajadores de Konecta, call center de Rosario, se encontraron con sus planes médicos reducidos al mínimo, sin ningún aviso previo por parte de la empresa.

Miércoles 3 de noviembre | 11:12

Los trabajadores del call center rosarino, se encontraron el día de hoy con un ataque directo a su calidad de vida: Su plan de obra social prepaga estaba reducido al mínimo. Esto se da en el marco en que la empresa venía anunciando que en enero iban a hacer un cambio en la obra social, sin argumentar el porqué, sin embargo, ante las dudas de los trabajadores por cuál sería su condición en la obra social, no daban ninguna respuesta.

Desde la prepaga Medife argumentan que este cambio se da porque la empresa Konecta no está dispuesta a pagar los planes “medalla” (plan que venían sosteniendo), y por ello les redujeron al mínimo. Sin embargo, Konecta desconoce esto y plantea que está averiguando por vía legal.

Konecta es una empresa de telecomunicaciones que viene de hacer fortuna el año pasado en la pandemia. Durante la cuarentena, se benefició con el trabajo home office, ya que los trabajadores tuvieron que pagar de su propio bolsillo los costos de internet, bajo la misma empresa para la que trabaja Konecta.

Ante una situación de crisis que se agrava cada vez más, las empresas buscan beneficiar sus propios bolsillos, y esto puede ser el principio de nuevos ataques. Tanto las obras sociales como las empresas privadas pujan en función de sus intereses para ver quién se va a ver mejor beneficiado económicamente, siendo que durante la pandemia y ante la necesidades de conectividad, Konecta incremento exponencialmente sus ganancias.

“Somos los trabajadores los que terminamos viéndonos perjudicados y viendo como cada día se degrada nuestra vida” nos comentaba una de las trabajadoras y agregaba “nos bajaron al mínimo todo el plan familiar, no solo yo sino que mis hijos, con nuestro sueldo ya no llegábamos a fin de mes, ahora tenemos que sumarle un alto costo por las ordenes por cualquier atención médica.”

Ante una situación de crisis aguda y posible rebrote de pandemia, la empresa no duda en hacer estos cambios que implican un golpe directo en la economía de los trabajadores, y por ende en el acceso a la salud. Es por eso que el sindicato de empleados de comercio tiene que romper la tregua con la empresa y no dejar pasar este ataque, llamar a asambleas democráticas donde se pueda discutir qué medidas tomar ante este y cada uno de los ataques que quiera hacer la empresa, llamando a coordinar con los demás sectores de comercio y trabajadores que quieran defender sus derechos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias