Géneros y Sexualidades

HOMOFOBIA

Agresión homófoba a un árbitro por declararse públicamente homosexual

Un árbitro de futbol de la tercera división andaluza en categoría cadete (de 14-15 años), recibe agresiones físicas y verbales por el simple hecho de haber hecho pública su homosexualidad.

Jorge Calderón

Historiador y Profesor de Secundaria, Zaragoza

Jueves 14 de abril de 2016

Este es un gran tema tabú en el mundo del fútbol. Los hechos se produjeron hace unos días en el campo del equipo “Peña Madridista Linense”, en la localidad gaditana de La línea de la Concepción. Tras señalar un fuera de juego al equipo local, el utilero del mismo empezó a lanzar graves insultos homófonos contra el colegiado, con frases como: “Eres un comepollas y te gusta que te partan el culo, maricón”.

Sin embargo, la tortura que tuvo que soportar el joven árbitro de 21 años, llamado Jesús Tomillero, no acabo ahí. La falta de respeto verbal continuó hasta el final del partido, con numerosos insultos tanto de padres como de otros jugadores y, tras él, fue atacado con piedras en el vestuario por alguno de los futbolistas. Tras esto decidió denunciar los hechos en las redes sociales donde ha recibido numerosas muestras de apoyo y ánimo.

Anunció que “Esta situación no puede seguir repitiéndose. Lo he denunciado porque es la segunda vez que me pasa en tres meses. Cada uno puede sentir lo que quiera y tener una orientación sexual, pero el deporte es para disfrutar”.

El tabú de la homosexualidad en el mundo del fútbol

Jesús ha sufrido estas agresiones por declarar públicamente su homosexualidad hace tres meses e intentar de este modo, abrir un debate sobre un tema completamente cerrado, que estigmatizada a los pocos integrantes de este deporte que se han atrevido a dar el paso.

El primero en hacerlo fue el inglés Justin Fashanu, que en 1990 se convirtió en el primer futbolista de cierta fama que se identificó públicamente como homosexual. Se trataba de un gran goleador de la liga inglesa, siendo el primer jugador de color por el que se pagaron un millón de libras por su traspaso. Tras su confesión pública, fue tratado con gran hostilidad tanto por sus compañeros como por la prensa. En 1998, una vez retirado, fue interrogado por la policía de EE.UU. cuando un joven de 17 años lo acusó de agresión sexual. La policía abandonó el caso por falta de pruebas, pero Fashanu se suicidó en mayo de ese año, protestando porque “ya había sido considerado culpable”.

Tras él han sido muy pocos los futbolistas que se han atrevido a hacer pública su homosexualidad. En 2014, el ex internacional alemán Thomas Hitzlperger, reconoció públicamente su homosexualidad, pero lo hizo tras retirarse, ya que nunca se atrevió a comentarlo en público por miedo a ser reprobado. Tras él, ocho futbolistas de la Premier League inglesa comunicaron a su Federación su homosexualidad y han pedido amparo para ser aconsejados en los pasos a dar. Actualmente sólo hay un jugador en activo que ha hablado sin tapujos de su homosexualidad. Se trata del inglés Robbie Rogers, que lo hizo en el 2013 y que actualmente juega en EEUU, en “Los Ángeles Galaxy”.

Machismo, xenofobia y racismo en el fútbol

Por desgracia este tema no es el único pensamiento retrógrado que domina en el mundo del fútbol profesional y parte de sus aficionados.
El pasado 8 de febrero, centenares de aficionados del “Real Betis Balompié” de

Sevilla, pertenecientes a los “Supporters” (los hinchas más radicales del Betis), corean cánticos machistas y legitimadores de la violencia de género, durante un partido en su estadio. En repetidos ocasiones cantaron: “Rubén Castro alé, Rubén Castro alé, no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien”. El cántico hace alusión al proceso abierto contra este futbolista, el delantero titular y máximo estrella de este equipo, acusado de cuatro delitos de malos tratos y uno más de amenazas a su ex novia.

La Fiscalía pide para el delantero una pena de dos años de prisión, tras considerar que el canario habría agredido físicamente en cuatro ocasiones y le habría mandado un mensaje de texto amenazante a la que entonces era su pareja, y solicita, además de la pena de cárcel, la privación del permiso para la tenencia o porte de armas por dos años y una orden de alejamiento por un periodo de un año y nueve meses.
Tras el revuelo mediático causado por estos cánticos, el futbolista decía que: “Yo no he escuchado esos cánticos. No he escuchado la letra. Sí los he leído en la prensa. Esta afición, esta gente, con la que conecto muy bien, sólo trata de animar y apoyar siempre a sus jugadores. La gente es libre de cantar lo que quiera. Yo les doy las gracias”.

Prácticamente en todos los partidos, encontramos cánticos racistas dirigidos a los jugadores de otro color de piel, de otra nacionalidad. También son frecuentes los cánticos de ultra derecha o amenazas contra los pocos futbolistas que se han manifestado de izquierdas, o han defendido la independencia de Cataluña; como el futbolista catalán del Fc. Barcelona, Gerard Pique.

Connivencia clara: clubs de fútbol y extrema derecha

Tanto los cánticos de parte de la afición del Betis, como otros hechos ocurridos similares quedan en nada, o en una sanción mínima. Sin embargo, los gritos de apoyo a Alfón por su condena a prisión, de los “Bukaneros”, el grupo radical del Rayo Vallecano, o incluso mensajes de apoyo a los refugiados de algunas futbolistas son duramente castigados.

Aquí vemos la diferente “vara de medir” que tiene tanto la justicia como los clubs de fútbol según la ideología que se profese. Durante años, actualmente también en muchos casos, en el Estado Español y en otros lugares del mundo como Argentina, las directivas del futbol y algunos partidos políticos o grupos de extrema derecha, se han apoyado en estos grupos para amedrentar, asesinar y coaccionar a cualquier adversario. Un ejemplo claro de esta connivencia clara lo tenemos en el caso de los “Ultra Sur” y el “Frente Atlético” con el Real Madrid y el Atlético Madrid respectivamente.







Temas relacionados

Andalucía   /    LGTBI   /    Homofobia   /    Fútbol   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO