Mundo Obrero

ACTUALIDAD

"Agarrame que lo mato": la CGT dice que no va a permitir el ajuste del FMI

Los dirigentes de la central obrera se reunirán este jueves con los enviados de Kristalina Georgieva. Ya adelantan que van a apoyar al gobierno en negociaciones que prometen convalidar el endeudamiento macrista.

Miércoles 7 de octubre | 00:09

Foto: Matías B | Enfoque Rojo

“Nada de ajuste económico, reforma laboral, rebaja de las jubilaciones ni reducción de los empleados públicos”, dice la CGT que le va a exigir a la misión del Fondo Monetario Internacional cuando se reúnan. Aparentemente van a difundir un comunicado oficial donde expresen su postura antes del encuentro.

Parece un chiste, pero no lo es. Los dirigentes de la principal central obrera del país hablan como si no hubieran firmado al principio de la cuarentena un acuerdo con las cámaras empresariales para rebajar el 25 % de los salarios de millones de trabajadores, avalando una reforma laboral en los hechos.

O como si hubieran llamado a una huelga general, o un plan de lucha, o una movilización, o alguna medida de algún tipo cuando, apenas asumido el Gobierno de Alberto Fernández, lo primero que hizo fue meterle la mano en los bolsillos a las y los jubilados en nombre de la “solidaridad”.

Al menos se podrían salvar si hubieran hecho algo frente a la creciente desocupación, que ya supera el 13 % según el propio INDEC, o la pobreza, que pasó el 40 %. No, tampoco. Ah, pero ojo que se preparan para hacer un acto el 17 de octubre... virtual y a favor del Gobierno. En fin...

Incluso Andrés Rodriguez, el secretario adjunto de la CGT que acaba de firmar un imposible “aumento” del 7 % para los trabajadores estatales, pidió que la salida en la relación con el Fondo sea “sin un ajuste despiadado”. Más hipócrita no se consigue.

La reunión será en la sede de la UOCRA, en avenida Belgrano al 1800 de la Ciudad de BUenos Aires este jueves a las 17. Ahí estarán, además de Daer, Rodriguez y Gerardo Martinez, la directora adjunta del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Julie Kozack; el jefe de la misión para la Argentina, Luis Cubeddu, y el representante del organismo en el país, Trevor Alleyne.

“Hay que seguir los mismos lineamientos que en la conversación con los bonistas privados. Cualquier acuerdo que se haga con el Fondo no puede pasar por mayores sacrificios del pueblo argentino”, Héctor Daer.

Todos estos dirigentes coinciden en que el Fondo es corresponsable de cierta manera del drama que están viviendo la clase trabajadora y los sectores populares del país, pero a pesar de eso insisten en convalidar las negociaciones del Gobierno, que no se propone ni siquiera investigar una deuda que el propio kirchnerismo denunció como ilegal y fraudulenta cuando era oposición. Pero además, son negociaciones que empiezan con el ajuste de todos estos meses como base.

Gerardo Martínez, de todas maneras, aclara que no quieren dejar de “cumplir con pautas razonables para la sustentabilidad, y que “el nuevo programa requerirá el acuerdo de la mayor parte de la sociedad". Marca que ya se le pidieron demasiados esfuerzos al pueblo trabajador, pero también le preocupa “la ecuación de rentabilidad empresaria y la competitividad productiva nacional”.

Era obvio: la CGT de la que nada se esperaba, nada está haciendo. Esta reunión será un saludo a la bandera para darle respaldo al Gobierno en un nuevo acuerdo que convalide las estafas del macrismo, mientras le sirve a estos dirigentes para ponerse en pose y decir “agarrame que lo mato”, pero sin llamar a ninguna medida contra la llegada del fondo que, más allá de los espejitos de colores que venda, va a exigir redoblar el ajuste contra las grandes mayorías.







Temas relacionados

Kristalina Georgieva   /    Andrés Rodriguez   /    Héctor Daer   /    Gerardo Martinez   /    CGT   /    Ajuste   /    FMI   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO