Mundo Obrero

EZEIZA

Aeronáuticos: despidos, ataques y la organización en medio de la pandemia

Los trabajadores aeronáuticos de Ezeiza proponen sumarse a la organización que ya se está llevando adelante también en Aeroparque y otros lugares de trabajo, para enfrentar la pandemia desde el rol clave que cumplen en estos momentos.

Ayelén Córdoba

Trabajadora de GPS - Tercerizada Aerolíneas Argentinas - Lista Bordó

Viernes 20 de marzo | 16:28

Mientras escribimos estas líneas está comenzando a regir la cuarentena obligatoria, una medida de dudosa efectividad si no va acompañada de otras muy urgentes en la salud pública. Algo vital, como se comprobó en Alemania y Corea del Sur, es la realización masiva de test de detección inmediata -algo que no está haciéndose en el país-. Según la mayoría de los expertos es la clave para detener esta pandemia, pero el eje parace ser subsidiar con cifras millonarias a las patronales que se están aprovechando de esta crisis para llevar adelante sus planes de ajuste.

Leé también: Coronavirus: Argentina en etapa crítica para aumentar su capacidad de testeo

En estos momentos los aeropuertos están prácticamente vacíos; el turismo, una industria muy importante para la Argentina que representa el 8,7 %de su PBI, está completamente parado porque nadie se va a arriesgar a salir de paseo mientras no se logre detener del todo el virus. En el mundo según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, se van a perder en el rubro cerca de 50 millones de puestos de trabajo y no se conocen aún los alcances de la pandemia a nivel mundial, si continuará, si encontrarán una cura, o si habrá rebrotes en los próximos años. La medida que se tomó de cerrar las fronteras con el objetivo de no propagar la pandemia -y porque además ya nadie compra pasajes- oculta que hasta que eso ocurrió los trabajadores tuvieron que realizar sus tareas prácticamente sin ninguna protección. En el mejor de los casos les dieron alcohol, pero lo hicieron muy tarde y a solo una pequeña porción de los trabajadores. Si hablamos de los aeropuertos, en maestranza -uno de los sectores más expuestos y donde la mayoría de les trabajadores vienen de los barrios más pobres- es al día de hoy que no les dan prácticamente nada. Los maleteros tanto de Aerolíneas Argentinas como de Intercargo trabajaron todos estos días sin siquiera guantes de látex, manipulando todos los equipajes en esas condiciones, y ya es sabido que el virus puede resistir en casi cualquier material durante varias horas o días incluso.

La unidad que necesitamos ante la crisis

Es comprensibe que ante el miedo generado por una situación desconocida -potenciado por los medios de comunicación- gran parte de la población confíe en que el gobierno manejará bien la situación, pero como se vio en muchos países los gobiernos también pueden equivocarse y eso tiene graves consecuencias, y por eso es vital que tomemos conciencia de que lo que hagamos junto a nuestros compañeros tienen cada vez más importancia, hora tras hora. Hay ejemplos de varios sectores de trabajadoras y trabajadores que se están organizando activamente en medio de esta crisis, como vamos a contar más adelante.

Atrás del clima de unidad nacional que nos imponen desde arriba viendo a Massa y Larreta posando con cara de “estamos salvando al mundo”, se empieza a ver en los aeropuertos la verdadera unidad que puede sacar al país de la crisis en curso.

En GPS - Aeroparque los trabajadores pusieron en pie una comisión de seguridad e higiene junto a abogados, técnicos de Seguridad e Higiene y profesionales de la salud; consiguieron licencias para todes les trabajadores que la necesitaban y obligaron a la empresa por medio de asambleas a que les den elementos de protección. En la reunión abierta del día martes -de la que también participaron trabajadores de Serza- discutieron no solo cómo protegerse del virus, sino también de los despidos y ataques, y como la aeronáutica puede jugar un rol clave para enfrentar la pandemia.

Te puede interesar: Frente al coronavirus y amenazas de despidos: las y los trabajadores aeronáuticos se organizan

También los trabajadores de LATAM se están organizando contra la rebaja brutal del salario que le quiere imponer la patronal pinochetista, no solo en Argentina sino en todas sus escalas; recordemos que su dueño encubierto es el presidente chileno Piñera, que no dudó en matar el año pasado trabajadores, jóvenes y pobres por manifestarse en contra de la miseria en que viven y ahora saca el ejército a la calle para “cuidarlos” del coronavirus, algo que lamentablemente está ocurriendo aquí también desde hace unas horas. Esa es la clase de empresarios que quieren bajar los salarios.

Mirá también: LATAM: trabajadores solidarios, empresa buitre

En GPS Ezeiza se hizo una asamblea a la salida del turno tarde donde los trabajadores comenzaron a organizarse, porque ya ven que no se sale solos encerrados en sus casas de esta crisis. La empresa solo amenaza, sin garantizar el cuidado de la salud de nadie. Por eso los compañeros llaman a la unidad de todos, como empezar a coordinar con GPS Aeroparque.

Estos son pequeños ejemplos que tienen una enorme potencia si se coordinan y empiezan a nuclear al resto de los aeronáuticos como los de Aerolíneas e Intercargo, que en poco tiempo van a ser golpeados por la voracidad de las patronales.

“A río revuelto, ganancia de pescadores” parece ser la frase de cabecera de los empresarios aeronáuticos. La drástica reducción del turismo y su difícil recuperación en el corto plazo, está llevando a muchas empresas a suspender, despedir y reducir salarios. Y esta problemática es mundial Si este es el plan que tienen para la clase obrera de conjunto, no solo va a repercutir en los trabajadores asalariados sino en el conjunto de la sociedad, llevando a enormes mayorías a la miseria. Como ejemplo imagínense que esos trabajadores desocupados no van a poder consumir en los comercios de sus barrios, y eso genera una espiral para abajo en la vida de millones, mientras los grandes empresarios se forran de dinero. La empresa Gate gourmet la semana pasada echó a todos los contratados -que representaban el 40 % de la planta- y les dieron vacaciones forzosas a todos los trabajadores; hablamos en total de 700 personas solo en Ezeiza, 700 familias que pierden ese ingreso. También AIitalia Longport, Swisport y varias más anuncian suspensiones con salarios reducidos que no alcanzan siquiera la mitad de la canasta familiar. Empresas que durante años amasaron fortunas estiman que no tienen que poner dinero para ayudar en la crisis, y encima piden subsidios. Conociendo a los empresarios, sabemos que no van a querer mantener a toda la masa de trabajadores respetando su salario.

En los anuncios presidenciales de estos días se vieron muchas medidas para ayudar a los empresarios y ninguna para prohibir los despidos, que es algo fundamental en este momento.

Por eso queremos proponer algunas medidas que sirvan para pensar la actividad aeronáutica pero desde otro eje. La ventaja central de la industria aeronáutica es la velocidad; el virus se pudo expandir tan velozmente por el mundo justamente a través de los aviones. Por eso esta industria puede pasar a jugar un rol central en ayudar a combatir el coronavirus.

Tenemos que tomar ejemplos como el de los trabajadores del astillero Río Santiago, que están fabricando camas, camillas y mesas para los hospitales también alcohol en gel, al igual que un laboratorio recuperado por sus laburantes. También el de las obreras textiles de Neuquén que están fabricando barbijos.

Los trabajadores aeronáuticos podemos garantizar llevar inmediatamente personas y recursos donde haga falta, coordinando con profesionales de la salud para reducir al mínimo el impacto de la pandemia. Podemos transportar medicamentos, insumos, médicos, personas infectadas y sus familiares y muchas cosas más. Empresas como Gate Gourmet, que fabrica miles de bandejas de comida por día, puede surtir a hospitales, comedores escolares y barrios populares. Pero para esto no puede haber ningún despido, y la empresa que los lleve a cabo o cierre proponemos que sea absorbida por Aerolíneas y puesta a funcionar por sus trabajadores. Nos piden a los trabajadores que hagamos esfuerzos, pero no vemos a los empresarios hacer ninguno. Ninguna familia aeronáutica se puede quedar en la calle ni cobrar salarios de hambre; ningún trabajador o trabajadora de ningún sector puede pasar por esta situación con la excusa de la pandemia.

Te puede interesar: ¿Qué proponemos los trabajadores aeronáuticos ante el coronavirus?

Necesitamos condiciones de seguridad para todos; los aeronáuticos nos ponemos en pie de guerra contra el coronavirus y contra todo intento patronal por ajustarnos.

No te pierdas el dossier que prepararon trabajadoras y trabajadores de los aeropuertos frente a la crisis sanitaria. Leelo acá.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Aeropuerto de Ezeiza   /    Ezeiza   /    Trabajadores aeronáuticos   /    Aeroparque   /    Aerolíneas Argentinas   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO