Mundo Obrero

AERONÁUTICOS

Aerolíneas Argentinas: tercerizados de GPS consiguieron el 38 % después de meses de lucha

El jueves fueron informados por el sindicato que se había llegado a un acuerdo por paritarias 2020, pelea que se venía desarrollando desde marzo y que continúa con el resto de los reclamos mientras la empresa ataca ilegalmente.

Luciano Corradi

Delegado tercerizados Aerolíneas Argentinas (GPS) | Agrupación Aeronaútica El Despegue

Domingo 7 de febrero | 18:53

Después de meses de lucha, las trabajadoras y los trabajadores de GPS consiguieron un 38 % de aumentos, en el marco de las paritarias correspondientes al año 2020.

Esta pelea se dio en el marco de la unidad de GPS Ezeiza y Aeroparque y en coordinación con otras empresas en lucha como Latam y Securitas, después de haber realizado cortes, movilizaciones y paros todos estos meses.

Los trabajadores estuvieron un año con las paritarias vencidas, siendo esenciales y parte de la operativa aeronáutica de los vuelos de repatriación y ahora de la distribución de la vacuna para combatir el Covid-19 en todo el país.

Un antes y un después

El 21 de diciembre se dio un hecho histórico en la pelea de los tercerizados. Un paro conjunto entre Ezeiza y Aeroparque de GPS en la pelea por el aguinaldo, paritarias y por el ingreso de los delegados de AEP.

Desde marzo la pelea por la salud unificó los reclamos ante una empresa que planteaba “psicosis” por la pandemia y despidió a Aye y Carlos, despidos que se lograron revertir con una campaña enorme hacia afuera.

Después llegaron las obras en Aeroparque y la mayoría de los trabajadores fueron a Ezeiza. Era la oportunidad de pelear juntos hasta el final. Fueron meses de movilizaciones y cortes donde finalmente confluyeron la tradición de lucha de Aeroparque con la valentía y osadía de los trabajadores de Ezeiza.

Las trabajadoras y los trabajadores de Ezeiza impulsaron este paro junto a Aeroparque del 21 de diciembre, que después culminó con una movilización multitudinaria a las oficinas de la empresa dentro del aeropuerto de Ezeiza, a pesar de las amenazas de la empresa y el sindicato.

Esta unidad fue central para los avances que se dieron y es central para continuar con todos los reclamos que quedan y más profundamente, por la pelea por el pase a planta permanente. Esta fortaleza que tenemos es la debilidad más importante de la empresa, que para intentar mermar esa fuerza suspendió a 130 trabajadores por un paro que es legítimo.

GPS actúa de forma ilegal como pez en el agua pero no podría hacerlo sin el apoyo político de Aerolíneas Argentinas y la inacción cómplice del sindicato Upadep.

Eso no evitó que se haya conseguido el pago del aguinaldo, el ingreso de los delegados a Ezeiza después de cinco meses y el 38 % de paritarias, conquistas importantes que muestran la potencialidad de esta unidad.

Tocan a uno tocan a todos

Ante los ataques y suspensiones, que significaron miles de pesos de descuentos en los magros salarios, la organización no se hizo esperar. Más allá de la respuesta legal con los abogados del CeproDH con los que se habían conseguido tres triunfos previamente (grupos de riesgo pago 100 %, aislados por contacto covid-19 al 100 % y delegados a Ezeiza), se mostró la fuerza de una organización conjunta naciente y se juntaron casi $ 300.000 de fondo de lucha para cubrir las suspensiones, con una rifa solidaria donde más de 300 trabajadores salieron a vender los números y comprarlos también.

Por primera vez se pone en movimiento una tradición histórica del movimiento obrero, un fondo de lucha para que no puedan siquiera derrotar las luchas por hambre.

Ante esto, gremios solidarios como la minoría en Foetra (telefónicos), Ademys (docentes), Sutna (Neumático), Agtsyp (Subte), CTA-A, personalidades de derechos humanos como Nora Cortiñas y diputados como Nicolás del Caño hicieron aportes económicos al fondo y apoyaron la pelea.

La pelea continúa

En lo inmediato está planteada la pelea por el retroactivo desde marzo hasta la fecha, que el sindicato plantea que “va a negociar”. Upadep se mantuvo quieto y en silencio durante todo el 2020 viendo cómo nuestro salario se hacía trizas, por lo que tenemos que confiar en nuestras propias fuerzas para conseguirlo.

A eso hay que sumar que las paritarias 2021 comienzan dentro de un mes. Los ataques antisindicales que llevó adelante GPS es una pelea de gran importancia. Hubo reunión con el Ministerio de Trabajo, que aún no da una respuesta concreta a este reclamo, donde se insistirá, por supuesto, pero se sabe que al final de cuenta esto también se va a resolver en las calles.

Las casi 130 suspensiones y las suspensiones que la empresa sigue enviando al día de hoy por cartas documento tienen que volver para atrás. A tres referentes mujeres de GPS Ezeiza las movieron de turno y sector. Es que las mujeres al frente de la lucha jugaron un rol fundamental todos estos meses y eso incomoda a una empresa misógina y cuasi policial como GPS, que nunca ocultó su desprecio a las mujeres que luchan.

Pero Aerolíneas Argentinas, responsable principal de los 1400 trabajadores de la tercerizada más grande de la línea aérea, que se cansa de subir publicidades y comunicaciones internas sobre lo importante de tener una política hacia las mujeres y por el fin de la violencia de género, ¿va a seguir callada ante estos ataques?

Perspectivas

Es necesario abrir un debate estratégico entre los trabajadores. La pelea por el salario y los ataques antisindicales es central y la organización se fortalece al calor de estas peleas. Pero esto tiene un límite si no se avanza un poco más.

El año que viene hay una batalla importante: las elecciones del sindicato que nuclea, además, a otras empresas como Longport, Swissport, Legal, AGS y distintas líneas aéreas como Turkysh, American, etc.

El sindicato como herramienta de los trabajadores hoy está al servicio de negociar con las empresas a espaldas de sus representados, práctica que los perjudica. Desde ahora se tienen que preparar seriamente para recuperar Upadep para los trabajadores.

Este es el momento para redoblar la campaña política para que se conozca la realidad de los tercerizados aeronáuticos y se avance junto con acciones por el fin de la precarización laboral, buscar una salida de fondo que no es otra que el pase a planta permanente.

En este camino, que se puede hacer en soledad, profundizar la coordinación con todos los sectores en lucha con los que se viene luchando juntos desde hace años, como Latam y Securitas, pero también ser un polo de organización para todos los tercerizados de los aeropuertos.







Temas relacionados

Latam   /    Ezeiza   /    GPS   /    Ministerio de Transporte   /    Aeroparque   /    Aeronáuticos   /    Aerolíneas Argentinas   /    Transporte   /    Paritarias   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO