×
×
Red Internacional

La Federación Argentina de Entidades del Autotransporte informó que en varias regiones del país hay “muy bajo o nulo” suministro en las estaciones de servicio. YPF aseguró que se trata de una demanda récord en 10 años, pero también se señala el problema de la falta de divisas para importar.

Jueves 2 de junio | 21:01
Foto: Telam.

De acuerdo a un relevamiento de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), en ocho provincias hay “muy bajo o nulo” suministro en las estaciones de servicio: se trata de Santa Fe, Jujuy, Salta, Formosa, Tucumán, Misiones, Corrientes y Entre Ríos.

En las provincias de Chaco, Santiago del Estero, Córdoba, San Juan, Mendoza, Buenos Aires y CABA, en tanto, el promedio de suministro es de 20 litros por unidad. “El desabastecimiento que estamos sufriendo lleva más de dos meses. Se trata de un problema generado por la falta de divisas”, dijo Roberto Guarnieri, presidente de Fadeeac.

La falta de suministro regular de combustible también se refleja en los tiempos de los transportistas para lograr el abastecimiento: el 31% de los encuestados esperó entre 6 y 12 horas para poder cargar gasoil; y el 26% debió aguardar más de 12 horas.

El miércoles, YPF emitió un comunicado en el que aseguró que aumentará la oferta de gasoil para atender la creciente demanda, y que en los últimos tres meses del año esta demanda de gasoil fue récord en los últimos 10 años.

Este jueves, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, aseguró que el problema de abastecimiento en las provincias del norte del país "está en vías de solución", con la habilitación de "importaciones extras" del combustible.

Cerruti dijo que los problemas de aprovisionamiento del combustible derivaron de un crecimiento "del 20% del consumo de gasoil en las provincias del norte" y señaló tres factores que estarían detrás: "la estacionalidad de las cosechas", "el crecimiento económico" y "problemas en las provincias de frontera", debido a que por la diferencia de precios parte del combustible es adquirido por consumidores de Paraguay y Brasil.

El faltante de gasoil preocupa no solo a los transportistas sino a la producción agropecuaria ya que se produce en un momento clave, en el que coinciden la cosecha gruesa de granos, como soja y maíz y las campañas de azúcar y el limón.

Causas del faltante del gasoil

Si bien Cerruti centra el problema en el aumento de la demanda ("estacionalidad" y aumento de la producción del agro y la industria), también especialistas señalan un problema general de escasez de divisas, así como problemas estructurales en la oferta que empiezan a agudizarse.

  •  Aumento de precios internacionales: Esto acrecentó la brecha de precios con los valores locales. Hay un desfasaje entre el precio de venta y el de importación. Se estima que el 30% del gasoil que se consume en la Argentina es importado. La cotización internacional del barril de petróleo Brent —de referencia para el país— está en torno a los USD 116, mientras que el precio local del barril ronda los USD 65.

    “La situación de faltantes es una combinación de menor producción local de gasoil, demanda en máximos históricos y precios locales bajos, lo que desalienta importación que se compra a precios altos. La menor producción no es necesariamente por los bajos precios porque viene de hace varios años. No se puede exportar tan fácil porque se autoriza un volumen luego de agotado el mercado local”, explicó Julián Rojo, economista del Instituto Argentino de la Energía (IAE) General Mosconi.

  •  Especificidad del gasoil: La Argentina produce cada vez más crudo en Vaca Muerta, que es un crudo muy liviano, que luego se utiliza para la fabricación de productos livianos, como la nafta. Mientras que el gasoil requiere crudos pesados. “Cada vez hay más proporción de crudo liviano y menos de crudo pesado con el cual se puede generar más porcentaje de gasoil”, señaló Daniel Dreizzen, director de Energía en la consultora Ecolatina.
  •  Falta de divisas: “La Argentina importa mucho gasoil. Esas importaciones son dólares que salen y que representan pérdidas para YPF, que tiene que pedir dólares al Banco Central y luego vender a pérdida”, agregó Dreizzen. También destacó otras causas: en la Argentina, la mayor parte del transporte de carga se hace a través de camiones. Y son pocas las empresas que producen gasoil grado 3.
  •  Otro factor de los faltantes en las estaciones de servicio, según especialistas, es el aumento del precio del combustible a granel que fue superior a los incrementos registrados en las estaciones de servicio. Esto hizo que muchos transportistas dejaran de lado la opción de abastecimiento en playas privadas, para hacerlo en estaciones de servicio ubicadas en las rutas o en los centros urbanos.
  •  Zonas de frontera: Hay más presencia de vehículos de otros países, que buscan cargar combustible en las ciudades argentinas, por su menor precio. “Se observa una demanda extraordinaria asociada al consumo de vehículos de patente extranjera, en especial en zonas de frontera donde se registra un crecimiento que supera el 30%”, detallaron desde YPF.

    La demanda total de gasoil está por encima de la prepandemia y mantiene su ritmo creciente: abril supero en 8% la demanda de marzo de este año.

    Frente a esta situación, las compañías comercializadoras deberán importar la diferencia de volumen que no se produce en la Argentina. “El Gobierno está trabajando con las principales empresas refinadoras del país para que incrementen el actual nivel de importación de gasoil con el objeto de cubrir el cuello de botella al que nos está exponiendo el aumento excepcional de la demanda”, dijo Darío Martínez, secretario de Energía, este miércoles.

    La petrolera YPF anticipó que incrementará la importación en un 50% comparado a mayo, pasando de 2 a 3 barcos en junio y en julio a 4 barcos.




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias