×
×
Red Internacional

Hipocresía. Adolfo Rubinstein afirmó lo que se sabía: “Para Macri la salud pública no fue una prioridad”

El extitular de la cartera de Salud, en plena campaña electoral y en medio de la interna que se juega dentro del espacio de Juntos por el Cambio, decidió seguir los pasos de los “moderados” y despegarse de los “halcones”. Repudiable que recién lo diga.

Martes 20 de julio | 13:41

Adolfo Rubinstein fue ministro de Salud, hasta que el gobierno que integró, presidido por Mauricio Macri, lo transformó en secretaría. Desde su gestión, la salud pública continuó degradándose de los niveles que venían, que se profundizó en los gobiernos kirchneristas.

La explicación de Rubinstein, sobre este desprecio por la salud pública del gobierno que integró, se debe a que: "A mediados de 2018 el país comenzó a desbarrancarse y hubo un profundo cambio de prioridades. A mí me tocó ser ministro en ese momento. Tengo que confesar que la salud pública no fue una prioridad en el gobierno anterior y fue simbólico que se tomara la decisión de reformular los ministerios y se pasó el ministerio que yo conducía a secretaría, decisión de la que estuve muy en contra. La prioridad fue la crisis financiera y tratar de mantener la macroeconomía", a confesión de partes, relevo de pruebas.

Adolfo Rubinstein es un dirigente de la UCR, que rumbo a las PASO, se diferencian de Mauricio Macri. No es el único sector que integra la coalición Juntos por el Cambio que decidió correr a Macri de las próximas elecciones. Como sostuvo en su editorial Fernando Rosso, se trata de una estrategia, que en las principales candidaturas y en el perfil de la alianza se impuso el sector de Horacio Rodríguez Larreta “presentado como más moderado, contra el sector de Mauricio Macri y Patricia Bullrich que sería el más radicalizado”. Y agrega que se trata del “famoso juego de “halcones y palomas”, de “radicales y moderados”, de “progres y reaccionarios” o incluso, como muchas veces se presenta en las negociaciones”.

En este marco, Rubinstein se hace pasar por un antineoliberal que defendería la salud pública. Y agrega que “me parece que el radicalismo fundamentalmente va a acercar a la coalición cuando espero lleguemos al gobierno en 2023 porque es una opción de la importancia en las políticas sociales. Jamás en la historia de la humanidad se ha visto la salud pública como un problema tan importante y en la Argentina lo estamos padeciendo", agregó.

Ni Juntos por el Cambio, ni quienes hoy integran el Frente de Todos, pueden mostrar que gobernaron a favor de la salud pública. Desde el 2003 hasta hoy, vemos como se ha atacado a la salud pública, vía recorte de presupuestos en porcentaje de PBI. Incluso durante el ciclo de crecimiento excepcional, de los gobiernos de los Kirchner del 2003 al 2008, con tasas de crecimiento del 7 al 9 %, la salud pública en la Argentina siguió deteriorándose en forma progresiva. En medio de la pandemia, el gobierno de Alberto y Cristina, optó por pagar la deuda, a costa de retirar el presupuesto de covid para el año 2021.

Por último, por más que la UCR, que hoy adopta el perfil de “paloma”, hay que subrayar que fue responsable de gobernar y defender cada una de las políticas que se llevaron adelante dentro del gobierno Cambiemita, incluso, el deterioro de la salud pública.

Mientras que la imagen de Mauricio Macri está muy desgastada, máxime cuando enfrenta la acusación de haber enviado armas a Bolivia, para apoyar el golpe contra Evo Morales, sus viejos aliados se despegan.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias