×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Frente a la inminencia de la segunda ola de Covid-19, el Gobierno de la Ciudad pretende flexibilizar los protocolos en las escuelas. Según la ministra de educación, buscan volver a jornadas prepandemia, con todos los chicos en las aulas y horario completo.

Lunes 22 de marzo | 13:06

Frente a la inminencia de la segunda ola de Covid-19, el Gobierno de la Ciudad pretende flexibilizar los protocolos en las escuelas. En una entrevista en un programa de La Nación+, Soledad Acuña, declaró que avanzarán con la eliminación del ingreso escalonado para que no se produzca un caos en la entrada y que evalúan, basados en supuestos estudios que lo justifican, prescindir del distanciamiento social.

Siguiendo el anuncio del ministro Fernán Quirós en conferencia de prensa de la semana pasada, la titular de la cartera de educación afirmó en que “lo que vamos a hacer es eliminar esto del ingreso escalonado que hace que en una hora se produzca un caos y que las 4 horas de presencialidad no se puedan garantizar completas”. Lejos de garantizar un correcto ordenamiento, el gobierno porteño, pretende eliminarlo.

Te puede interesar: Larreta habilita a quitarse el tapabocas pese a que hubo más de mil contagios en escuelas

Otro de los motivos por el cual no se está pudiendo cumplir la jornada completa, dijo Acuña, es que “a veces, depende de los niveles, en una familia de tres hijos puede ser que te toque la jornada simple a media mañana, en el principio o primera de la tarde”. La solución, amontonarlos en la entrada.

Acto seguido, ante la pregunta de uno de los periodistas sobre el distanciamiento, la ministra de educación, expresó, en contra de toda indicación de organismos e instituciones, que según supuestos estudios no sería necesario. Lo que no dijo es quién realizó y publicó esos estudios.

“Es algo que dejamos para más adelante, pero cada vez hay más publicaciones e investigaciones que muestran que teniendo el barbijo y teniendo ventilación, el distanciamiento no marca la diferencia”, afirmó.

“SI pudiésemos eliminar la variable del distanciamiento, te permite que todos los chicos entren en el aula, garantizando la ventilación, garantizando la higiene y garantizando el barbijo”, continuó. “Ahí volvés a la misma cantidad de chicos previo a la pandemia”, completó el periodista. Mejor expresado no se consigue.

Lo que no dijeron ni la Acuña ni los periodistas es que las condiciones en las escuelas no están garantizadas y que los docentes, no docentes y las familias se enfrentan a una situación de abandono como hemos reflejado en este diario a través de denuncias que nos llegan con irregularidades y faltantes de recursos e insumos y también todo tipo de amenazas para que no se difundan los casos sospechosos o confirmados de coronavirus.

Hasta la semana pasada, el Gobierno porteño reconoció más de 1200 contagios entre trabajadores de la educación y estudiantes. Se tuvieron que suspender las clases en 494 grados o cursos. Todo esto, en un contexto epidemiológico en donde los casos dentro del distrito aumentaron un 14% en los últimos 14 días. Sí y todo, pretende avanzar en el desmantelamiento del protocolo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias