Internacional

DIA DE LA ENFERMERIA

Actos en todo Brasil en el Día Nacional de la Enfermería

En Brasil, el país líder en número de muertes de trabajadores de la salud, superando a España e Italia juntas en este aspecto; hoy, en el Día Internacional de la Enfermería, hemos visto, en varios estados, manifestaciones de estos trabajadores. Ya hay 98 muertes, aparte de la enorme falta de información.

Martes 12 de mayo | 23:23

El 12 de mayo se celebra el Día Internacional de la Enfermería en conmemoración de Florence Nightingale, quien es considerada la precursora de la enfermería moderna. Una profesión que indudablemente es esencial para la sociedad en cualquier momento, toma aún más relevancia en esta realidad de pandemia.

En Brasil, así como en el resto del mundo, los y las enfermeras no tienen nada que celebrar. Bolsonaro pone en duda las muertes causadas por el COVID-19 mientras pasea a Jet Ski. Alentados por el presidente una su horda reaccionaria ataca las enfermeras. Mientras tanto estos profesionales, en su mayoría mujeres que están en la primera línea de salvar vidas y contener la pandemia, se manifestaron el varios puntos del país y pidieron lo básico: tests, licencias para grupos de riesgo y más elementos de protección personal (EPP). Sobre esto último, la situación es escandalosa. Muchos profesionales necesitan improvisar el equipo, usando bolsas de plástico o usando máscaras de mala calidad durante 12 horas, cuando yo recomiendo que sean 2 horas.

La situación de extrema precariedad laboral y de exposición absurda e innecesaria a la enfermedad se repite en todo el país. En Río de Janeiro, sólo en el Hospital Universitario Antonio Pedro hubo 3 fallecimientos causados por la enfermedad o, mejor dicho, por la falta de EPP.

Este martes el personal del hospital hizo un acto en conmemoración de estos compañeros y exigiendo mejores condiciones de seguridad laboral para enfrentar la pandemia. Mientras tanto, el gobernador del estado WIlson Witzel está aprovecha la pandemia para advertir que no pagará a los trabajadores estatales el segundo semestre. Witzel es miembro del conservador Partido Social Cristiano, del que fuera miembro el mismo Jair Bolsonaro hasta 2018.

En la ciudad de Cuiabá, capital del estado de Mato Grosso, según el Consejo Federal de Enfermería (Cofen), el estado tiene 17 trabajadores de enfermería que dieron positivo para COVID-19. Los datos de Cofen también apuntan a que más de 3.800 profesionales están infectados con el virus y otros 9.500 casos están siendo investigados. El martes los profesionales han honrado a los ya 98 muertos y han pedido más tests, porque no hay ni siquiera para el propio personal del hospital.

En Belém, los trabajadores de la salud del Hospital Universitario Barros Barreto exigieron condiciones de trabajo decentes para luchar contra la pandemia. Las pancartas defendían el derecho a la consulta y a la hospitalización del personal.

Un muñeco Bolsonaro con las manos ensangrentadas y el bolsillo lleno de dinero fue inflado en protesta contra el presidente y sus defensores en Brasilia, capital del país.

"Los que se lavan las manos, lo hacen en un recipiente de sangre" La frase de Bertold Bretch, impresa en el cartel que sostienen las enfermeras, parece más actual que nunca.

En el Hospital Universitario de la Universidad Nacional de San Pablo, los trabajadores realizaron otro acto de homenaje a los muertos por COVID-19, con globos blancos y negros y un minuto de silencio. Ya es la tercera acción del hospital, organizada por el Consejo Directivo de Base del Sindicato de Trabajadores de la USP (SINTUSP), que votó una medida ejemplar para formar un Comité de Trabajadores Hospitalarios con representantes electos para organizar la defensa de los trabajadores y las condiciones de salud, como la distribución de máscaras.

Mientras que el gobierno federal entregó 1,2 billones de reales a los bancos y a las grandes empresas, en los hospitales, los trabajadores siguen sufriendo las restricciones presupuestarias en salud y educación, siendo superexplotados y sufriendo largas jornadas de trabajo para enfrentar la crisis. Es necesario contratar inmediatamente más profesionales de la salud, junto con la nacionalización de los hospitales privados en un sistema de salud único dirigido por los propios trabajadores, porque ellos son los que conocen las demandas reales.

La lucha por un sistema sanitario estatal único controlado por los trabajadores debe ser llevada adelante por toda la izquierda y los sindicatos, mostrando que la pelea al mismo tiempo es por condiciones seguras de trabajo.

Además de toda la precariedad sanitaria que viene de varios años y gobiernos, varios sectores no esenciales se ven obligados a seguir trabajando, y en los sectores esenciales, muchos no tienen garantizadas ni siquiera las más elementales condiciones de trabajo y seguridad; al mismo tiempo los despidos y "contratos suspendidos", que autorizó Bolsonaro por decreto, no dejan de aumentar en la industria y los servicios.

Defendemos la autoorganización de los trabajadores y el control obrero de los servicios, porque este sistema de patronales nunca servirá a quienes realmente lo necesitan, sino que seguirá priorizando la economía, defendiendo a los bancos y a los empresarios. Seguirá pagando la deuda pública con el dinero que podría estar al servicio de la finalización de la pandemia.

Es extremadamente necesario levantar el Fuera Bolsonaro y Mourão también para presentar una bandera democrática elemental que cuestione no sólo a este gobierno, sino también a este régimen. Es el pueblo quien debe decidir: por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana.







Temas relacionados

Día internacional de la enfermería   /    #coronavirus   /    Coronavirus   /    Jair Bolsonaro   /    Enfermería   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO