Política

ACTO EN LAS HERAS

Cristina en la localidad de los petroleros condenados a perpetua

Mientras la presidenta anuncia obras, acuerdos petroleros y tecnológicos con Rusia, y habla de Las Heras como “pujante y creciente”, Ramón Cortés, condenado a cadena perpetua por haber luchado contra el impuesto al salario y las durísimas condiciones de trabajo, nos dice “en el pueblo no podés moverte, no podés hacer una protesta, te meten preso”

Gloria Pagés

Hermana de desaparecidos | CeProDH | @Gloria_Pages

Viernes 10 de octubre de 2014 | Edición del día

Cristina Fernández viajó a la localidad santacruceña de Las Heras para anunciar la inauguración de una serie de obras: una terminal ómnibus, repavimentación y agua potable para algunos barrios, acuerdos de infraestructura petrolera, entre otros anuncios. Radiante, en teleconferencia con Vladimir Putin, habló de estar viviendo “un momento histórico” por la incorporación de un canal de noticias ruso en español se incorpora a la TV digital argentina.

En el acto, escenario de todos estos anuncios donde se destacó la presencia de militantes de La Cámpora y Kolina, junto a algunos trabajadores de YPF, la presidenta fue secundada por funcionarios como los ministros Julio De Vido (Planificación), Héctor Timerman (Relaciones Exteriores), Alicia Kirchner (Desarrollo Social), el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, el CEO de YPF, Miguel Galuccio; y el gobernador Peralta.

"Las Heras pujante, creciente”, así se refirió a esta localidad, para cerrar festejando la existencia de una "juventud multiplicada a lo largo y ancho del país, irreversiblemente desacatada" que la sigue. Resulta que en esta Las Heras pujante, algunos “desacatados”, no tienen lugar. Los que luchan por mejores condiciones de trabajo y contra la criminalización de la protesta son castigados.

La última vez que la presidenta se refirió a Las Heras, lo hizo para condenar en cadena nacional, cuando la sentencia no estaba firme, a los obreros petroleros que por salir a luchar habían sufrido la persecución de la justicia imponiéndoles cadena perpetua, sin ninguna prueba en su contra, en un juicio donde la prueba fue arrancada bajo tortura.

Ramón Cortés, uno de los trabajadores condenados a perpetua, habló con La Izquierda Diario y nos decía “Cristina vino al pueblo de los que llamó asesinos, ahora se acordó que hay ’gente’, a nosotros sus palabras nos condenaron porque lo hizo para todo el país; eso no se lo vamos a perdonar nunca”. Ni Ramón ni sus compañeros tenían pensado ir al acto, sin embargo relata: “la gente del pueblo no podía moverse, cortaron todo, la entrada era para unos pocos seleccionados, no iba cualquiera ni el que quería, debía tener miedo Cristina, para colmo la terminal que anunció ni está terminada, es todo mentira, ¡y dice que somos pujantes!”.

Ramón tiene bronca, porque con este acto en Las Heras queda oculta la verdad de lo que allí sucede. “Hay que hablar de Las Heras como la ciudad donde se persigue, donde no podés luchar, no podés hacer ninguna protesta, no podés andar por la calle porque está llena de policías, te meten preso.”

La condena a cadena perpetua contra los petroleros de Las Heras es la causa más grave contra trabajadores desde la dictadura. La lucha contra el impuesto al salario y contra la precarización laboral fue resuelta con represión, persecución y con una causa armada acusándolos de matar a un policía sin prueba alguna. Osvaldo Bayer comparó su caso con el de los mártires Sacco y Vanzetti (ver: "Carta que Osvaldo Bayer envió al CeProDH para los petroleros de Las Heras")

Un juicio y una condena repudiada por personalidades de los derechos humanos y centenares de organizaciones (ver: "Firmá el petitorio:: Sumate a la campaña") que siguen luchando por lograr su absolución. “Siempre dije que soy inocente. Los que tienen que estar presos son los que nos torturaron. Si no hubo tortura, lo tienen que demostrar”, no se cansa de repetir Ramón Cortés.

Ver video: Luego del discurso presidencial (1ero de marzo 2014) , referentes de los DDHH exigen la absolución de los trabajadores de Las Heras







Comentarios

DEJAR COMENTARIO