Juventud

CALL CENTER

Activo Contact Center suspende estando en actividad

Activo Contact Center, call center que gestiona servicios para el grupo Clarín y Cablevisión y compañía Zurich, suspende al 20% de su personal. Sin embargo su actividad no se ha frenado y se niegan a brindar las herramientas necesarias para el tele-trabajo.

Daniela Moreira

@_danieme Estudiante de Periodismo (Undav) - Secretaría de la Juventud del CeSoc Undav - Juventud del PTS

Lunes 4 de mayo | 18:23

El call center, Activo Contact Center, es otra de las empresas que aprovechó la luz verde que dieron el Gobierno y los Sindicatos para suspender al 20% de su personal. Los afectados son unos 180 trabajadores a quienes se les va a pagar el 80% de su salario.

Esta empresa tercerizada, emplea unas 600 personas, en su mayoría operadores telefónicos que venden productos y servicios para los grupos millonarios como Clarín y Cablevisión, la multinacional de seguros Zurich, entre otros.

Bajo el convenio colectivo del Sindicato de Empleados de Comercio, el sueldo promedio de un operador es de alrededor de $21.00; los suspendidos estarían cobrando unos miserables $17.000, un salario de indigencia. Muchas son trabajadoras jóvenes con hijos qué alimentar y que sostienen el hogar con sus ingresos.

Las duras consecuencias que este acuerdo tiene para la vida de los trabajadores están claras. No es de extrañar que el haghtag #CallCenterSalariosDeHambre se haya hecho popular en twitter y redes sociales, como respuesta a esta situación. Y que tantos jóvenes con trabajos precarios empiecen a buscar la forma de unirse y coordinar acciones de protesta.

Pero ¿ cuál es la justificación de las patronales y líderes sindicales?

Los trabajadores se enteraron al último día del mes que estaban suspendidos desde el 1 de Abril. La primer noticia la dieron los delegados sindicales que en su Instagram publicaron el acuerdo firmado por Armando Cavalieri entre la Federación Argentina de Empleados de Comercio y la Cámara Argentina de Centros de Contacto. Luego recibieron la llamada telefónica del personal de Recursos Humanos, que ante cualquier argumento del tipo “no puedo darle de comer a mis hijos con este recorte”, respondían “no podemos hacer nada”.

Si uno logra leer el acuerdo, escrito en un lenguaje formal y difícil de entender para para el común de los afectados: el pretexto de las suspensiones y rebajadas es evitar los despidos. Se basa en el decreto presidencial que prohíbe despidos por 60 días, pero que permite suspensiones por “causas de fuerza mayor”, leasé "cuarentena obligatoria". Hecha la ley, hecha la trampa.
Muchos ya se están preguntando que sucede luego de estos 3 meses, temiendo con justas sospechas que podrían quedar en la calle.

El discurso es que estas suspensiones se permiten por parte del Estado, contemplando el freno en la actividad de las empresas, debido al aislamiento social y obligatorio. Pero éste no es el caso de los call centers, que rápidamente implementaron la modalidad del teletrabajo, como es el caso de Activo Contact Center y no cesaron su actividad.

Entonces no es la falta de trabajo lo que se están cobrando los patrones con las rebajas de un salario antes ya miserable, si no baja rentabilidad que nada tiene que ver con los trabajadores.

En el caso de Activo Contact Center, las suspensiones son a aquellos que no pueden hacer el tele-trabajo, por no contar con una computadora o Internet en sus casas. Pero ¿no es acaso responsabilidad de las empresas, brindar las herramientas de trabajo y capacitación necesarias?
El recorte siempre viene para los trabajadores y a la avivada de las patronales ni el Gobierno ni el Sindicato las quieren frenar.

Reforma laboral o despidos masivos: estar organizados para lo que se viene

Son casi 1 millón 800 mil personas las afectadas por las suspensiones en todo el país, que junto a los despedidos suman 2,5 millones. Las rebajas salariales, sumado al congelamiento de los salarios y el pago del 50% de los mismos por parte del Estado con los fondos del ANSES, son acuerdos que los sindicatos han convenido sin que los trabajadores tengan tener voz ni voto. Y son ingredientes de una Reforma Laboral que la fuerza de los trabajadores y el pueblo supo rechazar junto a la Reforma Jubilatoria, pero que hoy se empieza a imponer de hecho, en medio de la crisis sanitaria.

Las formas de tele-trabajo, donde las empresas se ahorran grandes cantidades de dinero por no tener tener que pagar servicios de un establecimiento o no ser responsables por las herramientas de trabajo, son una forma de flexibilización laboral que además de afectar el bolsillo del trabajador y sus condiciones de trabajo, los mantienen divididos, dificultando la posibilidad de dar una respuesta colectiva frente a los ataques patronales.

Frente al avance persistente de las patronales sobre los derechos laborales más elementales y las condiciones de vida, con un Estado que los convalida y líderes sindicales vendidos; es necesario que los propios trabajadores se empiecen a organizar desde abajo, que crezca una fuerza que pueda frenar los abusos que cada día van en aumento.

Utilizando las posibilidades de comunicación que hoy en día permite la tecnología. Se necesita sumar fuerzas, entrelazarse a la red de resistencia que se está gestando por abajo, que involucre tanto a trabajadores de call centers como de los demás sectores precarizados que están hoy en la escena, como los de Mc Donald’s o Rappi.

Y desde estos espacios exigirles a los Sindicatos que pongan todos sus recursos para evitar que las consecuencias de la crisis económica y sanitaria la paguemos los trabajadores. Defendiendo el salario, los puestos de trabajo, las condiciones de seguridad e higiene. Pero también peleando por imponer un impuesto a las grandes fortunas y ganancias de empresarios, bancos y terratenientes, para que sean ellos los que por primera vez pongan el lomo y con ese dinero garantizar todos lo necesario para enfrentar la pandemia.

Si querés conocer más del tema podés seguir el programa de TV de la juventud precarizada los días jueves desde las 11hs en el Noticiero en Vivo de La Izquierda Diario.

También podés seguir a Precarizadxs Organizadxs

IG: @precarizadxorganizadxs
Twitter: @PrecarizadxsOrg







Temas relacionados

Zúrich   /    Cablevisión   /    Precarización laboral   /    Clarín   /    Call center   /    Suspensiones   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Juventud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO