Internacional

CHINA

Activistas de la "revolución de los paraguas" entran en el Parlamento de Hong Kong

Las elecciones en Hong Kong dieron como novedad el ingreso de la nueva generación opositora a Beijing. La nueva Legislatura promete una mayor polarización entre oficialistas y opositores.

Diego Sacchi

@sac_diego

Martes 6 de septiembre de 2016 | Edición del día

El gobierno chino esperaba las elecciones parlamentarias en Hong Kong con preocupación, todo indicaba que candidatos de nuevas fuerzas políticas surgidas luego de la llamada “revolución de los paraguas” consiguieran hacerse con una banca. Esas preocupaciones finalmente se hicieron realidad.

Seis candidatos de estas nuevas fuerzas políticas surgidas de la "revolución de los paraguas" de 2014, algunos de los cuales abogan abiertamente por la independencia de Hong Kong, lograron acceder al Parlamento hongkonés, en los comicios que se celebraron el domingo 6, con una participación récord de votantes. El otro dato llamativo es que de estos nuevos parlamentarios ninguno supera los 40 años y en su gran mayoría son figuras destacadas de las movilizaciones callejeras que sacudieron la isla durante 2014.

Uno de ellos es Nathan Law, quien lideró las históricas manifestaciones de 2014. Con 23 años, Law será el diputado más joven de la historia de la Cámara hongkonesa tras haber conseguido más de 50.000 votos.

Law lídera, el partido Demosisto, junto a Joshua Wong, el famoso activista que se alzó en la "revolución de los paraguas" como un referente de lucha. Wong, Law y otros activistas del movimiento estudiantil formaron el partido sabiendo que la mayoría no podría optar a estas elecciones al no contar con la edad suficiente.

Otra de las sorpresas la dio Eddie Chu Hoi-Dick, quien debuta en el pleno con 84.000 votos, convirtiéndose en el político con más apoyos. "El resultado muestra que la sociedad hongkonesa cree que se necesita un cambio de modelo en el movimiento democrático", dijo Chu Hoy-Dick, para quien la independencia de Hong Kong sobre China debería pasar a ser una opción dentro del proceso democrático, anticipando que está dispuesto a trabajar con otras fuerzas políticas afines para lograr este objetivo.

Renovación y crisis de los viejos partidos opositores

La irrupción de estas nuevas fuerzas fue a costa de los viejos partidos moderados opositores a Beijing. Fueron las movilizaciones del 2014 contra las imposiciones del gobierno central chino las que terminaron de mostrar a buena parte de los partidos tradicionales de Hong Kong como incapaces de enfrentar los mandatos de Beijing.

En gran medida los jóvenes, estudiantes y también trabajadores, que habían tomado las calles exigiendo mayores derechos democráticos y mejores condiciones de vida, fueron la base del desempeño electoral de estas nuevas fuerzas y de la pérdida de varias bancas entre los viejos partidos opositores de la ciudad. El Labour Party perdió dos de sus tres bancas. Otros grupos como los Neo Democrats no pudieron mantener su banca y ahora se enfrentan a la posibilidad de desaparecer del escenario político de la isla.

También parece ser una respuesta en las urnas de buena parte de la población de Hong Kong al aumento de medidas antidemocráticas y represivas por parte de las autoridades del gobierno central chino y las autoridades de la isla. Beijing ha buscado por todos los medios restringir las “libertades democráticas” y la cierta autonomía que benefician a la isla, surgidas como parte del pacto entre China e Inglaterra para devolver a las autoridades del gigante asiático el control sobre la ex colonia británica.

Hacia un escenario de mayor polarización en el enfrentamiento con el gobierno chino

Con los avances de estas nuevas fuerzas políticas, los opositores al gobierno chino, de conjunto -incluyendo los partidos liberales tradicionales, los localistas que defienden una mayor autonomía y las nuevas fuerzas independentistas- consiguen llegar a los 30 escaños. La cifra les permite superar el tercio de representantes en la Cámara, lo que les habilita a mantener el poder de veto para rechazar propuestas de los conservadores, entre ellas la de la reforma electoral para la elección del candidato al gobierno de Hong Kong, que hizo estallar las protestas de 2014.

Esto significa que la próxima sesión de la Cámara Legislativa promete un escenario de enfrentamientos mayores entre la oposición y el gobierno, dirigido por el impopular jefe del Ejecutivo CY Leung.

Aunque no esta claro si las diferencias dentro del campo opositor entre los pan-dem viejos y jóvenes legisladores recién electos se logren superar, esta claro que la irrupción de esta nueva generación nacida a la vida política en las movilizaciones puede generar una mayor polarización dentro y fuera del Consejo Legislativo. En especial a pocos meses de la elección del nuevo Jefe del Gobierno de la isla.

Para el gobierno chino se abre el desafió de tener que lidiar contra los aires independentistas en la isla, renovados por la llegada de una nueva generación a la política legitimada con un amplio apoyo popular. La permanente injerencia del gobierno chino choca cada vez más con amplios sectores que ya no apoyan la vieja fórmula de “un país, dos sistemas”, pero para el gobierno del gigante asiático la cuestión independentista es un desafio imposible de tolerar.







Temas relacionados

Revolución de los Paraguas    /    China   /    Hong Kong   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO