Sociedad

Abuso a las infancias: lucha colectiva para derrotar el encubrimiento

La asamblea Ni Una Menos Córdoba en reunión abierta recibió múltiples denuncias en relación con el abuso a las infancias. El espacio se abrió con la intención de pensar estrategias colectivas frente al conjunto de denuncias que llegaban de forma individual. Las denuncias de las madres y adultas protectoras apuntan contra las dos únicas fiscalías que atienden en materia de delitos contra la integridad sexual en la Provincia de Córdoba a cargo de Alicia Chirino e Ingrid Vago.

Lunes 24 de agosto | 10:11

Los casos de abuso a las infancias tienen mucho tiempo, pero también han aparecido situaciones específicas en época de cuarentena.
¿Hay más denuncias?¿El encierro indujo a mayor cantidad de abusos? ¿El personal especializado para atender denuncias y preparar informes es suficiente? ¿En qué condiciones laborales se encuentran las y los profesionales que reciben denuncias y articulan (con y desde el estado) salidas al Abuso Sexual Infantil (ASI)?

Te puede interesar: Dar de baja contratos, el bono navideño de Schiaretti para casi 300 precarizados del estado cordobés

La Asamblea Ni Una Menos Córdoba se mantuvo reunida, de manera virtual, todas las semanas durante la época de cuarentena a raíz de la pandemia provocada por el Covid - . Las denuncias desde el encierro obligatorio habían comenzado a multiplicarse en los casos de violencia de género, pero también los casos de abusos hacia las infancias cobraron, intramuros, insoportable visibilidad. Mamás y adultas protectoras de manera individual se dieron a la tarea de visibilizar en este espacio sus luchas por evitar que se aplicara el - inexistente y cuestionado - SAP (síndrome de alienación parental) ante las denuncias que realizaban.
En Córdoba existen dos fiscalías que receptan las denuncias e investigarían sobre delitos contra la integridad sexual. Sin embargo, los casos individuales que daban cuenta de que esas fiscalías “archivan, archivan y archivan” comenzaron a sumarse.

Te puede interesar: Fuera de Lugar, abuso sexual infantil

En este marco la Asamblea Ni Una Menos Córdoba propició abrir el espacio y dar lugar a una reunión que permita evaluar la magnitud de casos y situaciones.
La reunión del miércoles 19 de agosto constituyó un espacio virtual que puso en agenda de Córdoba el entramado de los abusos infantiles y los casos de pedofilia que, de manera sistemática, son archivados por Alicia Chirino e Ingrid Vago, ambas a cargo de las únicas dos fiscalías que atienden en materia de Delitos contra la Integridad Sexual, en la Provincia de Córdoba.

Te puede interesar: Abuso Sexual Infantil: menos del 4% de las denuncias llegan a juicio

Los testimonios llegaron desde Mendoza, Buenos Aires, Río Tercero y, por supuesto, desde Capilla del Monte, donde Así No Capilla del Monte ya es una colectiva reconocida por sus denuncias de abuso y presencia constante en las calles y en la plaza de la localidad serrana. Las que no lograron conectarse dejaron su denuncia en la voz de miembros de la asamblea, que pudieran expresarlas en su nombre.

La abogada Natalia Bilbao Carmona, participó en la reunión compartiendo desde el momento en que tomó la palabra su entusiasmo por haber logrado que un medio radial, radio Pulxo, trasmitiera un audio donde se escucha a la Fiscal Chirino en una capacitación, impartiendo desde ese lugar el paradigma que decide no creerle a las víctimas y resolver como Síndrome de Alienación Parental la mayoría de las denuncias de abuso que llegan a su fiscalía. Dejamos aquí el linkdel audio al que aludia Bilbao.

Bilbao Carmona es abogada en otros casos, como el de dos menores residentes en Villa Carlos Paz por los que se logró impedir una restitución a la familia paterna, donde se encontrarían con quien es padre y abusador.

La abogada agregó: “la justicia arranca diciendo que esto no existe, esto no pasa y a partir de ese convencimiento se llega a resultados en las pericias en los que se sostiene que el niño miente”. Natalia Bilbao desde su experiencia como litigante en casos de abuso a niños, niñas y adolescentes detalla que el paradigma es ideológico y patriarcal, insisten en que “si no habla, no existió”, refiriéndose a que lo que los pequeños de de 2 y 3 años no logran poner en palabras lo que ha sucedido con un adulto abusador. Es notable que los casos que más se archivan son los de menores de seis años. El sistema es muy perverso y el pedido de Jury a la fiscal Alicia Chirino está cajoneado. Bilbao sostiene que se puede reiterar el pedido de Jury por nuevas causas desestimadas por la aplicación del SAP.

Quien se acerca a registrar el abuso sexual en las infancias para ese 51 % de denuncias que ocurren en la propia casa de la víctima o en la de algún familiarcomienza a familiarizarse con algunas nociones: ASI (abuso sexual infantil); SAP (síndrome de alienación parental); Isap (inexistente síndrome de alienación parental) acuñado por adultos y adultas protectoras; revinculación (cuando el Estado interviene mediando en la responsabilidad parental).

Las niñas, los niños y adolescentes no mienten

En muchos casos detrás de un testimonio hay varias denuncias. Algunas de las denunciantes lo hacían por su hija o hijo, pero respondían a un conjunto de denuncias que pusieron el foco sobre una determinada institución. Esto se visualizó en los casos de “La Casita del Hornero”, en el que una mamá habló por su denuncia pero aclarando, de antemano, que las denuncias contra los miembros de esa institución ascendían a siete casos. O el muy conocido ya “Caso Collegium” por el que intervinieron la abogada y algunas de las mamás, pero del que sabemos que hay ya 24 denuncias.

La aplicación indiscriminada de la Ley Nacional 24.270, que determina penas de prisión para el adulto que obstruyere el contacto de menores con sus padres no convivientes, trae aparejada situaciones en las que se prolonga el abuso sexual hacia las infancias. Se ha convertido en un recoveco legal que perpetúa el abuso y persigue a la madre o adulta/to protector, que intenta apartar al menor víctima de abuso de las garras de su abusador.

En la reunión de la Asamblea emergieron al menos dos casos de madres "protectoras" (como se llaman entre ellas) que, intentando no quedar atrapadas en la aplicación de la ley 24.270, deciden convertirse en madres en tránsito, como salida urgente para evitar que un menor continúe frecuentando al abusador. Ser una mamá "en tránsito" es decidir mudar de vida, irse de sus lugares de origen o de asentamiento para evitar la revictimización de sus hijos e hijas cuando la justicia ordena "revincular" a niños y niñas con sus abusadores. 

Una de las mamas "en tránsito", oriunda de Córdoba, participó desde Mendoza, y su extensa intervención apuntó repetidas veces a recomendar, a quien la quiera escucharla, que no hagan denuncias en Córdoba. Su punto de vista es el de quien ha padecido con la justicia cordobesa y a la vez se ha apoyado en las experiencias de otras mamás y adultas protectoras.

El Poder Judicial de Córdoba cuenta con dos fiscalías de instrucción para delitos contra la identidad sexual. Una a cargo de Alicia Chirino, la otra a cargo de la fiscal Ingrid Vago, ambas son denunciadas en la asamblea por encubrimiento. A Chirino se le inició un Jury, que no prosperó.

Los testimonios brindados fueron generando el convencimiento de que la lucha no es individual, porque el desgaste que viven quienes protegen y denuncian es muy grande. El apoyo mutuo y la visibilización del oscuro entramado judicial tiene que hacerse demostrando que el archivo de las causas de abuso es sistemático y que la indiscriminada aplicación del SAP trae aparejada revictimización.

Texto de la Ley: [->http://servicios.infoleg.gob....]

V. participa tratando de transmitir a la reunión cual es ánimo de quienes están dando luchas contra el abuso infantil: “Los adultos protectores nos transformamos en despojos, no hay psiquis que resista, nos cuesta mucho sostenernos entre nosotras y nosotros. La salida sí o sí es colectiva. A la inoperancia y al encubrimiento le tenemos que contraponer lucha, impedir que nos basureen, que nos contesten que las fotos de nuestros hijos e hijas en las redes pedófilas son delitos informáticos”.

A.V. , tiene 16 años, es miembro activa e independiente en la Asamblea Ni Una Menos Córdoba y su testimonio empañó los ojos tras las pantallas del meet. Vivió el horror de la violación cometida por su progenitor al volver del último Encuentro Plurinacional de Mujeres. Increíblemente, en su caso, también se pretendió aplicar el SAP. Hoy su adulta protectora es una tía que se suma a los testimonios que se vierten en la reunión. A.V. y su tía coinciden en el convencimiento de que “la lucha debe ser colectiva”.

B.C. interviene desde Buenos Aires. Lo hace por el caso de su sobrina (5 años) y su hermana N.C., mamá de la niña, quien por defender a su hija ha sido llevada a juicio en aplicación del SAP que fue validado por la OMS. 
 
El caso fue conocido a través de La Voz del Interior y esto es caracterizado por B.C. como un atropello que constituye violencia simbólica. En este momento hay una campaña para juntar firmas, a la que la asamblea Ni Una Menos adhirió, con la finalidad de apoyar a N.C.

A su tiempo N.C. también tomó la palabra para expresar que cuando denunció al progenitor de su hija contaba con certificados médicos expedidos que constataban lesiones en la menor de apenas tres años. Sin embargo, también en esta causa se aplicó la Ley 24.270. Esto significó que N.C. fuera llevada a juicio y que el abusador y padre de su hija continúe teniendo acceso al domicilio de la pequeña, que está bajo custodia de la abuela paterna. N.C. resume: “esta ley les permite decir que es la madre la que está loca, que es la madre la que induce al niño o niña a que sienta miedo de quien le ha provocado ya un daño físico y psiquico”.

El colectivo “Así No Capilla del Monte” que surgió para acompañar a los numerosos casos que tenían luegar en el Valle de Punilla, entre los que se cuenta el de Flavia Saganías, participó en la asamblea a través de la palabra de P.R. quien sostuvo la necesidad de contar con una red que impida la criminalización de la madre protectora y luche por la condena social de los abusadores.

Otros testimonios dieron cuenta de que el 3,8% de las causas de ASI llegan a juicio y, al mismo tiempo la Provincia de Córdoba está tercera en difusión de pornografía infantil en el país.

La asamblea culminó luego de cuatro horas de exposiciones y debates. La resolución tomada al finalizar apunta a emprender una gran campaña contra los abusos y la pedofilia desarrollando diversas acciones que visibilicen la lucha. La próxima semana, el miércoles 26 de agosto, a las 17:00 hs el encuentro es en Colón y General Paz para marchar hasta el Patio Olmos. Es la primera de una serie de acciones que culminarán el día 19 de noviembre de 2020, conmemoración del día internacional de la lucha contra el maltrato infantil.

Entre las principales demandas se consignan el fin de las "revinculaciones" forzozas que revictimizan; la capacitación en derechos de NNyA, perspectiva de género y derechos humanos para los equipos técnicos intervinientes así como la desestimación del Síndrome de Alienación Parental (SAP); la revisión de los puntos de pericia y el derecho de acceso a la cámara gesell entre otros. Además, exigirian la destitución de las juezas Alicia Chirino, Ingrid Vago caracterizadas por "archivar" numerosa cantidad de causas de abuso sexual infantil . Desde la organización señalaron la complicidad y el encubrimiento del Estado y su Poder Judicial. 







Temas relacionados

Infancias   /    Justicia Patriarcal   /    Córdoba   /    Abusos sexuales   /    Justicia   /    Córdoba   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO