×
×
Red Internacional

El anuncio se conoció en las redes sociales y fue confirmado en conferencia de prensa por Abuelas de Plaza de Mayo. Hay todavía más de 300 adultos que fueron apropiados ilegalmente durante el régimen genocida. La lucha por recuperar su identidad es parte de la pelea contra la impunidad de los militares y sus cómplices civiles.

Escuchá esta nota
Jueves 22 de diciembre de 2022 | 19:00
Foto: @abuelasdifusion

Este jueves por la tarde se conocieron los detalles de la historia del nieto recuperado 131, por Abuelas de Playa de Mayo. Desde la sede de la Casa por la Identidad, ubicada en Avenida del Libertador 8151, CABA, brindaron una conferencia de prensa.

En el comunicado difundido más temprano desde su página de internet, Abuelas afirmó que “como si el fin de año se hubiera empeñado en cumplir deseos, luego de casi tres años, volvemos a celebrar el hallazgo de un nuevo nieto, el 131. Otra vez confirmamos que los casi 300 hombres y mujeres que viven con su identidad falseada están entre nosotros, y nos volvemos a ilusionar con un 2023 con más restituciones".

El nieto 131es el hijo de Lucía Nadín y de Aldo Hugo Quevedo, que fueron militantes del PRT-ERP desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar entre septiembre y octubre de 1977 en la ciudad de Buenos Aires. Para ese momento Lucía se encontraba embarazada de dos a tres meses.

Estela de Carlotto, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, aseguró que "en estos años difíciles centenares de mujeres y hombres se acercaron a nosotros". A su vez, planteó que 2000 muestras fueron por presentaciones espontáneas y otras 200 fueron analizadas a través de causas judiciales. Este caso surge a partir de una investigación judicial.

Ambos permanecieron detenidos en el CCD "Club Atlético" y "El Banco". Por testimonios de sobrevivientes, pudo saberse que Lucía fue retirada del CCD "El Banco" entre marzo y abril de 1978 para dar a luz. Estela señaló durante la conferencia de prensa que existen sospechas de que el joven que recuperó su identidad, con 44 años, pudo haber nacido en la Esma.

Fueron más de 500 los niños y niñas que fueron apropiados ilegalmente en los años de la dictadura militar. Esa apropiación implicó a los militares genocidas, pero también -como ocurrió en otras áreas- a múltiples civiles. La lucha por la restitución de la identidad es parte de la pelea por terminar con la impunidad de los genocidas y sus cómplices civiles.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias