Géneros y Sexualidades

INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO

Aborto no punible: tras el escándalo, sectores del Gobierno piden la renuncia de Rubinstein

El secretario de Salud quedó en la mira de funcionarios antiderechos, empezando por su jefa Carolina Stanley, quien redacta una anulación del protocolo de la ILE que Rubinstein había actualizado este miércoles.

Miércoles 20 de noviembre | 19:14

Foto Télam

En la tarde de este miércoles el apellido Rubinstein se transformó en trending topic de Twitter. Fue tras la decisión de Mauricio Macri de anular la actualización del protocolo de aplicación de la Interrupción Legal del Embarazo que el secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, había publicado a la mañana en el Boletín Oficial.

El presidente le ordenó a la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, que redacte una resolución que no solo anule la actualización firmada por Rubinstein sino directamente el protocolo que está vigente desde el año 2015.

La decisión de la Casa Rosada se produjo horas después de que la actualización del protocolo fuera publicada en el Boletín Oficial y se originó a partir de la reacción exasperada de varios funcionarios del propio Gobierno de Cambiemos y también de sectores íntimamente ligados al “papa peronista” Jorge Bergoglio, como el arzobispo de La Plata Víctor Fernández, aliado actual del Frente de Todos.

Entre los más rabiosos del oficialismo picaron en punta el presidente provisional del Senado Federico Pinedo y la diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires Dina Rezinovsky.

Pocas horas después Rubinstein comenzaba a estar en el ojo de la tormenta y el pedido de renuncia de unos pocos dinosaurios oficialistas se iría convirtiendo en rumor y, luego, en fuerte versión de posibilidad.

Entre quienes convirtieron el apellido del secretario de Salud en TT de Twitter se encuentran muchas personas opositoras al Gobierno de Macri y partidarias del Frente de Todos. Es que el tema es muy apropiado para “pegarle” al nivel de improvización y al perfil más derechista de Cambiemos.

De todos modos, el entuerto entre Rubinstein y sus compañeros de gestión no existiría si el aborto fuera legal, seguro y gratuito, algo que durante años el kirchnerismo en el poder y el peronismo de conjunto le impidieron a millones de mujeres, incluso cuando tuvieron mayoría en ambas cámaras del Congreso.

La pregunta es pertinente: ¿no querrán también que renuncie Rubinstein muchos referentes del peronismo que gobernará desde el 10 de diciembre, tan aterrorizados con el protocolo de aplicación de la ILE como Pinedo y Rezinovsky?







Comentarios

DEJAR COMENTARIO