Política

DESAPARICIÓN Y ENCUBRIMIENTO

Abogado de la familia de Facundo: “El Gobierno no está ayudando en nada, todo lo contrario”

Leandro Aparicio brinda información sobre el curso de la causa sobre el joven desaparecido desde el 30 de abril en Mayor Buratovich. Mientras sectores del Estado despliegan el operativo de encubrimiento, las “buenas intenciones” de otros sectores no aportan nada serio.

Daniel Satur

@saturnetroc

Viernes 17 de julio | 18:52

Foto FM De La Calle

El abogado Leandro Aparicio dio novedades este viernes sobre el caso de Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años desaparecido desde el jueves 30 de abril y a quien se vio por última vez mientras era subido a un patrullero de la Policía Bonaerense en la Ruta 3 a la altura de la localidad de Mayor Buratovich, a 90 kilómetros de la ciudad de Bahía Blanca.

Lo hizo como participante de la audiencia abierta convocada por diputados y diputadas del PTS en el Frente de Izquierda junto a familiares de víctimas de la violencia y el gatillo fácil policial y organismos de derechos humanos.

Mirá la audiencia convocada por la izquierda contra el gatillo fácil y la violencia policial

Ante todo Aparicio manifestó que a la querella, en verdad, a esta altura no le “interesan los 300 policías de la Federal que ahora andan dando vueltas. Con Cristina estamos abocados a organizar el tema del perito de parte Marcos Herrero, que queremos que vaya a un lugar determinado con sus perros. La madre de Facundo tiene mucha confianza en lo que pueda aportar él. Ahora estamos esperando a que Herrero pueda hacer su trabajo”.

Aparicio habla con indignación, luego de que esta semana circulara mucha información falsa o deformada sobre las novedades en la causa judicial que encabeza el fiscal federal de Bahía Blanca Ulpiano Martínez.

Testigos y testigos

“El lunes la pasamos muy mal, hasta experimentamos sentimientos encontrados, llegando a pensar ‘bueno, entonces puede ser que Facundo esté vivo’ (porque queremos que esté vivo)”, dijo Aparicio en referencia a un testimonio de identidad reservada “encontrado” por la Policía Federal el lunes a la noche y presentado a declarar el martes a la mañana. “Esa testigo le hizo muy mal a Cristina y a nosotros. Nunca el corazón me latió tanto. Prefiero morir porque me cagan a tiros y no por un infarto por unos hijos de puta que nos están haciendo la cama”, dijo el abogado.

Luego de ver esa declaración testimonial, “de la que tanto se dijo que era una señora lo había llevado a Facundo a Bahía Blanca”, Aparicio confirma que en verdad “es un testimonio totalmente fragmentado. No dudo de la veracidad de lo que dijo esa persona, pero no lo reconoció a Facundo, no reconoció la fecha y no llevó a nadie hasta el lugar que dicen que llevó a Facundo”.

El abogado agregó que recién este viernes terminaron de declarar los testigos que la querella presentó y que sustentan la hipótesis de una desaparición forzada. “Hoy estamos más convencidos que ayer de que Facundo está desaparecido por la Policía de la Provincia de Buenos Aires”.

Seguí toda la cobertura del caso de la desaparición de Facundo Astudillo Castro

“Protocolo encubridor”

Luego se refirió a un “protocolo” o tácito manual de operaciones desplegado para encubrir las responsabilidades materiales del caso. “Acá estamos ante operaciones muy importantes. Cuando hablo de lo que están haciendo La Nueva Provincia y La Brújula, no es porque tenga problemas con ‘la prensa’. Acá se trata del poder, de una mafia relacionada directamente con el Puerto de Bahía Blanca, con todo lo que eso quiere decir”, sentenció.

Leé también La Nueva Provincia: los dueños cambian, la impunidad queda

En ese sentido mencionó otro caso donde se repiten muchos de los mismos actores: el de la joven desaparecida y asesinada Katherine Moscoso. “Si digo que no me calienta hoy lo que están haciendo los policías en Buratovich es porque a nosotros en Monte Hermoso, con 300 policías alrededor, nos ‘plantaron’ el cuerpo de Katherine. Y esto estuvo todo avalado por la Justicia provincial, por la Justicia federal, por el poder de quienes manejan el puerto de Bahía Blanca y esos medios de comunicación que mencioné. Es un poder muy fuerte que el lunes, con ese testimonio, nos hizo dudar”.

Sobre los testigos presentados por la querella, Aparicio dijo que “son personas que no se mueren de ganas por ir a declarar por esta cuestión, pero lo hicieron con mucha valentía. Y dieron muchas precisiones. No nos quedan dudas de que el chico al que describen es Facundo, por innumerables detalles”.

Como ya se dijo, esos testimonios fueron prácticamente “encontrados” por la querella luego de que quisieron declarar ante la Policía y recibieron la indiferencia como toda respuesta.

“Teníamos que ir para atrás, buscar los primeros testimonios. Y cuando los conseguimos se activó inmediatamente el protocolo pedorro que tienen para desviar y ensuciar todo. Al primero de esos testimonios, cuando fue la primera vez a querer declarar, le dijeron ‘no porque no sos familiar, tenés que irte’. A ese testigo le terminaron tomando declaración en un papel de rotisería. Le preguntamos cómo era la actividad de la Policía en esos momentos de cuarentena y nos dijo ‘era una cacería lo que pasaba a la noche’”, relata Aparicio.

Mensajes y teléfonos

Otro de los testigos presentados por la familia es un amigo al que Facundo le mandó el mensaje que, por estas horas, circula por varios medios dando a entender que el joven podría haberse comunicado en la noche del jueve 30 desde Bahía Blanca. Al respecto Aparicio dijo que “Facundo tiene WhatsApp, Instagram, Twitter y parece que el único mensaje que mandó en su vida es ése”. Y agrega un detalle nada menor: “encima en ese mensaje nombra al testigo como ‘amigo’, lo que jamás hacía porque en verdad siempre le decía “Chanchi” o “Gordi”.

Captura del mensaje que consta en el expediente
Captura del mensaje que consta en el expediente

La pregunta, entonces, es quién y desde dónde mandó ese mensaje. “No sabemos dónde está el teléfono hoy, pero sí sabemos que, muy probablemente, Facundo no haya hecho nunca el recorrido que ese mensaje indicaría que hizo. Así que es muy posible que ese mismo día hicieron esa maniobra de llevar el teléfono a Bahía Blanca y desde ahí mandar el mensaje”, afirma el abogado.

Los abogados Aparicio y su compañero Luciano Peretto son conscientes de que aún falta llegar a otras pruebas. “Nos falta que se determine con el radar de los teléfonos de los policías (sistema VAYC) quiénes iban en el patrullero y en qué punto de sus recorridos pasó lo que pasó. Y junto a eso ver qué dicen los libros de guardia y de personal para saber quiénes son y citarlos a declarar todo lo que saben”.

La querella ya tiene individualizados a dos policías que habrían participado del hecho. “Pero para nosotros son todos desaparecedores, no es que unos desaparecen a alguien y otros encubren”, aclara. Y anticipa que la semana que viene aportarán nuevos testimonios a la cauasa, con los que confían estar “en condiciones de pedir dos detenciones más, de dos milicos que encubrieron”.

El Estado es responsable

Aparicio es muy crítico de cómo se están manejando los diversos resortes del Estado en la búsqueda de Facundo y el esclarecimiento de lo que pasó con él. Por un lado, cuestiona el accionar del fiscal Martínez.

“Yo ya discutí bastante con él y, a esta altura, creo que ya es momento de plantear seriamente su apartamiento de la causa. No tenemos por qué padecerlo más. No es solo que conduce mal la investigación sino que, al menos eso creo yo, está operando para el enemigo”, sentencia sobre el funcionario judicial que, además, “está denunciado por organismos de derechos humanos por su amistad con algunos genocidas”..

En ese sentido, también cuestiona el accionar de los funcionarios políticos tanto provinciales como nacionales. “Acá hay una maniobra de encubrimiento institucional clara. El ministro de Seguridad Berni dice que no tiene elementos. Bueno, que nos espere unos días que le vamos a llevar una carpeta llena de elementos que encontramos nosotros, que para algunos somos unos inútiles”, dice enérgico Aparicio.

Y sobre el rol del Gobierno nacional, agrega que “si hay funcionarios que están tan preocupados y si hasta la ONU les pidió que investiguen con inmediatez y exhaustividad, lo que les pedimos, sea a la ministra de Seguridad (Sabina Frederic) o a quien corresponda, que lo hagan. Nosotros pedimos hace un mes que se secuestraran los libros. Tardaron semanas en hacerlo. Y este lunes, cuando fui a la Fiscalía, tuve que pedir yo que los abran y analicen”.

Y agregó un dato clave: “este jueves, después de escuchar testimonios, fui a la Policía Federal a ver cómo estaba lo del escaneo de los libros. Encontré a una chica de civil, que estaba escaneándolos, sola, con una caja llena de papeles. Me dijo que el escaneo total estará para miércoles o jueves que viene. Y para colmo, los mismos federales que están ahí con ella son ‘infiltrados’ que les pasan información a los mismos medios que publican cualquier tipo de falsedades”.

Seguir movilizando y reclamando

“No tenemos la compañía del Estado sino todo lo contrario. La Policía Federal nos está metiendo la pista falsa y el fiscal está operando en nuestra contra”, afirma Aparicio. Y por eso le envía un mensaje claro a la ministra Frederic y sus funcionarios: “que releven a los federales que están en la investigación ahora y que venga otra gente, de la Procuvin o del Ministerio mismo, pero que se ponga las pilas y avancen. Porque nosotros vamos a diez mil y ellos van a dos por hora”.

Por último, el abogado se mostró optimista de avanzar en la causa a nivel de la querella. “Si le metemos un poco de nafta súper a esto, creo que estamos muy cerca de pedir las detenciones de los policías que identificamos. El elemento subjetivo de tres personas que ven a Facundo, entre las 15:30 y 16 de ese día, siendo metido en un patrullero, está. Y son tres testigo superverosímiles”, detalló.

“Ojalá Facundo esté vivo y nos estemos equivocando, pero lo que nos están indicando todos los testigos de estos días es a otra cosa”, reflexiona el abogado de larga experiencia en casos como el de Facundo. Y pide a organismos de derechos humanos y a la sociedad en su conjunto “ejercer la presión para que, si el Gobierno realmente quiere ayudar, ayude en serio y mande gente que tenga ganas de laburar”.







Temas relacionados

Facundo Astudillo Castro   /    Sabina Frederic   /    Desaparición forzada   /    Vicente Massot   /    Policía Bonaerense   /    Axel Kicillof    /    Sergio Berni   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Bahía Blanca   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO